«Se calienta» el mar Rojo

El riesgo de una escalada en el mar Rojo experimenta un notable aumento tras el reciente ataque aéreo de EU y el Reino Unido contra objetivos de los rebeldes hutíes en Yemen. La acción fue justificada por Washington como un intento de mermar las capacidades militares de los hutíes.

Se llevó a cabo dentro del marco de acción de una fuerza naval internacional liderada por EU, en coordinación con el Reino Unido y el apoyo de Australia, Canadá, los Países Bajos y Bahrein, desde diciembre en el sur esas aguas.

Esto, porque desde el pasado noviembre la milicia fundamentalista yemení ha venido hostigando y amenazando a los buques que transitan por esa región, por donde transita casi el 15 % del comercio marítimo global.
Nuevo ataque contra un buque

La Marina británica informó este viernes que un misil disparado contra un barco frente a las costas del Yemen impactó en el agua sin producir víctimas ni daños. Es el primer ataque desde que EU y el Reino Unido atacaron posiciones de los rebeldes.

La entidad de la Marina británica Operaciones Marítimas Comerciales (UKMTO) dijo en una alerta que el misil fue lanzado contra un barco que se encontraba a unas 90 millas náuticas al sureste de Adén y que impactó en el agua a unos 400-500 metros de distancia.
Milicias proiraníes atacan Israel

La amalgama de milicias Resistencia Islámica en Irak, respaldada por Irán, afirmó haber atacado un «objetivo vital» en la ciudad de Eilat, en el sur de Israel, en la primera acción reivindicada por estos grupos armados tras el bombardeo estadounidense y británico contra los hutíes.

«Los combatientes de la Resistencia Islámica en Irak, utilizando armas apropiadas, atacaron durante la madrugada del viernes un objetivo vital en la ocupada Umm al Rashrash (Eilat)», afirmó la agrupación en un comunicado, en el que prometió «seguir atacando y destruyendo los bastiones enemigos».

Estas milicias lanzaron más de un centenar de ataques con cohetes, misiles y drones contra posiciones estadounidenses en Irak y en Siria y, de forma más limitada, contra el sur de Israel, si bien los lanzamientos contra territorio israelí suelen ser interceptados por Jordania o por buques de guerra de EU.

Reclamo a las milicias hutíes

El Gobierno de Yemen acusó este viernes a los rebeldes hutíes de «arrastrar al país a un escenario de enfrentamiento militar», después de que EU y el Reino Unido bombardearan posiciones de los insurgentes en respuesta a sus ataques contra la navegación en el Mar Rojo.

«El Gobierno responsabiliza a las milicias hutíes de arrastrar al país a un escenario de enfrentamiento militar con fines propagandísticos», dijo el Ejecutivo en un comunicado difundido por la agencia de noticias oficial yemení Saba.

Asimismo, indicó que sigue «con gran preocupación la escalada militar en el país» y justificó los ataques estadounidenses y británicos «en respuesta a los continuos ataques y amenazas de las milicias terroristas hutíes» contra la seguridad marítima en el mar Rojo y en el estrecho de Bab al Mandeb.

Por otra parte, acusó a los insurgentes de «depender de las órdenes del régimen iraní, sirviendo a sus proyectos en la región a expensas de los intereses del pueblo yemení».

Acerca de NOVEDADES

Te puede interesar

Día Internacional del Perro Guía

El último miércoles de abril agradecemos el trabajo de un amigo de cuatro patas muy …