Emilio

Columna: Enfoque médico

LA MEDICINA QUE VALE LO QUE PESA EN ORO

Por: Dr. Elias Córdova Sastré  

Pensemos por un momento en que tenemos o podemos comprar una medicina que puede impactar de forma tan importante en la niñez que es capaz de reducir la mortalidad infantil (7 a 364 días) un 25%, o disminuir la mortalidad neonatal (7 a 27 días) un 51% o impactar en la mortalidad postneonatal (28 a 364 días) al reducirla un 21%, o reducir la muerte súbita del lactante un 40%, reducir hasta un 43% la posibilidad de tener infección de oido, o un 22% el riesgo de tener asma, o impactar en la obesidad infantil al reducirla hasta en un 31%, o reducir un 57% el riesgo de padecer diabetes tipo 1 y un 33% la diabetes tipo 2.

O poder adquirir un medicamento que por otro lado pudiera impactar en las madres de tal forma que les ayude a bajar el riesgo de tener  diabetes tipo 2 hasta un 58%, o bajar el riesgo de hipertensión hasta un 13%, o el riesgo de tener cáncer de mama hasta un 28% y un 30% en el cáncer de ovario.

Ahora pensemos en un medicamento que pueda hacer ambas cosas, ayudar a bajar estos porcentajes de enfermedades y muerte en los niñ@s y además ayudar a las mujeres a reducir los riesgos de presentar estas enfermedades. Un medicamento así costaría mucho, algo así como su peso en oro. Este medicamento impactaría de tal forma en la salud poblacional que valdría la pena adquirirlo al costo de lo que fuera.

Ahora imaginemos que el medicamento no costara nada, que fuera gratuito, y que además la naturaleza le proporcionara este medicamento a cada mujer y tuvieran la opción de usarlo o no usarlo. Si bien las cifras estadísticas de este medicamento es una forma simple de hacer ver los beneficios y enfocar sobre la importancia de contar con el, este medicamento es real y a muchos nos fue administrado por mucho tiempo aunque esta temporalidad haya sido variable en cada persona.

Este medicamento no es otra cosa más que la Leche Materna, y los números arriba mostrados son reales, estos porcentajes han sido publicados en la revista de este mes de julio de la Academia Americana de Pediatría como parte de su declaración de política con respecto a la lactancia materna y el uso de leche humana; y es precisamente el tema a resaltar en esta Semana Mundial de la Lactancia Materna cuyo objetivo es informar sobre el papel que jugamos como sistema de salud, como gobierno o comunidad, en el sentido de fortalecer la cadena efectiva de apoyo al sostener y proporcionar entornos amigables con la lactancia materna (LM), a establecer la LM como el principio de una buena nutrición, de seguridad alimentaria y de reducción de desigualdades; de poder interactuar con personas y organizaciones que den un apoyo efectivo a la LM, y de ejemplificar con acciones con miras a fortalecer la capacidad de todos quienes participamos en pro de la LM  y los sistemas para permitir un cambio real. Fue en 1990 cuando 120 países se unieron en favor de la madre y el niño y es a partir de 1992 cuando se instaura por parte de UNICEF y OMS la primera semana de agosto, como la Semana Mundial de la Lactancia Materna, el principal movimiento social en pro de la LM.

En 2012 la OMS fijo en una se sus metas al 2025, el ampliar hasta un 50% la tasa de lactancia materna exclusiva (el acto de alimentar al lactante únicamente con leche materna sin darle ningún otro alimento o agua) en los primeros 6 meses; hasta el momento, sólo una tercera parte (38%)  de los lactantes en el mundo reciben LM exclusiva. Los números en este sentido indican que en parte una lactancia no exclusiva, contribuye a casi el 12% de la mortalidad en niños menores de 5 años. Esta llamada lactancia suboptima se debe en parte a factores socioculturales, factores asociados al sistema de salud, a factores comerciales y a un conocimiento deficiente sobre la LM.

Estimaciones de UNICEF hacen ver que si se alimentara a todos los bebés sólo con leche materna desde el momento que nacen hasta los seis meses de edad, se salvarían más de 800,000 vidas cada año. Existen directrices, guías, planes y metas, pero hasta el momento ningún país en el mundo cumple plenamente las normas recomendadas para la LM. Actualmente la LM sigue siendo una de las formas más eficaces de garantizar la salud y la supervivencia de los niñ@s al ser la estrategia más costoefectiva para mejorar la salud a corto y largo plazo en población infantil.

En palabras de UNICEF no hay malas madres y malos padres en relación a la LM, ya que pueden haber madres que elijan no amamantar o no puedan hacerlo, ante lo cual se pide apoyo y respeto. En todo caso hay padres y madres mal o bien informados y lo que ellos elijan se debe respetar.

En México 2 de cada 3 niños menores de 6 meses no recibian LM exclusiva y éramos el último lugar de Latinoamérica en relación a la lactancia hasta el 2015. Poco menos de la mitad de los nacimientos en México nacen por cesárea, lo cual se ha demostrado limita la lactancia e induce al uso de alimentos diferentes a la leche materna, por lo que un objetivo a favor sería el disminuir la práctica injustificada de cesáreas en México. El período entre los dos y los cuatro meses es el período de mayor abandono de la LM ya que a estas edades las madres que trabajan se reintegran a su vida laboral.

En parte se viene arrastrando una problemática en el sentido de la falta de información o desconocimiento. Con los números o estadísticas publicadas sobre el beneficio de la LM, se deberían hacer estrategias que impacten mejor y desde las escuelas de medicina, enfermería y profesiones en general del sector salud el tema de la LM debería impartirse como una materia, un taller o un objetivo a seguir dentro de los planes de estudio y no sólo como un tema simple a tratar dentro del extenso marco curricular.

En los hospitales se debe impactar sobre el número de cesáreas y estas estadísticas lo más que se pueda, aprovechar la llamada hora de oro en el sentido de ofrecer lo más tempranamente posible la LM; se ha demostrado que la primera hora luego del nacimiento es un momento optimo para iniciar la LM, esta sola estrategia genera una mayor probabilidad de continuar la LM exclusiva hasta los 6 meses.

Por otro lado existe algo llamado vínculo afectivo madre/padre-hij@, una de las bases fundamentales del desarrollo emocional en los niñ@s, este vínculo se establece en el primer año de vida y se desarrolla durante los siguientes años, la LM favorece este desarrollo óptimo en la parte emocional, ambas cosas, vínculo afectivo y los beneficios nutricionales por el aporte de micro nutrientes entre otras cosas, impactan favorablemente en el neurodesarrollo y es por ello que la privación de estos beneficios impactan de forma negativa.

No creo sea más oportuno el tema, sobre todo hoy que inicia la Semana Mundial de la Lactancia Materna, aprovechemos el conocimiento y demos la importancia necesaria para destinar más esfuerzos y recursos a proteger y promover esta práctica. Esta semana estaremos escuchando foros, viendo mensajes, spots, textos, columnas, vídeos, etc, entre las muchas cosas que se destinan a la semana, pero hasta el momento ninguna estrategia de relevancia que unifique a todos los sectores e impacte realmente en algo tan simple que es gratuito y que no se requiere más que el esfuerzo conjunto de todos los sectores para lograr el objetivo.

Esta semana será una semana más, de relevancia para quienes se sumen a esta estrategia mundial, pero no sólo debería quedar en un esfuerzo así, en una estrategia de una semana, todos los días deberíamos sumar y poner nuestro grano de arena en el sentido de beneficiar y poder impactar de mejor forma, reducir al máximo los números que tenemos de cesáreas, capacitar a todo el personal a nuestro alrededor, y mejor aún tener un seguimiento estricto de los números o las estadísticas tanto positivas como negativas que nos permitan ser objetivos y desarrollar mejores estrategias a corto, mediano y largo plazo. Es por ello que la LM es la mejor medicina que tenemos a nuestro alcance y es gratuita, pero su valor mostrado por los beneficios que tiene, hace que valga lo que pesa en oro.

En frase del Dr. Carlos González: “Si existiera una vacuna con los beneficios de la lactancia materna, los padres pagarían lo que fuera por comprarla”.

Dr. Elias Córdova Sastré           http://neokids.net/elias/

Acerca de NOVEDADES

Te puede interesar

Legado de Pérez Merino, una joya para Tabasco

Nació un 26 de febrero de 1918 Después de estudiar en el Conservatorio Nacional y …