Emilio

Columna:ENFOQUE MÉDICO

Por:Elías Córdova Sastre

Pastilla azul y serendipia

Se conoce con el termino de “Serendipia” cuando en una investigación que tiene determinado fin u objetivo, se descubre algo de forma inesperada pero valiosa, de forma accidental, casual o que no era el objetivo o fin de la investigación; en medicina existen muchos casos sobre esto, cuenta una leyenda que el famoso Alexander Fleming estaba comiendo un sandwich en el laboratorio mientras estudiaba unas bacterias en 1928 y al caer unas migajas de pan sobre sus cultivos de bacterias, se dio cuenta unos días después que un “moho sucio” había matado todos los cultivos de bacterias y así fue como descubrió la penicilina, el primer antibiótico de la historia, y en relación a la famosa pastilla azul que en el 2018 cumplió sus primeros 20 años en el mercado, este fue el caso, el llamado error más rentable de la medicina.

La sustancia, compuesto o principio activo de la pastilla azul es el “sildenafil”, y en un inicio, antes del año 1998 se estaba investigando para tratar casos de una enfermedad llamada “angina de pecho”, estos estudios iniciaron en la década de los noventas, los resultados fueron desastrosos y la farmacéutica Pfizer estuvo a punto de cerrar el proyecto, pero el comentario de los pacientes sobre ciertos efectos secundarios dejaron con los ojos y la boca abierta a los investigadores, entre los efectos secundarios los pacientes se quejaban de dolores de cabeza, alteración en la percepción del color pero uno de estos efectos fue lo que cambió la historia, el hecho de que los pacientes referían erecciones, lo cual hizo que en 1993 se diseñaran los primeros estudios dirigidos ahora a tratar la disfunción eréctil; luego de 21 ensayos independientes, en 1998 la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA) y la Agencia Europea de Medicamentos (EMA) aprobaron su lanzamiento al mercado con el ya famoso nombre que ahora conocemos.

Al primer año de su lanzamiento, la farmacéutica obtuvo ganancias por mil millones de dólares, en las dos primeras semanas de comercialización se prescribieron 150,000 recetas, tan sólo en Estados Unidos (EEUU) 30 millones de hombres mayores de 40 años sufren de algún grado de disfunción eréctil; durante alrededor de 5 años la farmacéutica disfrutó de su patente y de ser la única en el mercado, hasta el 2003 que otras farmacéuticas como Bayer y Lilly empezaron a competirle. Hasta el 2013 disfrutó de su patente y a partir de ese momento su marca pudo ser comercializada, lo cual redujo sus ingresos de los 2 mil millones de dólares a tan sólo 800 millones por año.

La disfunción no es sólo de personas mayores, algunos estudios indican que hasta un 26% de la población entre 25 y 40 años también la sufren, pero existen dos problemas en la actualidad que llaman la atención, por un lado la imagen errónea que se tiene del medicamento como un afrodisíaco, que incluso se incluye como paquete de sustancias en personas que ingieren alcohol o consumen drogas (drogas de club), y por otro lado el abuso de este medicamentos por personas más jóvenes que no la necesitan pero que por un problema llamado “ansiedad de ejecución” es cada vez más frecuente en este grupo de edad.

El uso y abuso de este medicamento ha llevado a la comercialización en el llamado mercado negro de medicamentos, lo cual genera grandes ganancias a los grupos dedicados a ello. Estudios oficiales indican que hasta un 82% de hombres consultados no sabía discernir entre farmacias en linea que son oficiales, de las que no lo son.

De los medicamentos confiscados por la Agencia de Aduanas de EEUU, la mayoría es precisamente para la disfunción eréctil; la pastilla azul es de los medicamentos más falsificados en el mundo, existen más de 650 páginas en internet que ofertan la pastilla azul o similares, se han encontrado en estas pastillas falsificadas tinta azul para impresoras, anfetaminas, arsénico, ácido bórico, polvo de ladrillo, polvo de cemento, polvo de gis, pulidor de pisos, pintura con plomo para carreteras, níquel, pulidor de zapatos, y hasta polvo de talco; se han confiscado hasta 1 millón de pastillas azules en puertos de California, la mayoría de los cargamentos provenientes de China. Era tal el problema que la empresa farmacéutica dueña de la patente inicial implementó la venta de esta pastilla azul por internet, la Asociación Nacional de Consejos Farmacéuticos (NABP) de EEUU, cuenta con una página para verificar si una farmacia en línea es segura, en el portal safe.pharmacyse pueden consultar estas ventas en línea.

Según las asociaciones o cámaras de farmacias en México, el mercado negro de medicamentos les hace perder hasta un 7-10% de sus ingresos anuales; tan sólo el costo de esta pastilla azul en el mercado negro se reduce hasta en más del 50% del precio original.Hoy en día la sustancia activa de la pastilla azul, sus genéricos y los derivados de este, se usanno sólo para tratar la disfunción eréctil, también para pacientes adultos con hipertensión pulmonar y en neonatología se usa en pacientes con hipertensión arterial pulmonar.

En los últimos años se ha documentado su uso en pacientes varones con problemas de crecimiento de próstata, conocido o llamado como Hiperplasia Benigna de Próstata, un problema que padecen hasta un 15% de varones mayores de 40 años y más del 30% en quienes tienen más de 70 años, este padecimiento es la primera causa de consulta en los servicios de urología y la segunda causa de ingreso a procedimiento quirúrgico en varones mayores de 50 años.

En México según datos de la Secretaría de Economía 92.6% de los medicamentos que se venden son genéricos, lo cual contribuye a la economía familiar al reducir el gasto en ellos, pero persiste la venta de medicamentos en el mercado negro lo que conlleva un riesgo implícito.

En palabras de Irene Bedmar Martín: “Practica el amor a tu cuerpo con hábitos sanos, pero no le rindas culto obsesivo”.

Dr. Elias Córdova Sastré      

http://neokids.net/elias/

Acerca de NOVEDADES

Te puede interesar

Legado de Pérez Merino, una joya para Tabasco

Nació un 26 de febrero de 1918 Después de estudiar en el Conservatorio Nacional y …