Capacita IFAT a tabasqueñas para preservar técnica de bordado ‘Punto de Lomillo’

Con el propósito de que no se pierdan las tradiciones artesanales en el estado y brindar herramientas a las mujeres, para una alternativa de auto empleo, el Instituto para el Fomento de las Artesanías de Tabasco, (IFAT), inició una serie de talleres, para capacitar sobre la técnica de Punto de Lomillo, en la Casa Mora, ubicada en zona CICOM.

La profesora Margarita Sánchez Medina, artesana textil y maestra de este tipo de bordado, por parte del IFAT, es una de las encargadas en adiestrar a 15 tabasqueñas, interesadas en aprender esta técnica, que además de generar ingresos económicos, para muchas familias, preserva las tradiciones de la entidad.

El Punto de Lomillo, es un arte reconocida, desde hace muchos años, por lo que es la técnica, con la que se bordan las tradicionales bandas de las Embajadoras de los 17 municipios durante la Feria Tabasco.

Asimismo es utilizado para confeccionar otro tipo de prendas, por lo que se puede tejer en tela o en malla de canevá.

La maestra, tiene una experiencia de 22 años, en el ramo de la artesanía textil (bordado tabasqueño) y desde hace 10 años, imparte clases particulares de Punto de Lomillo, también en ferias y talleres del IFAT, como el que se lleva a cabo actualmente, en la Casa Mora, “Casa de las Artesanías”, mismo que inició este 10 de abril, mismo que continuará los días 17 y 18 de este mes.

Explicó que el Punto de Lomillo, es característico del estado, ya que dijo, se elabora a mano y es un derivado del punto de cruz, que trabajan otros estados, como Chiapas, Oaxaca y San Luis Potosí, así como otros países, pero sólo en Tabasco, se realiza de la forma ya tradicional, muy remarcada y con “varias pasadas de hilo”, con vistosos follajes de tulipanes, que le dan un acabado único, además de las florecitas de Gerberas, que representan parte de la econografía del estado.

Precisó que desde el 19 de marzo, Día del Artesano, comenzaron los talleres y de manera consecutiva, atienden a quienes quieren aprender Punto de Lomillo, por lo que ya llevan varios cursos de capacitación en este sentido, con 3 a 4 horas diarias, durante tres días, para aprender los conocimientos básicos, como es la tira bordada, en malla de canevá, para posteriormente, la alumna vaya innovando y creando diseños a su estilo.

Este 11 de abril, también en Casa Mora, el IFAT aperturó, una nueva clase intensiva, de Punto de Lomillo, el cual continuará el 14 de este mes, con horario de 10:00 a 12:00 horas, con la nacajuquense Paula Torres Isidro, experta en este tejido tradicional tabasqueño, desde hace 20 años, misma que se ha enfocado, a bordar las representativas tiras, específicamente, las bandas de las Embajadoras.

En entrevista, sostuvo que por su experiencia, la tira de un metro y medio, la termina en un día y la de 23 puntos, en dos días.

Destacó que el principal objetivo, de impartir este tipo de cursos por parte del IFAT, es difundir la cultura artesanal tabasqueña y preservarla, “tengo la misión de que aprendan algo de esta bonita labor, porque aparte de ser algo que te remunera, es algo que te motiva, ayuda a salir del estrés, porque igual sirve como terapia y es muy bonito ver, que alguien porte las tiras”.

La artesana resaltó que en la actualidad, esta técnica de tejido, se ha diversificado y no solamente se realizan tiras, sino que, en su caso, le ha tocado bordar bates de béisbol, para el equipo “Olmecas”, costales de Henequén e incluso, ha bordado Punto de Lomillo, con hilos extraídos de la planta de plátano.

Por su experiencia, comenta que también, borda en arracadas, peinetas, entre otros.

La señora Amparo Marín Cabrera, de 82 años de edad, dijo estar muy contenta de asistir a esta clase, por lo cual se encuentra motivada de aprender a bordar la tira bordada, que tanto le gusta.

Anhela confeccionar una blusa para su hija al tiempo que se comprometió a echarle muchas ganas, porque a pesar de su avanzada edad, no usa lentes, y se siente muy capaz, de aprender y replicar todo lo que le enseñen.

“Aprovechando que están las artesanas aquí, hay que aprender un poquito más, por medio del periódico me enteré, es mi primer día, y ya me están enseñando como utilizar el material. Me gustaría hacer un cuello, una blusa para mi hija”, expresó.

La mujer de la tercera edad, señaló que tiene mucha emoción por aprender y poderle enseñar a las nuevas generaciones, para que no se pierda la tradición, porque dijo se debe enseñar siempre, lo que uno sabe.

Acerca de Jorge Cupido

Te puede interesar

Buscan posicionar a Tabasco como uno de los centros más importantes de pesca deportiva

Con el acompañamiento de la Secretaría de Turismo del Estado, el Ayuntamiento de Emiliano Zapata, …