Dimite presidenta de Hungría

La presidenta de Hungría, Katalin Novák, muy cercana al primer ministro ultranacionalista Viktor Orbán, anunció este sábado su dimisión tras una semana de controversia por un indulto que concedió a un directivo de un hogar infantil que intentó ocultar casos de pederastia.

“Pido perdón de aquellos a quienes he herido. Hoy hablo por última vez a ustedes como presidenta. Dimito de mi cargo”, dijo Novák en un vídeo emitido por la televisión pública, después de volver antes de tiempo de una visita a Catar.

La jefa de Estado, una exministra de Asuntos de la Familia, reconoció haber “cometido un error” al indultar a un director adjunto de un hogar infantil, cuyo director abusó durante años de varios menores.

Poco después del anuncio de Novák, la exministra de Justicia, Judit Varga, que había firmado el año pasado el polémico indulto, anunció que se retira de la política.

“Asumo la responsabilidad política por haber firmado el indulto. Me retiro de la vida pública”, anunció la antigua responsable de Justicia, también muy cercana a Orbán.

Agregó que también abandonará el Parlamento húngaro y que no liderará la lista del gobernante partido Fidesz en las elecciones europeas de junio próximo, como estaba previsto.

El polémico indulto, concedido en abril de 2023 con motivo de la visita del papa Francisco a Budapest, fue descubierto por la prensa la semana pasada.

Desde entonces, organizaciones y partidos políticos opositores pidieron la dimisión de la presidenta al considerar ese indulto como “inaceptable”.

Propuesta de enmienda constitucional

En respuesta a la controversia, Orbán propuso esta semana una enmienda constitucional que prohibiría en el futuro los indultos a condenados por crímenes contra niños, lo que muchos ya interpretaron como una crítica indirecta a la decisión de Novák y Varga.

El viernes por la tarde miles de húngaros se congregaron delante de la sede de la presidencia en el Castillo de Buda, pidiendo la dimisión de Novák, al considerar que ya no es digna de ocupar el cargo.

El cargo presidencial en Hungría tiene atributos sobre todo representativos, aunque incluye también firmar los indultos de presos a propuesta del Gobierno.

Katalin Novak, de 46 años, fue elegida presidenta de Hungría en 2022, siendo una calvinista devota. Necesitó apenas 15 años de carrera política en el seno del gobernante partido ultranacionalista Fidesz para llegar hasta la presidencia del país, tras pasar unos años al frente del ministerio de Asuntos de la Familia.

Precisamente la visión conservadora de la familia está en el centro de la política del Fidesz, junto con rechazo total a cualquier tipo de inmigración.

Por eso, el escándalo del indulto a un hombre relacionado con un caso de pederastia causó tanto revuelo en el país y tanto nerviosismo en el seno del partido gobernante, que acabó forzando la dimisión de Novak.

Tras entrar en 2010 en el ministerio de Exteriores, Novak fue secretaria de Estado de Juventud y Familia entre 2014 y 2020.

Acerca de NOVEDADES

Te puede interesar

Envía Estados Unidos tres aviones con alimentos a Gaza

Tres aviones militares de carga estadunidenses lanzaron alimentos desde el aire en la Franja de …