Maldita Vecindad y su aporte a la música

En vísperas de su 40 aniversario La Maldita Vecindad nos regalará veladas mágicas en sus Noches de Kumbala en el gran recinto que es el Teatro Metropólitan (el 8 de junio y el Teatro Diana de Guadalajarael 15). Roco vocalista y uno de los fundadores quien no sólo adelantó un poco de sus próximos conciertos si no que también nos platicó de sus procesos en la banda y de ese mítico disco enlatado que su primera disquera no lo dejó ver la luz:

“Nuestro primer disco, ahora sí que fue nuestra primera botella lanzada al mar. Esa primera fusión de toda nuestra vivencia cotidiana como mexicanos, con toda nuestra música con la que crecimos pero también con la influencia del punk, con la fuerza del ‘hazlo tu mismo’ y del rock”, dijo.

“Y de todas las músicas del barrio pero del mundo que nos inspiraron desde Los Andes, la música del Perú, como el palo de mayo de las costas de Nicaragua o como el reggae y el ska de los barrios de Kingston Town. Todo esa música que nos gustaba la mezclamos entonces ese primer momento creativo yo creo que abarca nuestro primer disco y luego El circo fue un momento cúspide de nuestra creatividad colectiva”, mencionó Roko sobre la evolución de la banda desde sus primeros discos, encaminando la charla a la celebración de Noches de Kumbala.

De acuerdo con el intérprete, los tiempos que ahora vive la banda son para revalorizar cuatro décadas de aprendizajes y crecimiento, además de sucesos que marcaron a la banda, por ejemplo, un disco enlatado que no ha visto la luz. Rocko contó qué pasó con la banda tras los primeros lanzamientos:

“Tuvimos un disco muy fuerte que hicimos con Bill Laswell en Nueva York, el cual era tan experimental que a la compañía le dio un patatus ahí por que pues veníamos de El circo, que de por si era super experimental pero pegó ‘Kumbala’ ya por fin ellos entendieron que podíamos ser un grupo de rock y tocar un bolero como ‘Kumbala’ entonces ellos estaban esperando lo mismo y nosotros llegamos con una experimentación muy chida de ese disco que quedó ahí (enlatado)”, destacó.

Para el músico fue un momento donde hubo una ruptura en la idea de la banda sobre la certeza de su total libertad y aquí fue cuando comenzaron a componer en individualidad arrojando una nueva etapa creativa en la banda nos cuenta el vocalista:

“Un nuevo momento comenzó en Maldita porque a partir de ahí ya no compusimos tanto en colectividad sino más bien, ya de repente llegaba El Pato con una idea y esa la trabajamos. Y yo escribía la letra ya no era esta colectividad de estar horas y horas improvisando sino que más bien ya alguno de nosotros ya traía alguna idea. Yo algún pedacito de letra o algo y sobre eso, ¡pum!, empezábamos a trabajar todo y ya lo hacíamos”, explicó.

También nos platicó sobre su disco Circular colectivo (2009) el cual también representó un cambio en la dinámica de la banda: “Otro momento importante de nuestro proceso creativo fue cuando hicimos el Circular colectivo que fue nuestro primer disco ya fuera de las compañías. Fuera de todo eso, porque lo hicimos fuera de todo, hicimos algo totalmente producido por nosotros y todo, y siento que ahí también pudimos desarrollar una serie de ideas. Fue un momento creativo muy, muy chido”, dijo.

De ahí a su tercer gran momento creativo que es el más reciente con lo que esperan que suceda en Noches de Kumbala en el Teatro Metropólitan: “El último momento creativo es en el que estamos ahorita que es pues exactamente con tantos cambios y movimientos que ha habido de nosotros como como personas y como grupo. Ahorita estamos nosotros trabajando en la colectividad pero ya no solamente dentro de la banda si no con la colectividad con diferentes entidades creativas”, dijo.

Roco Pachucote tambien nos relató como fue el proceso creativo de una de sus ultimas canciones lanzadas llamada “Música guerrera” a dueto con Leones Negros, originaria de Querétaro: “Ellos me llamaron que tenian esta cancion tan chida. Yo la oí, escribí la letra, nos gustó a todos y entonces ya de ahí la mezclamos y la sacamos como Maldita Vecindad”, expresó.

De vuelta a la celebración de cuatro décadas nos adelantó algo de lo que sería esa celebración: “Estamos en un momento donde, pues ya vamos a cumplir cuarenta años de este proyecto y de esta locura, y en donde estamos haciendo, pues ahora sí, un gran homenaje nosotros mismos, a nuestro trabajo en el momento de sacar toda una serie de materiales que habíamos tenido ahí y de todo lo nuevo que estamos ahora generando”, comentó.

Al momento de hacer el balance de esa historia, el músico reflexiona sobre sus aportaciones al rock mexicano como punta de lanza desde darle visualización a finales de los 80 y principios de los 90: “Nuestro aporte a todo el movimiento en México fue exactamente el cómo darnos identidad al rock mexicano. Mostrar que podemos hacer música desde nuestros barrios, con nuestras referencias musicales, en nuestra lengua y seguir siendo rock, que no necesitamos estar copiando afuera. Creo que esa parte es lo que inspiró a tantas bandas de ska y de rock con este ejemplo de Maldita”, enfatizó.

Además agregó su sentir sobre la necesidad de identificar el valor de los cambios en la música y pensar a quién pertenecen los créditos esenciales: “Como ahorita que ya dicen la cumbia es el nuevo punk, bueno, desde el principio nosotros hablábamos de eso, de que la musica de barrio nuestra música es igual de fuerte que cualquiera que admiramos de afuera”, destacó.

“Creo que ese fue nuestro gran aporte en su momento: El dar una identidad y el poder, ahora sí que, de estar orgulloso y, tranquilamente, decir que somos mexicanos. Tenemos nuestra cultura porque copiarles a los gringos o a los ingleses. Vamos a hacerlo desde aquí y no va a dejar de ser rock porque está hecho de nosotros con nuestras referencias”, añadió.

Con todo eso la banda se considera ahora parte de la memoria popular del país: “En este momento creo que en Maldita ya somos música popular y así como hay diferentes tipos de música popular creo que hay un gran sector en México que nos sigue viendo, no nada más por la música sino por los valores culturales, espirituales, líricos que tenemos con la energía que manejamos en vivo. Por nuestra reivindicación y el trabajo con diferentes comunidades indígenas o movimientos sociales. Creo que es algo ya más amplio”, destacó Roco.

Cabe mencionar que para la banda aún hay inquietudes que abordar desde la música y muchas de ellas tienen que ver con la misma esencia con la que comenzaron: “Digamos que es una corriente de pensamiento en México que valora profundamente nuestras raíces ancestrales, la cultura popular. Queremos hacer una música que te aliente el corazón, que no denigre a la mujer, que no fomente la violencia, que no fomente la separación, que no sea una exaltación de los excesos alcohólicos, que sea verdaderamente una música que puedas oir con tus hijos”, enfatizó.

“Después de 40 años de carrera de ser música popular en México creo que Maldita Vecindad sigue representando para muchísima gente, esa música que en serio te toca el corazón, que en serio te inspira a vivir o a buscar nuevas formas de vivir. Esa música que te abre a poder reconocer la inmensa y maravillosa participación de la mujer en la vida, que sin ellas no vivimos” agregó.

Este mensaje tiene que ver también con la forma de sentir la música en el escenario, “ver a un grupo que acaba el concierto y ni siquiera se despeinó, ni sudó, no somos eso. Estamos preocupados por que se acabe a ver a un grupo que desde el principio está bailando, disfrutando lo que hace por que ahora es muy difícil ver a alguien que disfrute lo que hace”, dijo.

“Hasta en la música, que es un gran regalo, ves a los grupos y los ves haciendo cualquier cosa, exaltando su ego, cualquier otra onda, en vez de disfrutar lo que están haciendo. Creo que ahora eso es lo que Maldita Vecindad representa como una banda que seguimos hablando de nuestra cultura popular y que ser mexicano es un gran regalo en vez de una limitante y que también hay muchísimo todavía por explorar alrededor de la gran necesidad que tenemos en nuestro país y en el mundo de la justicia, de la verdad, de la conciencia, de la unidad, de la comunidad, de la verdadera alegría. Una música y una cultura que nos siga alentando a la paz y no a la guerra y la violencia o la separación”, enfatizó.

Además, Roco nos contó lo que para él es estar en un escenario con sus fans: “Para mí, cada vez que tocamos es un acto único e irrepetible. No es ni mi trabajo ni nada eso, es mi vida. Todo lo que soy y lo que digo ahí en el escenario es verdaderamente lo que pienso, lo que siento. No estoy hablando para que me compren el disco, estoy hablando de lo que verdaderamente siento, que es importante hablar en estos momentos de confusión”, expresó.

Finalmente el músico hizo una invitación a formar parte de su historia: “Vengan a ver esto sobre todo toda la banda que nos ha seguido desde hace mucho tiempo, vengan a ver Noches de Kumbala porque definitivamente va a ser algo que no hemos hecho y algo que va a ser muy íntimo y muy cercano a toda la banda que nos quiere ver, pero también a la que no haya escuchado a la Maldita Vecindad en vivo”, comentó.

“Este año vamos a desarrollar esta idea de los teatros y el año que viene pues yo creo que vamos a estar totalmente concentrados en el aniversario y en una serie de conciertos grandes no sé si haya espacio para conciertos en teatro entonces aprovechen. Igual en Guadalajara el Teatro Diana que es bellísimo, pero aprovechen. A la gente que le gusta venganse a vernos en este tipo de contexto por que sí va a ser algo muy único e irrepetible”, concluyó.

Acerca de NOVEDADES

Te puede interesar

Carlos Vives, Persona del Año de los Latin Grammy

El cantante y compositor Carlos Vives será honrado como la Persona del Año 2024 por …