Trump descarta veto al aborto

Voto mata a ideología extrema… al menos en campaña electoral. Temeroso de perder votos de los independientes y conservadores más moderados de cara a las elecciones de noviembre, el virtual candidato presidencial republicano Donald Trump descartó una prohibición nacional.

Sin embargo, para intentar contener la previsible ira del sector extremista de su partido y del electorado ultraconservador, este lunes anunció que permitirá que cada estado legisle “según su fe”, abriendo así la puerta a que sea ilegal e incluso un delito en más de la mitad de Estados Unidos, incluidos estados muy poblados como Florida o Texas.

En un video de unos cuatro minutos en su red social, el ex presidente reiteró que está «orgulloso» de haber designado una mayoría de jueces conservadores en el Tribunal Supremo de Justicia que, en 2022, anuló las protecciones a la interrupción del embarazo. No obstante, la opinión pública estadounidense en general no se muestra tan favorable a la eliminación de un derecho que estuvo activo sin problemas durante medio siglo.

«Mi opinión es que ahora, en lo que se refiere al aborto, estamos donde todos querían estar desde un punto de vista legal», escribió Trump en su ‘Truth Social’, haciendo malabares entre partidarios y adversarios del aborto, cuando quedan siete meses para las elecciones, y en medio de la ofensiva republicana para perseguir este derecho.

«Los estados determinarán mediante votación o legislación, o tal vez ambas vías, y lo que decidan será la ley», añadió. Para Trump «cada uno debe seguir lo que siente, o en muchos casos, su religión o su fe».

Decepción en la derecha ultra

La declaración probablemente decepcionará a los grupos más militantes que pujan por una prohibición total del aborto a nivel nacional, dado que con anterioridad la campaña presidencial de Trump mencionó una prohibición del procedimiento después de la decimoquinta semana de gestación a nivel nacional.

«Muchos estados serán diferentes», explicó el exmandatario conservador. «Tendrán un número diferente de semanas (permitidas para interrumpir la gestación) y algunos serán más conservadores que otros», añadió.

Trump reiteró su apoyo a excepciones que permitan el aborto en casos de violación, incesto o cuando esté en peligro la vida de la madre. Añadió, asimismo, que está de acuerdo con procedimientos como la fertilización in vitro.

“Es indignante”: Biden

Hace justo una semana, la Corte Suprema de Florida reactivó una prohibición del aborto de seis semanas -cuando la mayoría de las mujeres no sabe que está embarazada- aprobada por los legisladores de Florida el año pasado y ratificada por el gobernador ultraconservador Ron DeSantis.

Esta norma estaba suspendida, a la espera de que la Corte Suprema tomara una decisión sobre las quince semanas, y ahora entrará en vigor dentro de 30 días.

El presidente demócrata Joe Biden calificó de “indignante” el fallo de la Corte Suprema de Florida —dominada por los conservadores, al igual que su Congreso estatal— ya que “pone en riesgo la salud y la vida de millones de mujeres”.

Estas leyes extremas quitan a las mujeres la libertad de tomar sus propias decisiones sobre atención médica y amenazan a los médicos con penas de cárcel simplemente por brindar la atención médica para la que fueron capacitados”, agregó Biden.

El Supremo de Florida decidió además que el tema del aborto esté en las papeletas electorales del 5 de noviembre, por lo que los ciudadanos decidirán en las urnas si quieren consagrar las protecciones del aborto en la constitución del estado.

Acerca de NOVEDADES

Te puede interesar

¿Qué se puede hacer para prevenir la hipertensión?

El 17 de mayo se conmemora el Día Mundial de la Hipertensión Arterial, una efeméride …