Israel: habrá «respuesta» al ataque de Irán

Las amenazas no paran en Oriente Medio. Tras el ataque iraní la comunidad internacional insiste en bajar la tensión y evitar la escalada aunque Israel hace algo de oídos sordos.

Este lunes, el jefe del Estado Mayor del Ejército de Israel, Herzi Halevi, aseguró que habrá una «respuesta» al ataque iraní con drones y misiles del sábado, pero no ofreció más detalles.

El medio israelí Haartez, que cita a fuentes cercanas a las discusiones, dijo que el primer ministro, Benjamín Netanyahu, se inclina por atacar militarmente a Irán, pero que la presión internacional para evitar una escalada en la región tendrá un gran peso sobre la decisión.

«Estamos mirando hacia delante, considerando nuestros pasos, y este lanzamiento de tantos misiles, misiles de cruceros y drones hacia el territorio del Estado de Israel recibirá una respuesta», dijo Halevi durante una visita a la base aérea de Nevatim, en el sur, que recibió daños leves durante el ataque.

De momento, las autoridades israelíes no han anunciado qué medidas tomarán tras el ataque iraní, aunque medios locales informan de que el Gabinete de Guerra, que se reunió este lunes y tiene planeado reunirse también mañana, martes, quiere dar una respuesta contundente.

Según el canal 12 de noticias israelí, las autoridades no quieren poner en marcha una guerra regional, y su principal aliado militar, EU, ya ha avisado de que no apoyará una respuesta militar.
Bautizan operación de defensa como ‘Escudo de hierro’

También este lunes, las Fuerzas de Defensa de Israel (IDF) dieron el nombre de ‘Escudo de hierro’ a la operación militar con la que interceptó la gran mayoría de los más de 300 drones y misiles lanzados por Irán contra su territorio el sábado, informaron en un mensaje.

El país, con ayuda de EU, el Reino Unido, Francia y la vecina Jordania, logró interceptar el 99 % de los misiles y drones de Teherán, la mayoría fuera del espacio aéreo israelí, de forma que la ofensiva iraní no causó muertos, pero sí dejó herida de gravedad por metralla a una niña de siete años y se registraron daños leves en una base de la Fuerza Aérea en el sur del país.

Mercados en calma

Los mercados han acogido con calma el ataque de Irán contra Israel de este fin de semana, con predominio de las subidas en las grandes bolsas y descensos en los precios del petróleo.

A diferencia de lo que ocurrió el viernes, cuando las noticias sobre un inminente ataque iraní impulsaron los precios del crudo, del oro y de los bonos soberanos, la respuesta de los inversores ha sido hoy «tibia».

En los mercados bursátiles se han impuesto las subidas. En Europa, Milán ha ganado un 0,56 %; Fráncfort, un 0,54 %; París, un 0,43 %; y Madrid, un exiguo 0,01 %. La única excepción ha sido Londres, que ha perdido un 0,38 %.

El Euro Stoxx 50, que agrupa a las mayores empresas europeas por capitalización, ha avanzado un 0,59 %.

La respuesta de los inversores ha sido diferente en Asia. Tokio ha bajado un 0,74 %; Hong Kong, un 0,73 % y Seúl, un 0,42 %. Por el contrario, Shanghái, ha ganado un 1,26 %.

En Wall Street, los principales índices han abierto al alza. Aunque el Dow Jones sigue en verde (sube un 0,1 %), el S&P está ahora plano y el tecnológico Nasdaq se deja un 0,45 %.

Según los analistas de Banca March, la reacción de los mercados está siendo «tibia» ante la «pasividad del petróleo».

El Brent, el crudo de referencia en Europa, baja un 1,5 % y ronda los 89 dólares por barril.

El West Texas Intermediate (WTI), referente en EU, cae un 1,4 %, hasta 84,4 dólares por barril.

El precio del oro, uno de los activos refugio en tiempos de incertidumbre, sube un 0,5 %, hasta 2.355 dólares por onza, pero está lejos del máximo alcanzado el viernes (2.431,5 dólares).

En los mercados de deuda, el precio de los bonos se relaja, lo que eleva la rentabilidad (que evoluciona en sentido contrario).

En momentos de tensión, la deuda de las economías más sólidas, como Alemania o EU, se comporta también como un activo refugio.

La rentabilidad del bono español a diez años, el de referencia, repunta hasta el 3,273 %.

En la misma línea, el rendimiento del bono alemán, considerado el más seguro, avanza hasta el 2,437 %.

En EU, la rentabilidad del bono de referencia escala hasta el 4,628 %.

A pesar de la relativa tranquilidad de los mercados, los analistas esperan una semana de volatilidad.

«Los mercados financieros afrontan una semana de alta volatilidad, con la geopolítica como principal foco de atención», destaca Manuel Pinto, de XTB.

En su opinión, «mientras que Irán e Israel no se dirijan a un conflicto bélico directo, al petróleo le podría costar romper al alza y consolidar los cien dólares por barril».

Según Vincent Chaigneau, director de Análisis de Generali Investments, el escenario central de su firma es que el ataque de Irán, «sin precedentes pero calibrado», «no dará lugar a una escalada brusca».

No obstante, añade, «la reacción de Israel es incierta y la tensión regional, intensa».

«La acción directa de Irán sobre Israel ha generado temores a una escalada adicional, pero, en ausencia de una crisis total en la región, que no es nuestro escenario base, creemos que el impacto en los mercados financieros se mantendrá contenido», señala Gregor MA Hirt, director global de Inversiones de Multiactivos de Allianz Global Investors.

Acerca de NOVEDADES

Te puede interesar

Día Internacional del Everest

El 29 de mayo se festeja en las alturas un día muy especial para los …