Con puente Quintín Arauz, pone 4T fin a siglos de abandono de pueblos chontales: Adán Augusto

Al inaugurar el nuevo puente carretero del poblado Quintín Arauz, una estructura que es la más grande del estado en su tipo y contribuye a dejar atrás el rezago ancestral que durante siglos vivieron los índigenas chontales asentados en la ribera del Usumacinta, el secretario de Gobernación (Segob), Adán Augusto López Hernández, aseveró que la Cuarta Transfromación que lidera el presidente Andrés Manuel López Obrador sabe cumplir a los más desposeídos.

Acompañado del gobernador Carlos Manuel Merino Campos y el secretario de Infraestructura, Comunicaciones y Transportes (SICT), Jorge Nuño Lara, López Hernández anunció que en 15 días arrancará aquí, por instrucción presidencial, la construcción del nuevo Centro de Salud, «ahora sí, éste con médicos permanentes y medicinas, a diferencia del anterior que se inundaba y se llenaba de lodo en época de lluvias».

Arropado por el cariño y la solidaridad de ancianos, campesinos, amas de casa y jóvenes de al menos 20 comunidades originarias que, al ya no tener que esperar la panga para sacar sus cosechas o ir al médico, se verán beneficiadas con el puente de 852 metros de longitud, el funcionario federal sentenció que con acciones de este tipo, el mandatario Andrés Manuel López Obrador combate la pobreza y marginación de quienes antes vivían en la desesperanza.

Adelantó que el Presidente de México también instruyó al Gobierno Federal comenzar a la brevedad un censo para emprender en la zona uno de los programas de vivienda más ambicioso de la historia, destinado a familias humildes, para que nunca más vivan en casas con techos de láminas ‘que son verdaderos hornos’.

Adán Augusto López dimensionó el olvido en el que estaban sumidos los pueblos originarios, al recordar que la última acción de este tipo data de la década de los ochentas, durante el gobierno de Enrique González Pedrero, con el programa de pisos, fogones y letrinas.

«Después vinieron una serie de malos gobernantes, de triste memoria, que lo único que hacían era pasearse y explotar la marginación y la pobreza» de los que menos tienen.

Aseguró que esa es la esencia de la Cuarta Transformación: dar justicia a la gente, especialmente a los más necesitados.

“Con orgullo lo decimos: podemos decir que hay mucho presidente en Andrés Manuel López Obrador y que él sí cumple su palabra”, acentuó en medio del júbilo de los pobladores chontales que hoy vieron cómo una demanda planteada hace más de 30 años se cristalizó gracias a la voluntad y compromiso del primer presidente de México de origen tabasqueño.

El titular de Segob dejó claro que regresar hacer realidad esta obra, aquí, en una zona donde la incomunicación y la falta de oportunidades impedían el acceso a derechos fundamentales como la educación y la salud, “demuestra a todo México que los tabasqueños y más, el presidente de la República, saben honrar a su palabra”.

LA 4T NO LA DETIENE NADIE’

En presencia de los portavoces yokotanes, Víctor Magaña Hernández y Ana Patricia de la Cruz Hernández, delegados municipales del poblado Quintín Arauz y de la Colonia Nueva Esperanza, el gobernador de Tabasco con licencia sostuvo que “hoy este puente, en realidad, quita a nuestros indígenas el carácter de extranjeros en su propia tierra”.

Apuntó que aunque el régimen de la 4T está transformando el bienestar de los grupos más vulnerables del país, “nunca va a ser suficiente en tanto sigan habiendo millones de mexicanos sufriendo por injusticia”, por lo que reiteró el compromiso del presidente López Obrador con los más desfavorecidos.

“No tengan ninguna duda: Quintín Arauz y todos los pueblos marginados del país van a salir adelante. La Cuarta Transformación no la detiene nadie, va haber continuidad con cambio”, estableció.

En un diálogo entre amigos, de corazón, el secretario de Gobernación expuso que la nueva obra representa no sólo un compromiso presidencial cumplido, sino la respuesta a una petición planteada por los pueblos chontales a gobiernos estatales y federales hace más de tres décadas.

Frente al diputado Emilio Antonio Contreras Martínez de Escobar, presidente de la mesa directiva del Congreso del Estado, y Enrique Priego Oropeza, magistrado presidente del Tribunal Superior de Justicia y del Consejo de la Judicatura, López Hernández recordó que Quintín Arauz forma parte de la historia de Tabasco y del país, ya que sus ancestros encabezaron la resistencia a la Conquista Española, condenándolos desde entonces al abandono, la marginación y la desidia.

Refirió que el nuevo puente situado al noroeste del estado, construido con una inversión de 530.6 millones de pesos, contribuye a poner fin a siglos de desatención, mejorando la conectividad de poblados a los que antes sólo se podía acceder en lancha, y generando condiciones propicias para el desarrollo económico y turístico.

Es una estructura que ayudará a tener una comunicación ágil y segura, y reducirá hasta en 30 minutos los tiempos de traslado hacia la cabecera municipal y viceversa, en beneficio de más de 10 mil habitantes.

Con el compromiso de regresar pronto a Quintín Arauz, López Hernández en compañía de las comunidades recorrió el anhelado puente de los Chontales, en el que recibió agradecimientos y nuestras de afecto entre amigos.

Acerca de Jorge Cupido

Te puede interesar

Llega Lista Nominal al INE Tabasco

La papelería equivale a 1 millón 811 mil 505 ciudadanos que podrán emitir su sufragio …