‘Halla’ Samuel García agua para NL

El gobernador de Nuevo León, Samuel García, “halló” agua para Monterrey y su área metropolitana -que padece de una prolongada sequía-, pero no en su entidad, sino en el municipio de Arteaga, en Coahuila, en la comunidad El Arbolito, en el cañón del ejido Nuncio, colindante con Rayones.

En sus historias de la red social Instagram dio a conocer que abordó por la mañana de ayer un helicóptero e iba rumbo a Rayones para hablar con autoridades agrícolas, para llevar agua de este municipio de Nuevo León a Monterrey, sin embargo, no aparece ninguna reunión, ni mucho menos diálogo con ninguna otra autoridad, ni con ejidatarios del lugar.

En el recorrido que hace por la Sierra Madre Oriental muestra arroyos secos, pasa por la presa La Boca y publica que le quedan 47 días de vida para dotar de agua al sur de Monterrey, porque la sequía no cede y la presa está en un nivel crítico.

En Rayones, el Gobernador y su equipo abordan vehículos y recorren uno de los arroyos de esta sierra que aún conservan agua emanada de la sierra.

“Esto ya es Arteaga, Coahuila, no tienen idea de lo fresco y lo rico que huele aquí a naturaleza”, explicó en su video el Gobernador de Nuevo León.

“Estamos literalmente en un cañón (en el ejido Nuncio), y estamos haciendo lo posible por negociar con el sector agrícola, como en Las Lajas y en Montemorelos, para que mucha de esta agua llegue a la ciudad de Monterrey”, dijo en otra de sus historias en la red social.

Agregó en una más, mientras recorre el arroyo con los pies sumergidos, junto con su equipo: “a tres horas de Monterrey en carro, en Arteaga, Coahuila. ¡Ya era hora de refrescarnos!” continúa su camino por el arroyo.

“Miles de litros (de agua) por segundo en Rayones, y cada vez se pone mejor”, dijo mientras avanzaba su recorrido por el arroyo de la comunidad El Arbolito, en Arteaga, Coahuila.

En las historias hay opiniones a favor y en contra del “hallazgo” del Gobernador Samuel García; los comentarios en contra señalan que deje en paz el agua de Arteaga y que resuelva el tema de otra manera.

El pasado martes, el Gobierno de Nuevo León advirtió que la entidad entró a la etapa más complicada de la crisis del agua, debido a que la presa Cerro Prieto dejó de aportar agua a la zona metropolitana de Monterrey y municipios periféricos.

La Comisión Nacional del Agua, delegación Nuevo León, informó que al embalse ubicado en el municipio de Linares ya no se le puede extraer más agua por lo que la situación podría complicarse más en los próximos días, ya que la presa La Boca también agoniza, sólo que esta última aún aporta agua a la población.

Acerca de Agencias

Te puede interesar

En Baja California, Guardia Nacional detiene a persona en posesión de más de un millón de pesos

En el marco del Plan Nacional de Paz y Seguridad 2018-2024, en Tijuana, Baja California, …