Alejandro Fernández se impone en la Plaza de Toros

Alejandro Fernández conquistó el escenario de la Monumental Plaza México, ante 50 mil personas, la noche del sábado, en un concierto en el que rindió tributo a su padre y en el que fue acompañado en el escenario por el cantante colombiano Jessie Uribe y por su hijo Alex Fernández.

A casi 40 años de que su padre Vicente Fernández lograra la hazaña de llenar el lugar, “El Potrillo” logró su propósito a pesar del copioso aguacero que cayó en la Ciudad de México, que no ahuyentó a los miles de asistentes, pero si provocó luego un caos en las entradas, al grado que muchos pasaron al recinto sin que se les pudiera revisar el boleto, entre pisotones, empujones y gritos.

Policías y encargados de dar lectura a los códigos de cada ticket, se vieron rebasados por los cientos de asistentes que primero hicieron filas para poder acceder a la Plaza, pero a medida que se acercó y rebasó la hora de inicio, se empezaron a desesperar y desobedecieron todas las órdenes para poder entrar con tranquilidad.

Una tormenta como la que se registró el sábado, que retrasó el inició del show, también se vivió hace 40 años, cuando Vicent Fernández se propuso llenar el reciento con el concierto “Un mexicano en la México”.

A las 21:45 horas inicio la fiesta con un Alejandro Fernández emocionado, sonriente y que durante dos horas y media no dejó de cantar. “Dónde vas tan sola” y “Tu regresarás”, fueron los primeros temas que se escucharon, pero pronto vino la referencia a su padre al interpretar “Estos celos”.

“¡Buenas Noches México! Gracias de verdad. El corazón no me cabe en el pecho esta noche, de la emoción de estar aquí con ustedes parado en el mismo lugar en el que hace casi 40 años mi padre dejó una huella imborrable en esta Plaza, La Monumental, la única, la Plaza de Toros México. Igual que él les prometo que hoy dejaré la piel, el alma, el corazón y la vida para que la música mexicana se escuche hasta el cielo”.

En un escenario en forma de cruz que se colocó en el redondel de la plaza, lo acompañaron dos coristas, abajo estaban los músicos: el mariachi y la orquesta.

Luego de cantar éxitos como “Estuve”, “La mesa 20”, “Hoy tengo ganas de ti” -que convirtió en sonido ranchero-, “Loco” y “Si he sabido”, compartió el escenario con el cantautor colombiano Jessi Uribe, con quien hizo interpretaron “Qué me digan misa” y “No lo beses”.

No faltaron las primeras canciones con el que el público reconoció su talento, como “Cascos ligeros”, “Qué lástima”, “Qué voy a hacer” y “Me hace tanto bien”.

Alejandro Fernández que también recordó a Joan Sebastian al cantar “Eso y más”, se dio tiempo para interpretar “Inexperto en olvidarte”, el primer sencillo de su nuevo disco.

Hace dueto con Alex Fernández

“Esta es la última canción que pude grabar en el estudio con mi papá. La quiero cantar con muchas ganas”, así presentó “Mentí”, momento en el que se escuchó la voz de Vicente Fernández, acompañado de varias fotografías, causando un rugido unísono en el lugar.

El cantante recordó la anécdota que su padre vivió hace casi 40 años en el mismo lugar, una lluvia antes del concierto que lo hizo sufrir. “Cuando tenía a mi jefe, me dijo al recordar su presentación en esta plaza: creo que me dio una lección de vida y me dijo las cosas no son tan fáciles ahí le vas a sufrir… Jefe te amooooooo. Y así como él me enseñó a dar mis primeros pasos en la carrera quiero invitar a una persona también muy importante en mi vida…”, expresó Alejandro y agregó:. “Quiero que le brindemos un aplauso a Alex…”.

Con su primogénito cantó dos temas icónicos de Vicente Fernández: “Mujeres divinas” y “Perdón”.

“Quise compartir el escenario con Alex, porque yo no tuve la oportunidad de pisar este escenario cuando mi padre se presentó aquí. “Quiero poner al Potrillito a ver si le sale, Perdón”, un tema, que dijo, era muy difícil de interpretar.

“¡Muchisimas gracias!, es un honor para mí estar aquí. Quiero agradecerte papi por darme la oportunidad de estar aquí frente a un escenario tan imponente y tan especial, te amo y decirte que estás haciendo historia y que estoy súper orgulloso de ti, te amo”, dijo el cantante, quien fue apoyado en su debut por su abuelo.

Viene la despedida

Una de las canciones más coreadas y cuyo estribillo retumbó en la Plaza fue “No”, el tema de Armando Manzanero que Alejandro grabó en uno de sus primeros discos, le siguieron una enorme lista de sus más queridos éxitos en sonido ranchero y pop: “Canta corazón”, “Sé que te duele”, “Amor tumbado”, “Te voy a perder”, “Te olvidé”, “Me dediqué a perderte”, “Tantita pena” y “Nube viajera” que dedicó a su padre.

Fueron más de dos horas y media de show, en el que se escucharon hacia el final los clásicos “Volver volver”, “México lindo y querido” y “Se me va la voz”.

Como es tradición, Alejandro Fernández dejó para la despedida dos temas, “El rey” que marcó la carrera de su padre y “Como quien pierde una estrella”, cuyo coro hizo que el públicio repitiera una y otra vez, esa fue su despedida.

Acerca de NOVEDADES

Te puede interesar

Carlos Vives, Persona del Año de los Latin Grammy

El cantante y compositor Carlos Vives será honrado como la Persona del Año 2024 por …