Emilio

Columna: Prospectiva

Por: Emilio de Ygartua M.

SEGUNDA Y ÚLTIMA PARTE

*Se puso en marcha la primera etapa de la refinería Olmeca

*Un retroceso de dos siglos

*Las corcholatas se presentan en sociedad

*¿Actos anticipados de campaña?

*¿Nuevo Orden Mundial o Guerra Fría 2.0?

México está comprometido con la transición a energías limpias: AMLO

En la agenda de la reunión binacional está el tema de las energías limpias, la transición en el uso de energías fósiles, en el propósito de cumplir con los compromisos derivados de la Agenda 2030 impulsada por la ONU para enfrentar los efectos del cambio climático.

En este punto, el tabasqueño, frente a los señalamientos recurrentes de sus opositores que señalan que la Cuarta Transformación que él impulsa está peleada con la transición a las energías limpias, señaló enfático que México cumplirá con ese compromiso, lo cual ya manifestó a los enviados de Washington. Durante su visita a Estados Unidos hará lo propio con el presidente de esa nación.

Andrés Manuel ha señalado que sus críticos no quieren aceptar que esa transición deberá ser gradual, que el uso de energías fósiles todavía va a durar un buen tiempo. Es cierto que estamos transitando al uso de automóviles híbridos y eléctricos, pero se nos olvida que la fabricación de un vehículo, y muchos otros productos, requieren de los derivados del petróleo.

En este punto, digo yo, adquiere particular importancia que la nueva refinería construida en Dos Bocas, al tiempo que genere gasolinas que reduzcan nuestra dependencia del mercado norteamericano, impulsen la petroquímica secundaria lo que generaría enormes dividendos y reduciría nuestra dependencia del exterior de los tan demandados derivados del petróleo.

Con la vista puesta en el escenario internacional, López Obrador señaló que la guerra entre Rusia y Ucrania ha hecho más evidente la dependencia de varios países europeos del petróleo y del gas de Rusia, nación que se ha valido de esa situación para presionar a los países occidentales opuestos a sus afanes geopolíticos.

Cuando arriben el presidente y su comitiva a la capital de los Estados Unidos, encontrarán a un mandatario recién desempacado de su viaje por Europa del cual comentaremos más adelante. Biden está viviendo un escenario muy complejo al interior de su país. Su permanente lucha contra los legisladores republicanos es tema cotidiano. Sus opositores han sabido ponerles barreras a sus más importantes iniciativas. Le han cerrado la caja lo que ha hecho imposible implementar medidas adicionales orientadas a impulsar una economía que parece marchar,inexorablemente,hacia una recesión, escenario del que seguramente hablarán los dos mandatarios.

Desde su campaña electoral, y a lo largo del año y medio de gestión, el mandatario demócrata ha insistido en la necesidad de transitar hacia un modelo de energías limpias como estrategia para frenar los nefandos efectos del cambio climático. Recientemente, este compromiso ha recibido un duro golpe de la Suprema Corte de Justicia (dominada por seis de nueve jueces conservadores)que ha dictado una sentencia que limita el poder de la Agencia de Protección Medioambiental (EPA, por sus siglas en inglés), cuya tarea primordial es imponer límites a la emisión de dióxido de carbono y otros gases de efecto invernadero que contribuyen al calentamiento global.

Los tres magistrados progresistas, al emitir su voto particular,coincidieron en que la sentencia del Poder Supremo “le quita a la EPA el poder para responder al reto medioambiental más acuciante de nuestro tiempo.”

Esta decisión del Tribunal Supremo de los Estados Unidos no puede verse como un hecho aislado; se concatena con otras dos decisiones que han impactado a buena parte de la sociedad norteamericana en los últimos días: primera, la sentencia que consagra el derecho a llevar armas de fuego en público, aprobada en el mismo momento en el que republicanos y demócratas alcanzaban un histórico acuerdo en el Congreso para regular el uso de armas. Segunda,la sentencia que revierte los derechos de las mujeres consagrados en la Constitución, desde hace cinco décadas, que estableció la legalidad del aborto.

Un retroceso de dos siglos

La decisión de seis de los nueve integrantes de la Suprema Corte de revertir el derecho constitucional a proteger la libertad de una mujer embarazada para elegir abortar sin excesivas restricciones gubernamentales es muy lamentable, no sólo los efectos internos, además, por los contagios que esa decisión puede tener en el mundo que vive hoy una evidente guerra cultural en Occidente y entre Oriente y Occidente.

De un plumazo, estos seis jueces ultraconservadores dejaron sin efecto la sentencia emitida en 1973 por la Corte Suprema de los Estados Unidos que decidió anular muchas leyes federales y estatales sobre el aborto.El caso Roe contra Wade reconfiguró la política estadounidense, dividiendo a buena parte de la población en movimientos a favor y en contra del aborto. El escenario actual será nuevamente de polarización con grupos minoritarios (mujeres) reclamando el regreso del derecho perdido.

Esta lucha se dará en el contexto del proceso electoral de noviembre próximo y será, para los demócratas, parte fundamental de su plataforma para este año y para el 2024. Los republicanos, por el contrario, buscarán sumar a quienes comulgan con esta decisión de la Suprema Corte, entre ellos, personas menores de 50 años que creen que las luchas feministas han ido demasiado lejos. Entre los que así opinan,están, que paradoja, muchas mujeres.

El 24 de junio pasado, la Suprema Corte de los EU, al anular la sentencia expedida por ella misma en 1973, decidió excluir de la Constitución Federal este tema y regresarlo a las legislaturas de los estados. Dejó de ver por las minorías revirtiendo también un principio constitucional establecido en 1803, cuando el juez John Marshall (caso Marbury contra Madison) resolvió que la Corte no estaba facultada para dirimir este tipo de casos.

¿Invocarán los demócratas que este resolutivo del Tribunal Supremo es inconstitucional porque amplía la jurisdicción original del Tribunal de la jurisdicción definida por la misma Constitución? Contrario a lo ocurrido en 1803, la Suprema Corte ha decidido hoy intervenir en este caso particular lastimando su posición como árbitro final de la ley.

Las tres sentencias invocadas tienen que mirarse a través del crisol electoral. De tras de ellas están los republicanos alineados al trumpismo que ha contado con el apoyo de esos seis jueces, tres de ellos nombrados por el exmandatario. Con la vista puesta en las elecciones de noviembre próximo, estas tres sentencias pueden generarles a los republicanos el número de votos necesarios para que los demócratas, que parecen totalmente desarmados ante esta situación,pierdan la mayoría en la Cámara de Representantes y el equilibrio en la de senadores.

El conservadurismo se está consolidando en los Estados Unidos. Es una corriente que viene desde sus orígenes como nación (hoy se cumplen 256 años del inicio de su proceso de independencia) que se ha venido consolidando desde el final de la Segunda Guerra Mundial, adquiriendo preponderancia durante la administración de Ronald Reagan (1980-1988), tomando gran fuerza en el gobierno de George W. Bush (2000-2008), y llegando a su clímax con Donald Trump quien, curiosamente, nunca se manifestó contra la legalización del aborto hasta que se convirtió en candidato presidencial republicano en 2016, pero hoy esa postura le genera enormes dividendos.

No son exagerados los temores manifiestos por aquellos que ven esta decisión de la Suprema Corte como el principio de una escalada contra otros derechos alcanzados con el apoyo de los grupos liberales: diversidad sexual, matrimonios igualitarios, inclusión social, equidad de género.

La xenofobia, la violencia racial, son nuevamente, los argumento que esgrimen los grupos radicales que, lo vimos el 6 de enero del 2021, son capaces de todo, incluso de hacer caso a las arengas de un presidente que nunca ha aceptado su derrota; que conminó a sus huestes a tomar el Congreso, en un tácito intento de Golpe de Estado, con la finalidad de revertir un resultado electoral que no le fue favorable. La crispación es evidente. Nunca tan cerca de un escenario como el que, en 1862 provocó una cruenta guerra civil.

Hablando de la Corte Suprema, puede ser que Joe Biden vea su cuarto dictamen como una especie de compensación: revertir la medida que ordenaba a los solicitantes de asilo esperar respuesta en México, que fue impulsada por su antecesor. Esta cuarta sentencia, sin duda, ayudará a reducir las presiones sociales, económicas y políticas que desde hace tres años se viven en nuestras entidades federales colindantes con los Estados Unidos.

Las corcholatas se presentan en sociedad

En lo nacional, es importante seguir el curso del proceso de destape y pasarela de las llamadas “corcholatas”, de los aspirantes a convertirse en abanderados de Morena en las elecciones presidenciales del 2024. La selección de la o del candidato será a través de encuestas. Así ha ratificado una y otra vez Mario Delgado, dirigente nacional quien, por cierto, enfrentó la semana pasada una andanada orquestada por un grupo radical que quiere tomar el control de ese partido para influir en la elección de su nueva estructura y, desde luego, manejar el proceso del cual habrá de surgir su abanderado.

Mientras son peras o manzanas, el domingo antepasado, como se había anunciado, se realizó un mitin “muestra músculos” en la capital del estado de Coahuila, estado que en el 2023 renovará su poder Ejecutivo. El que no pudo asistir fue el canciller Marcelo Ebrard contagiado de Covid-19, y todavía positivo. Los que sí salieron en la foto, con su dirigente nacional, Mario Delgado, fueron Claudia, Ricardo y Adán.

Este último,secretario de Gobernación desde agosto del año pasado, responsable de la política interior del país, apoyo fundamental en las estrategias impulsadas por el presidente López Obrador, concedió una entrevista al periódico “La Jornada”, en la que hizo explícito su deseo de convertirse en el abanderado de Morena y sus aliados en el 2024.

“Ser responsable de la política interior del país me da ciertas ventajas”, planteó Adán Augusto quien ha acompañado desde hace tres décadas a Andrés Manuel en su tenaz lucha, en su empeño por transformar a México. El otro tabasqueño, el otro López, tiene muy claro lo que significa recibir la estafeta para darle continuidad a un proceso de transformación que inició el 1º de julio del 2018, hace cuatro años, cuando más de 30 millones de ciudadanos expresaron, con su voto libre, secreto y directo, su mandato a favor del cambio, no de gobierno, del régimen, de la manera de hacer las cosas.

Adán sabe que hay tiempo suficiente para cumplir con las instrucciones del líder moral, caminar, sí, pero sin perder la brújula, sin descuidar las tareas encomendadas por el presidente, eso sí, sin utilizar recursos públicos paracumplir esa tarea. “Adán tiene una hamaca en su oficina. Trabaja de tiempo completo”, comentó Andrés Manuel durante su estancia en el terruño de ambos para la puesta en marcha de la nueva refinería, en cuya génesis el actual secretario de Gobernación jugó un papel importante siendo gobernador del estado.

Adán sabe, además, que,en este escenario inédito, de anticipo de los tiempos, todos los días se estará en el filo de la navaja. Atendiendo la petición del senador victimizado, acompañado del reclamo de las oposiciones, el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación ha autorizado al INE “investigar sobre las posibles violaciones al marco normativo electoral”.

¿Están las corcholatas realizando actos anticipados de campaña?

La semana pasada reproducimos en este espacio tres opiniones al respecto. Una, de plano, señala que sí existe una violación a la normativa electoral y que se trastoca la equidad. Las otras dos coinciden en señalar que no se caen en actos anticipados de campaña, porque no ha iniciado el proceso en sí.

Pronto sabremos cuál será el comportamiento del dúo dinámico Córdova-Murayama, cuya imparcialidad ha estado muy lejos de lo esperado y obligado para un funcionario electoral. No omito comentar que el presidente del Consejo General del INE participó la semana pasada en un foro internacional sobre democracia y participación ciudadana en proceso electivos, llevando a ese espacio sus desencuentros con el gobierno federal y su partido.

En ese escenario, el funcionario electoral acusó al gobierno federal de pretender vulnerar la independencia del INE, de negarle recursos adicionales.  Lorenzo Córdova señaló que ha habido lo que llamó actos intimidatorios contra él y otros funcionarios electorales. De pasadita, descalificó la iniciativa de reforma electoral enviada por el Ejecutivo federal al Congreso, al considerarla sin fundamentos reales y con un único propósito: “revertir lo avanzado y tener un marco legal a modo”.

Córdova, como los integrantes de la “Alianza va por México”, han decidido cerrarle la puerta, como con la reforma eléctrica, a la reforma electoral, aunque tenga propuestas consideradas por muchos como positivas.Está claro que ni el PRI de Alejandro Moreno, ni el PAN de Marko Cortés, tienen la más mínima intención de jugar el papel de opositores leales, ni cumplir con el encargo.

Alito ha perdido totalmente la brújula. Su afán de mantenerse como dirigente nacional del tricolor lo está llevando a un callejón sin salida. Ahora acusó al senador y ex secretario de Gobernación Miguel Ángel Osorio Chong de querer dividir a su partido. Se ha negado a un nuevo encuentro con ex dirigentes, pero sí ha tenido tiempo para presentar una iniciativa absurda: armar a la población para que se defienda de la delincuencia en sus casas.

Con razón Dante Delgado Ranauro, líder de Movimiento Ciudadano,ha rechazado cualquier tipo de alianza con el PAN-PRI-PRD. El que dijo “quiero ser candidato a la presidencia”, es el senador panista y ex secretario de Gobernación con Vicente Fox (era su gallo Calderón, les ganó el parpadeo) Santiago Creel.

¿Nuevo Orden Mundial o Guerra Fría 2.0?

En 1949, en el contexto de una recién nacida Guerra Fría que se extendió hasta 1990, nació la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), que lleva ese nombre derivado del acuerdo firmado antes de concluir la guerra y antes de los acuerdos de Potsdam que decretaron la división de la Alemania recién vencida, y la del mundo en dos grandes bloques. En 1982, España, precedido de un referéndum, ingresa a la OTAN y es aceptada como socio de la Comunidad Económica Europea, hoy Unión Europea. Felipe González (PSOE), fue el artífice de ese proceso que marca un antes y un después para esa nación.

Cuarenta años después, la nación ibérica fue la anfitriona de la reunión de los jefes de Estado y gobierno de las 30 naciones que integran esta organización multinacional creada para contener el avance del socialismo en Europa. Cuatro décadas después, luego de 32 años de vivir en un mundo unipolar, esta reunión se desarrolló en un contexto similar al vivido en los años cincuenta del siglo pasado.

Hace un par de semanas Vladimir Putin decretó en San Petersburgo el fin del mundo unipolar y, con ello la conclusión del período hegemónico de los Estados Unidos. Los treinta de la OTAN (que pronto serán treinta y dos luego de que Turquía quitó el veto a Suecia y a Finlandia), liderados por el presidente Biden que, hay que decirlo, está teniendo mejores resultados en lo externo que en lo interno, ha puesto en claro que no cederá el trono a China, ni permitirá que Rusia continúe poniendo en peligro la estabilidad mundial, me refiero a la económica, aunque ello signifique volver a una fase aguda de tensión por el aumento del armamentismo.

¿Cuáles fueron los acuerdos de la cumbre de la OTAN realizada en Madrid?1. La definición de un Nuevo Concepto Estratégico. Una hoja de ruta para una década que define a Rusia como la amenaza más significativa y directa; 2. Se define a China, por primera vez, como un “desafío”; 3. La OTAN refuerza su capacidad de defensa y disuasión, especialmente en el Este de Europa; 4. Se inicia la entrada de Suecia y Finlandia; 5. Se estrechan los lazos con socios del Pacífico como Australia, Japón, Corea del Sur o Nueva Zelanda. Una señal hacia Pekín por sus amenazas de integrar a Taiwán a su territorio; 5. Un acuerdo que tiene que ver con España luego del lamentable evento migratorio provocado por Marruecos y la pasividad del gobierno de Pedro Sánchez: La OTAN se ha comprometido a defender la integridad de todos los miembros en sus territorios, lo que incluyen a Ceuta y Melilla.

¿Cuál fue la reacción de Rusia y China? Putin aseguró que la entrada de Suecia y Finlandia (con 1,340 kilómetros de frontera común) no tiene nada que ver con el eventual ingreso de Ucrania que le sirvió de excusa para iniciar la guerra. Amenazó con responder a Finlandia “de manera simétrica” si hay despliegue de tropas en las fronteras. Por su parte, Beijín dejó en claro que no le ha gustado el Nuevo Concepto Estratégico fijado en Madrid porque “ataca y difama maliciosamente a China, y porque la Alianza ha pasado a considerarla un “desafío”.¿Nuevo orden mundial o guerra fría 2.0? El tiempo lo dirá.

Acerca de NOVEDADES

Te puede interesar

Recomiendan no exceder peso en mochilas escolares

Llevar una carga mayor a la recomendada genera un sobreesfuerzo que da lugar a la …