Recomiendan que desaparezca “Quién es quién en las mentiras”

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) recomendó al Estado mexicano desaparecer la sección “Quién es quién en las mentiras de la semana” en las conferencias matutinas del presidente Andrés Manuel López Obrador, al considerarla como “un espacio utilizado por el poder ejecutivo para estigmatizar y descalificar el trabajo de la prensa”, que va en contra de los estándares interamericanos sobre libertad de expresión al agravar la situación de violencia de los periodistas y medios de comunicación.

A través de la Relatoría Especial de Libertad de Expresión (RELE), en su informe anual 2022, el organismo resaltó que México continúa siendo uno de los países más peligrosos para ejercer el periodismo en el continente y en el mundo, registrando 15 asesinatos de comunicadores el año pasado, 30 más permanecen en condición de desaparecidos, de acuerdo a registros que iniciaron en 2003, mientras que “numerosas personas comunicadoras fueron víctimas de ataques armados, amenazas e intimidaciones”.

Encabezada por el colombiano Pedro Vaca, la RELE sostuvo que “la intensidad de la violencia contra la prensa está acompañada de un discurso oficial de estigmatización a la prensa por parte de autoridades, especialmente impulsado por el poder ejecutivo”, a través de la mencionada sección, que aparece los miércoles en las conferencias matutinas del presidente.

La RELE incluyó en su análisis de país, los comentarios de defensa que hizo el Estado mexicano sobre la sección presentada cada miércoles por Elizabeth García Vilchis, alegando que es un “mecanismo de comunicación gubernamental” que busca “aclarar las noticias imprecisas”, contribuir con “la responsabilidad social de los medios de comunicación, garantizar el derecho de información de los gobernados y que “se eviten distorsiones que afecten la gobernabilidad”.

Sin embargo, la RELE insistió que la sección gubernamental “pone en riego las garantías para la libertad de expresión y la institucionalidad democrática en México”, contribuye a la “estigmatización en contra de personas periodistas y medios de comunicación”, lo que contraviene con la obligación del Estado de “adoptar un discurso público que contribuya a prevenir la violencia contra periodistas”.

Tras recordar que en una audiencia temática llevada a cabo en el 180 periodo de sesiones, se abordó la estigmatización contra la prensa en México, la RELE insistió que la sección carece de criterios internacionalmente válidos para clasificar la “desinformación”, “noticias falsas” o las “mentiras” y que, por el contrario, el espacio “se enfoca en contrarrestar la información publicada por determinadas personas o en determinados reportajes que cuestionan o critican la gestión gubernamental, por lo que tiene el potencial de convertirse en una instancia oficial de defensa del propio gobierno frente a la crítica con más semejanzas a la propaganda que a la verificación de información”.

La RELE insistió en que la sección de García Vilchis “pone en riesgo las garantías para la libertad de expresión y la institucionalidad democrática en México, en tanto las instituciones del Estado no son las plataformas idóneas para evaluar la veracidad de la información periodística y los medios de comunicación son principalmente responsables ante el público y no ante el gobierno”.

En ese sentido consideró que la sección “Quien es quién en las mentiras de la semana” promovida por López Obrador, “contraviene los estándares internacionales sobre libertad de expresión, y llama al Estado a suspender esta práctica”.

La RELE consideró que “frente al grave escenario que atraviesa México en relación con la violencia contra la prensa”, el Estado mexicano ha respondido con “esfuerzos institucionales (…) desarticulados y resultan insuficientes e ineficaces para contener el fenómeno de violencia contra la prensa”.

En su informe destacó que aun cuando de manera oficial se emiten mensajes condenatorios contra ataques a periodistas estos “son escasos con respecto a los recurrentes señalamientos estigmatizantes provenientes de las más altas autoridades “.

El informe hace una relatoría de señalamientos estigmatizantes contra medios de comunicación y periodistas, práctica recurrente del presidente Andrés Manuel López Obrador en sus conferencias matutinas, que “reducen significativamente el impacto de medidas que el Estado reporta como adoptadas para la prevención”.

La RELE abundó que “las distintas actividades de promoción y capacitación promovidas por el Estado se ven opacadas por la contundencia y reiteración de las declaraciones estigmatizantes desde autoridades y funcionarios públicos”.

El informe detalla las agresiones de los periodistas y los asesinatos registrados en 2022, así como los casos de espionaje contra periodistas y personas defensoras de derechos humanos a través del spyware Pegasus, que sería operado desde la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena).

Acerca de NOVEDADES

Te puede interesar

Cáncer de próstata puede ser curable con detección oportuna: INCan

Es fundamental que los hombres a partir de los 45 años se realicen la prueba …