Disertan en “Insectus” sobre importancia de abejas en el equilibrio de la naturaleza

En el marco de la exposición “Insectus Tabasco. Ciencia, Arte, Cultura”, abierta en Villahermosa para fomentar la participación ciudadana a través del conocimiento científico, además de experiencias nuevas y transformadoras, la especialista Marie Ikchiend Bartilotti Cahero disertó sobre “La importancia de las abejas” y su rol en la naturaleza.

Invitada por el gobierno estatal y la Fundación Coppel, organizadores de la Microsculpture, compuesta de 37 fotografías impresas en gran formato del artista Levon Biss, así como de una estructura museográfica adaptada a espacios públicos, la profesora investigadora de la Universidad Juárez Autónoma de Tabasco (UJAT) dimensionó el impacto positivo que tiene incrementar la conciencia social en torno a las maravillas de los insectos.

Médico veterinario zootecnista con posgrado en temas de producción apícola, Bartilotti Cahero valoró el esfuerzo emprendido por las autoridades para voltear la mirada hacia el mundo de estas especies, claves en el proceso de equilibrio de los ecosistemas, así como de la supervivencia humana.

“Son animales sumamente importantes para la sostenibilidad del medio ambiente y nuestra propia seguridad alimentaria, porque de ella podemos obtener muy buena calidad de carbohidratos y proteínas que marcan diferencia, especialmente en personas que están en desarrollo como los jóvenes o que padecen alguna enfermedad”.

Explicó que de acuerdo con una investigación de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), un organismo especializado que dirige actividades internacionales encaminadas a erradicar el hambre, existen 100 alimentos, como el arroz, frijol, sorgo, maíz, cebada y avena, entre otros, que son esenciales para el desarrollo de la humanidad.

De esos 100 alimentos, 75 son polinizados 100 por ciento por las abejas, sentenció, y advirtió que sobre la base de estudios científicos, ‘si las abejas no existieran, en cuatro años muy probablemente la humanidad colapsaría”, ventiló.

‘Sin ellas colapsaríamos’

La científica de la UJAT abundó que lo anterior quiere decir que si las abejas siguen bajando en número de colonias en el mundo, “que es lo que tristemente está ocurriendo por la contaminación, la polución, y el uso indiscriminado de herbicidas y pesticidas”, estaremos condenados a un proceso de desertificación acelerada y hacia una notable baja de la producción agrícola.

El rol de las abejas en las actividades del campo contribuye a incrementar hasta en 50% la producción en un huerto.

Durante su ponencia, Marie Ikchiend Bartilotti comentó que “hay muchísimos insectos que son polinizadores, como las mariposas, los abejorros o algunos mamíferos como el murciélago, pero de todos ellos el más importante es la abeja melífera de la Tribu Apini y también la abeja melipona o nativa o sin aguijón de la Tribu Meliponini”.

Indicó que ambas especies son insectos selectivos y cuando encuentran una fuente de alimento inmediatamente avisan a la colonia para obtener el recurso de esa fuente.

La catedrática de la máxima casa de estudios estatal puntualizó que la importancia de estos animales radica en la polinización; “son animales que van de flor en flor, llevando en su vellosidad y sus patas la vida, el polen, que como bien sabemos es el gameto de las plantas que se necesita para reproducirse”, relató.

Concluyó que sin los insectos, pero de manera especial sin las abejas, “las plantas no podrían tener esta propagación que tienen por efecto de las abejas”.

Acerca de Jorge Cupido

Te puede interesar

Legado de Pérez Merino, una joya para Tabasco

Nació un 26 de febrero de 1918 Después de estudiar en el Conservatorio Nacional y …