Emilio

Columna: ENFOQUE MÉDICO

Por: Dr. Elías Córdova Sastré 

Sobre el día mundial contra el cáncer

En nuestra región (Región de Las Américas), el cáncer es la segunda causa más frecuente de mortalidad y morbilidad (cantidad de personas que enferman en un lugar y un periodo determinado), después de las enfermedades cardiovasculares.

Desde el años 2010 la Organización Mundial de la Salud (OMS), el Centro Internacional de Investigación sobre el Cáncer (CIIC) y la Unión Internacional contra el Cáncer (UICC), establecieron el 4 de febrero como el Día Mundial contra el Cáncer; cuyo objetivo es fomentar acciones de prevención y detección oportuna de los distintos tipo de cáncer para reducir los fallecimientos por esta causa a nivel mundial.

Hoy sabemos que mediante la evasión de factores de riesgo, muchos tipos de cáncer podrían ser evitados, hasta un tercio de los casos de cáncer; entre estos factores se encuentran el humo de tabaco, las comidas con alimentos ultraprocesados y el exceso de vida sedentaria, aunque igual sabemos que puede ser tratado con cirugía o quimioterapia dependiendo de si se detecta a tiempo y en etapas tempranas de la enfermedad.

Se calcula que 9.5 millones de personas en todo el mundo fallezcan a raíz del cáncer, es decir, alrededor de 26,000 muertes diarias, cifra que incluso va en aumento. En 2020 se estima que en nuestra región 4 millones de personas fueron diagnosticadas y 1.4 millones fallecieron por esta causa. Aproximadamente el 57% de los nuevos casos de cáncer y el 47% de las muertes ocurren en personas de 69 años o más. La carga del cáncer aumentará en un 60% en las próximas dos décadas.

Organismos internacionales como OMS y la Organización Panamericana de la Salud (OPS) han implementado en nuestra región tres iniciativas para abordar la carga del cáncer: la Iniciativa Mundial contra el Cáncer de Mama, la Estrategia Mundial para la Eliminación del Cáncer Cervicouterino (CaCu), y la Iniciativa Mundial para el Cáncer Infantil. El CaCu es un problema de salud pública y que afecta principalmente a mujeres jóvenes y de estratos socioeconómicos bajos como muestran las estadísticas que indican que la incidencia varía tanto como que en 2020 se documentaron 5 nuevos casos por 100,000 mujeres en Canadá y 36 casos por 100,000 mujeres en Bolivia, o que la tasa de mortalidad varió de 2 muertes por 100,000 mujeres en Canadá, a 19 muertes por 100,000 en Paraguay; por ello una de las iniciativas actuales de los gobiernos es implementar las campañas de vacunación contra el virus del papiloma humano (VPH) a niñas antes de los 15 años de edad.

En relación al cáncer infantil existen grandes desigualdades en cuanto a la supervivencia, ya que por un lado en América del Norte la sobrevida se estima hasta en un 80%, comparado con Centroamérica y el Caribe que es de menos del 45%, es por ello que en 2018 se lanzó la iniciativa comentada (llamada igual “Cure all Américas”) que busca aumentar la sobrevida al menos al 60% para el 2030, a través de apoyo en información y asesoría técnica para fortalecer monitoreo de los pacientes y ofrecer las mejores prácticas en la atención; en esta colaboración participa una gran institución líder en investigación en el mundo, el Hospital de niños de San Judas (St Jude Children´sResearch Hospital).

Por otro lado es importante saber y conocer sobre las potenciales sustancia carcinógenas o cancerígenas ya que existe una gran lista de ellos que podemos consultar y tener más idea de cómo se relacionan con nuestro organismo y su capacidad para producir cáncer. Hace poco circulaba un vídeo sobre un refresco de soda y el contenido de una sustancia carcinógena. Por ejemplo el humo de cigarrillos, puros y pipas contiene alrededor de 70 sustancias químicas que pueden causar cáncer. Estas sustancias se clasifican según el CIIC en cuatro grupos: los de clase o grupo 1 son sustancias de las que hay pruebas suficientes que confirman que pueden causar cáncer a los humanos, existen más de 108 sustancias; las del grupo o clase 2 son de las que hay pruebas suficientes pero no concluyentes que pueden causar cáncer, de este grupo 2 se subdivide en los de 2a(alta probabilidad cancerígena) alrededor de 64 sustancias y 2b (baja probabilidad cancerígena) alrededor de 272 sustancias; las de clase o grupo 3 son las que preocupan por su capacidad cancerígena pero no se dispone de estudios, alrededor de 508 sustancias, y el grupo o clase 4 las sustancias que probablemente no son cancerígenas para el ser humano. La Unión Europea y otras agencias cuentan con una clasificación distinta.

El tabaco causa 8 millones de muertes al año y 25% de todas las muertes por cáncer.

Las infecciones crónicas (virus y bacterias) causan alrededor del 16% de todos los cánceres del mundo, algunos como cáncer de hígado, útero y estómago se asocian a virus  de la hepatitis B, VPH y la bacteria HelicobacterPylori.

Hay razones que justifican destinar recursos al control del Cáncer y una de ellas es el gasto que se genera en relación a costos del tratamiento oncológico. La inversión es rentable por el ahorro en el tratamiento y por la supervivencia, la productividad y la mejora en la calidad de vida de las personas.

El costo económico anual total del cáncer es de alrededor de 1.16 billones de dólares. Por ejemplo hay investigaciones que revelan que la inversión de 11,000 millones de dólares en estrategias de prevención podría ahorrar 100,000 millones de dólares en costo del tratamiento.

En palabras de Platón: “El gran error en el tratamiento de enfermedades es que hay médicos para el cuerpo y para el alma, aunque no pueden ser separados”.

http://neokids.net/elias/

Acerca de NOVEDADES

Te puede interesar

Legado de Pérez Merino, una joya para Tabasco

Nació un 26 de febrero de 1918 Después de estudiar en el Conservatorio Nacional y …