‘Roban’ tranquilidad a indígenas

La presencia sostenida e irrefutable del narcotráfico en las comunidades indígenas de México ha obligado a estas poblaciones a desplazarse por la violencia, por lo que no debe seguir ocultándose, aseguró Carlos Arturo Hernández Dávila, docente de la Escuela Nacional de Antropología e Historia.

En el conversatorio Cerocahui: Martirio y Violencia, organizado por el Departamento de Ciencias Sociales y Políticas de la Universidad Iberoamericana, el académico afirmó que las comunidades rarámuri se han tenido que desplazar a las grandes ciudades de Coahuila y Chihuahua para huir de la violencia.

Señaló que la crueldad en las comunidades indígenas es cada vez más compleja, ya que el crimen organizado las obliga a trabajar como esclavos en los plantíos de amapola, y les ha quitado la tierra donde sembraban maíz.

Marisol López Menéndez, académica del Departamento de Ciencias Sociales y Políticas de la Ibero, sostuvo que en la sierra Tarahumara hay vínculos entre los diferentes niveles de gobierno y la delincuencia.

En un comunicado, la Ibero señaló que la experta expuso que “se tiene tala clandestina, narcotráfico, tráfico de personas, toda una serie de delitos que parecen incrustados en la región”.

Acerca de Agencias

Te puede interesar

En Baja California, Guardia Nacional detiene a persona en posesión de más de un millón de pesos

En el marco del Plan Nacional de Paz y Seguridad 2018-2024, en Tijuana, Baja California, …