“Nadie me enseñó a ser padre”: El maltrato infantil no se justifica

En México residen poco más de 38.2 millones de niñas, niños y adolescentes. En términos relativos, la cifra representa 30.4 por ciento de la población total y de acuerdo con el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef), 63 por ciento de los menores de 14 años sufren agresiones físicas y psicológicas como parte de su formación.

El maltrato infantil se define como los abusos y la desatención de que son objeto la niñez y adolescencia e incluye todos los tipos de maltrato físico o psicológico, abuso sexual, negligencia y explotación laboral que puedan causar un daño a la salud, desarrollo o dignidad de la niña o el niño, así como poner en peligro su supervivencia.

Cualquiera de estas expresiones de maltrato en su contra trastorna su desarrollo integral y afecta de manera significativa el rendimiento y funcionamiento en todas las actividades que desempeñan, situaciones que de manera común prevalecen en la edad adulta y les expone a un mayor riesgo de enfrentar desórdenes psiquiátricos, consumo de drogas e incluso suicidios, entre otros factores que actúan en deterioro de su salud física y mental.

Los costos sociales y económicos de la violencia son altos y a menudo son para toda la vida, incluido el bajo rendimiento escolar, un mayor riesgo de desempleo y pobreza, así como una asociación a pandillas o crimen organizado.

En México, los métodos violentos como gritos, golpes y humillaciones para educar a niñas, niños y adolescentes están muy normalizados, 6 de cada 10 menores de 1 a 14 años han experimentado algún tipo de disciplina violenta o maltrato en el hogar.

Madres, padres y personas cuidadoras no deben ejercer castigo corporal y humillante o disciplina violenta. En su lugar, están los métodos de crianza respetuosos de los derechos de niñas, niños y adolescentes, tomando en cuenta su desarrollo evolutivo y su opinión en las decisiones que les afecten.

La crianza positiva es un estilo educativo basado en el apego seguro. Madres y padres se esfuerzan por crear un vínculo fuerte con sus hijas e hijos, y fomentar una relación de respeto mutuo y comprensión. El objetivo es educarles para que se desarrollen de forma adecuada, a fin de que se relacionen con la sociedad de forma constructiva y no violenta.

El buen trato consiste en que niñas, niños y adolescentes sean reconocidos como seres humanos que tienen derechos y no como propiedad de mamás, papás o personas tutoras; también en atender sus necesidades de desarrollo que facilite su sano desarrollo físico, mental y social. Se tiene el reto de dejar atrás métodos violentos y autoritarios que generan un impacto negativo en el desarrollo de la niñez.

Recomendaciones para poder llevar a cabo una crianza positiva:

La comunicación y la escucha activa entre madres y padres con hijas e hijos. Una niñez educada en un hogar con diálogo abierto aprenderá a expresar sus opiniones desde el respeto y la responsabilidad.
El equilibrio emocional en madres y padres. Controlar los enfados de mamá y papá permitirá entenderles mejor y enseñarles a regular sus impulsos.
La disciplina positiva alejada de los castigos y centrada en límites y consecuencias. Se pretende que niñas y niños aprendan a tener autodisciplina. Para ello, se evitan los castigos que sólo generan miedo y se comienzan a marcar límites y consecuencias educativas que aportan seguridad, estabilidad y responsabilidad.

Beneficios de una educación sin violencia en el desarrollo de niñas, niños y adolescentes:

Aprende a respetar y tolerar a otras personas
Regula sus emociones de una forma adecuada
Mejora su autoestima y la seguridad en sí misma o mismo
Tiene una estabilidad emocional
Resuelve adecuadamente conflictos, utilizando el diálogo y la empatía

“Niñas, niños y adolescentes tienen derecho a vivir una vida libre de toda forma de violencia y a que se resguarde su integridad personal, a fin de lograr las mejores condiciones de bienestar y el libre desarrollo de su personalidad.” Artículo 46. De la Ley General de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes (LGDNNA).

Criar en positivo genera niñas, niños y adolescentes emocionalmente sanos que se convertirán en personas adultas de éxito y ciudadanas de bien.

Fuentes:

Secretaría de Salud. Registro de Lesiones 2019-2020. Enlace: https://datos.gob.mx/busca/dataset/lesiones/resource/d59204ee-66ef-4e26-9e4c-ea7599500654Ley General de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes
CNDH. Ley General de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes. Enlace: https://www.cndh.org.mx/sites/default/files/documentos/2021-01/Ley_GDNNA.pdf
INEGI. Estadísticas a propósito del Día Internacional de la Niña. Enlace: https://www.inegi.org.mx/contenidos/saladeprensa/aproposito/2022/EAP_DiaNina22.pdf
La Jornada. En México el 63 por ciento de los menores de 14 años sufren violencia. Enlace: https://www.jornada.com.mx/ultimas/sociedad/2020/06/08/en-mexico-63-de-ninos-y-ninas-sufren-violencia-infantil-2364.html
INMUJERES. Maltrato Infantil. Enlace: http://estadistica.inmujeres.gob.mx/formas/tarjetas/Maltrato_infantil.pdf
INEGI. Maltrato de niñas, niños y adolescentes en el seno familiar. Enlace: https://sc.inegi.org.mx/SIESVIM1/Asignador?ruta=/sievcm/Documentos/&nombreArchivo=CI_2.pdf
UNICEF. Educando a niñas, niños y adolescentes sin violencia. Enlace: https://www.unicef.org/mexico/buentrato
UNICEF. Herramientas para la crianza positiva. Enlace: https://www.unicef.org/mexico/herramientas-para-la-crianza-positiva-y-el-buentrato

Acerca de Jorge Cupido

Te puede interesar

Claudia Sheinbaum presenta la cuarta parte de su gabinete

La virtual presidenta electa de México, Claudia Sheinbaum Pardo, presentó la cuarta parte de quienes …