Crisis hídrica en CDMX

La Ciudad de México enfrenta una crisis hídrica de proporciones preocupantes, donde la gestión del agua se ha convertido en un desafío fundamental para la administración pública. En este contexto, un reciente informe de la consultora Aqueducto arroja luz sobre la compleja realidad del suministro de agua en la capital mexicana, revelando una serie de discrepancias y desafíos que impactan profundamente en la vida de sus habitantes.
Desconexión en la distribución de agua: Tandeo y bajo consumo

Según los hallazgos de Aqueducto, la distribución de colonias por tandeo está estrechamente relacionada con el bajo consumo de agua, señalando una desconexión preocupante entre el suministro de agua y las áreas con mayores necesidades.

Estas colonias no están predominantemente vinculadas al Sistema Lerma Cutzamala, lo que desafía la noción de que la escasez de agua en las presas justifica restricciones en el suministro.

Una correlación aún más alarmante surge al observar la distribución de colonias por tandeo y los índices de pobreza urbana. Resulta evidente que estas áreas enfrentan desafíos adicionales, exacerbando la vulnerabilidad de quienes ya luchan por satisfacer sus necesidades básicas. Esta realidad plantea interrogantes sobre la equidad en el acceso al agua y la necesidad de políticas públicas que aborden las desigualdades estructurales.

Cambios en el modelo de cobro: «Beneficios» y renuncia a medidas de defensa

En un intento por abordar la crisis hídrica, la Secretaría de Administración y Finanzas capitalina emitió un decreto el pasado 25 de enero, estableciendo el tandeo como un servicio automático y permanente en ciertas colonias. Sin embargo, este cambio en el modelo de cobro, que ahora se basa en una cuota fija en lugar de los derechos por volumen consumido, plantea preocupaciones sobre la equidad y la justicia ambiental. Aunque se presenta como un “beneficio” al subsidiar el 95% de los derechos, la condición de renunciar a medidas de defensa legal ante el tandeo deja a los habitantes sin herramientas para exigir su derecho humano al agua.

El análisis también revela importantes deficiencias en el acceso a información sobre el agua en la Ciudad de México. A pesar de la disponibilidad de datos abiertos, las bases geográficas desactualizadas y las discrepancias en los nombres de las colonias obstaculizan la comprensión y el análisis efectivo de la situación hídrica. Estas deficiencias no solo afectan los derechos ciudadanos, sino que también ponen en entredicho la transparencia y la rendición de cuentas en la gestión del agua.

En última instancia, el tandeo se revela como una medida insuficiente para abordar la crisis hídrica en la Ciudad de México. Más que una solución efectiva, parece perpetuar las desigualdades y la falta de acceso al agua en comunidades históricamente marginadas. La urgencia de una acción concertada y eficaz para garantizar un suministro equitativo y sostenible de agua se vuelve cada vez más evidente, destacando la necesidad de políticas que aborden las raíces del problema y promuevan un acceso justo para todos los habitantes de la ciudad.

Acerca de NOVEDADES

Te puede interesar

Se pronostica ambiente caluroso y baja probabilidad de lluvia, en la mayor parte de México

Hoy, una circulación anticiclónica en niveles medios de la atmósfera sobre el centro y sur …