Columna: Enfoque médico

Por: Dr. Elías Córdova Sastré

El aprendizaje detrás de los casos de meningitis en Durango

Hace unos meses se detectaron en Durango varios casos de meningitis; en esta enfermedad se inflaman los tejidos que cubren el cerebro y la médula espinal (las meninges); los virus son los causantes de la mayor parte de las infecciones que causan las meningitis, y en muy pocos casos pueden ser causados por bacterias y muy raramente por hongos. Se le llama meningitis “aséptica” a las que son causadas por virus, y son las más comunes, en casi 90% de estos casos los virus son de un grupo llamado enterovirus, dentro de los que se encuentran el virus coxsackie (provoca entre varios cuadros el llamado mano-boca-pié) y el echovirus o enterovirus, en menor porcentaje se puede encontrar el virus de la papera y el grupo de los herpes virus.

Una persona con meningitis suele presentar fuertes dolores de cabeza, fiebre, fuerte sensibilidad a la luz (fotofobia), cuello con rigidez, mareo, nausea, vómito y algunos otros síntomas que estuvieron presentes en los pacientes de Durango. Las meningitis virales rara vez son fatales en personas inmunológicamente sanas, pero las bacterianas pueden incluso desencadenar incapacidad o muerte; por otro lado, las meningitis por hongos (micóticas o fúngicas) son muy raras, pero pueden complicarse como las bacterianas, estas en particular no son contagiosas a diferencia de los virus o bacterias.

El saldo hasta el momento es de más de mil mujeres en vigilancia desde mayo del presente año (la mayoría de los paciente son mujeres que fueron sometidas a algún procedimiento obstétrico y recibieron una anestesia epidural conocida popularmente como ráquea o bloqueo espinal), cuatro establecimientos de salud particulares cerrados, 18 mujeres fallecidas, 1 varón fallecido, 68 más afectadas, cuatro carpetas de investigación y el involucramiento de los Centros para el Control de Enfermedades de los Estados Unidos (CDC) y de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA), así como académicos de universidades de Texas e Inglaterra. Hasta el momento estos casos de meningitis parecen estar causados por un hongo el cual se ha identificado como “Fusarium Solani”, cuya característica es ser muy resistente a medicamentos antifúngicos (medicamentos para hongos), además de ser muy agresivo.

Las líneas de investigación par parte de la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) son la fabricación, la aplicación y el almacenamiento de un medicamento usado en los procedimientos de anestesia. Y es precisamente en estas posibles causas o en estas hipótesis donde debemos tener la mejor enseñanza de estos casos.

Por un lado se sospecha de la compra de estos medicamentos en el llamado “mercado negro”, un problema cada vez más frecuente; es precisamente la Cofepris quien en ocasiones nos informa de medicamentos adulterados, extraídos de almacenes de la Secretaría de Salud (como las vacunas que pierden la llamada red fría), medicamentos reetiquetados o lotes que las empresas que las elaboran simplemente no identifican o no los reconocen. Quienes están metidos en estos procedimientos ilícitos suelen buscar medicamentos que generalmente son costosos ya que estos pueden generarles mejores ganancias; es por ello que quienes estamos en el sistema de salud debemos sospechar de aquellos que dan costos de medicamentos por debajo de los precios incluso de las empresas que los elaboran (este es el primer aviso de que algo está mal), o de quienes al vender medicamentos o productos de salud no siguen las reglas de las normas oficiales o las guías establecidas. Muchas veces centros hospitalarios o médicos pueden caer en la tentación de comprar equipos o medicamentos a muy bajo costo, pero esto debería hacerlos dudar ya que por alguna obvia razón los están dando a precios por debajo del mercado.

Por otro lado en cuanto a la aplicación del medicamento (en especial de este tipo de anestesia), en algunos lugares aún se siguen reutilizando materiales que en otros centros hospitalarios ya son desechables, y esto pudiera condicionar este tipo de problemas; a mayor reutilización mayor riesgo, por el manejo y posible contagio. Lo mismo se podría decir con respecto al almacenamiento de los medicamentos o materiales ya que podrían no tener las medidas o normas oficialmente requeridas y esto ser causante o generadores del problema.

Y en este terreno tenemos un aprendizaje más ya que idealmente en todo centro hospitalario deberían haber comités que precisamente se den a la tarea de vigilar todo tipo de procesos, tanto de la vigilancia y contratación del personal, de la vigilancia en cuanto al cumplimiento de las normas por parte de los médicos que laboran en las diferentes instituciones, de reunir los requisitos para poder ejercer y contar con las competencias adecuadas, de vigilar el correcto llenado de los expedientes clínicos, de vigilar los procesos de compras, almacenamiento y administración de equipos y medicamentos, etc. Y es en casos como estos donde estos comités facilitan los procesos de investigación ya que se cuenta con registro de todo lo mencionado, a diferencia de donde no se tienen estos registros y no se puede dar un seguimiento adecuado.
Casos como este nos hacen ver lo frágil que son nuestros procesos y por qué debemos poner más atención en ellos, cumplir con las normas y sobre todo vigilar y llevar registro de lo que se hace para facilitar procesos de investigación. En general se considera una tragedia del sistema de salud, mucho dolor en las familias involucradas y mucho por hacer y aprender de todo este gran problema.

En palabras de Hipócrates: “Tonto el médico que desprecia el conocimiento adquirido por los antiguos”

http://neokids.net/elias/

Acerca de Jorge Cupido

Te puede interesar

Reanudarán entrega de apoyos de programas del Bienestar: Montiel

Agencias Al participar en la conferencia matutina que encabeza el presidente Andrés Manuel López Obrador, …