Emilio

“Bulleadora asesina…”

Por: Trixia Valle

“Descanse en Paz Norma Lizbeth” fueron las primeras palabras que pronuncie este 16 de marzo al impartir una conferencia a quinientos alumnos en Chilpancingo de los Bravo y les pedí que bajaran la cabeza en señal de luto pues esta estudiante de secundaria de 14 años, no merecía morir asesinada por una golpiza.

Esto sucedió cuando Norma Lizbeth tras ser bulleada por sus compañeros y haberlo reportado a la escuela “que no hizo nada”, peleó con otra de sus compañeras para tratar de poner fin a los abusos que sufría hace meses, a unos metros de su escuela Secundaria Oficial 0518, ubicada en Teotihuacán. Sin embargo, lejos de encontrar una solución, los golpes fatales recibidos en presencia de casi cien alumnos que hicieron “bolita” alentando la golpiza, aplaudiendo, grabando y corriendo apuestas, Norma Lizbeth murió el lunes pasado debido a los golpes recibidos.

Y Repito: Descanse en paz Norma Lizbeth y consuelo a sus padres que no puedo ni imaginar el dolor, la impotencia y el coraje que sienten tras que las autoridades ni se inmutaron después de meses de reportes, y que de haber actuado, esto se pudo haber evitado.

Y con esto vuelvo a reiterar lo dicho en mi video de unas horas antes de que esto sucediera: “estamos llegando tarde”, estamos llegando tarde a prevenir bullying, hiper sexualización, violencia, abusos, abandono emocional y tantas cosas que después de la pandemia se han acelerado. El mal se acelera ante nuestros ojos, a pasos agigantados, sin que parezca que alguien pueda detenerlo y el deterioro social en un año del regreso a la “normalidad” nos muestra que el mundo hoy es todo menos normal, cuando tenemos niños asesinos; besos en la boca entre el mismo sexo en primaria; música escuchada por infantes que habla de sexo vulgar soez y explicito; niños de sexto grado que violan a niños de preescolar y primer grado; jóvenes que humillan a un compañero por ir al baño y lo graban defecando; niños de cuatro años que hablan con insultos graves mientras sus padres se ríen y dicen: “mira ya se la sabe”; padres se familia que les facilitan pornografia a sus hijos; madres se familia peleándose a gritos y golpes en las escuelas con maestros y con otros alumnos; jóvenes entrenados en artes marciales que dejan inconscientes y con daño permanente a sus compañeros; padres que mutilan el cuerpo de sus hijos por moda y aplauden las irreverencias… en fin Sodoma y Gomorra se quedo corta, pues ahora la corrupción a la infancia viene se los mismos padres que permiten el mal o lo incitan por ignorancia.

Por el lado de los docentes, algunos directores y supervisores de escuela publica sobretodo, SIGUEN tapando el sol con un dedo y me CONSTA que el pasado 7 de marzo cuando se les pidió llenar la encuesta de 140 preguntas sobre violencia escolar, muchos contestaron a todo “no” por miedo a las represalias de sus superiores, de acuerdo con el testimonio proporcionado por una maestra en mi evento de ese día en Quintana Roo… y así también como defiendo siempre a los maestros, también afirmo que en este momento histórico donde se las escuelas se ven rebasadas con la violencia escolar te ha aumentado un 75%* y el bullying un 88%* tras pandemia, prefieren negarlo y ver “qué pasa”… y esta actitud evasiva ya cobró ahora una vida por omisión.

Triste, grave, lamentable y delictivo resulta el caso, y especialmente me enoja pues de Mayo a noviembre 2022 y adelantándome a esta ola descontrolada que veía venir, regale mi curso en línea para que TODOS los maestros tuvieran la posibilidad de certificarse gratis y conocer protocolos de prevención y atención de acoso escolar físico, verbal, sexual, cibernético y demás, mediante mi plataforma Educación Millennial que les ofrece validez oficial. Si bien, 7500 se registraron y Conalep Quintana Roo se ha comprometido en que sus maestros lo tomen, aún queda un millón novecientos mil maestros restantes a quienes les pregunto ¿qué harán? ¿Dónde están sus herramientas? Y ¿cómo demostrar a sus padres su competencia en materias socioemocionales y de prevención?

Y ahora si el grillito no puede escucharse, como a veces sucede cuando se hacen oídos sordos a los problemas sociales, ahora si o tomamos acción o tomamos acción: “NI UN ALUMNO MUERTO MÁS”.

Así las cosas, así de terrible la desatención, minimización, perversión e ignorancia del mundo adulto que permite que el mal y aún hay soluciones. ¿Cuáles? Te vuelvo a invitar a que te capacites y que lleves a tu escuela programas de prevención, que leas “Déjame en paz” que es un curso en libro que tiene códigos Qr que te llevan a videos para completar la información…

Pues si piensas que educar es muy caro, tomar un curso es caro, compartir un libro es caro… prueba con el COSTO de cargar con un ASESINATO por omisión.

¿Qué dices? ¿Te sumas? Ya somos 40 escuelas y 10,500 capacitados pero necesitamos muchos más. En una palabra ¡Basta de niños maleantes y asesinos! Estamos llegando tarde.

*Fuente: Encuesta voluntaria a +1200 maestros y padres de familia en Educación Millennial

Acerca de Jorge Cupido

Te puede interesar

Refrenda Gobierno de Tabasco compromiso para proteger y garantizar derechos de las mujeres

En el marco del Día Naranja, el Director General del Instituto de la Juventud y …