¿Riesgo electoral por vetar TikTok?

Estados Unidos, 1984. Tipper Gore, en esos días esposa de Al Gore, vicepresidente de Bill Clinton entre 1993 y 2001, ve la televisión junto a sus hijas. En el recuadro luminoso se contonea Prince cantando Darling Nikki. La entonces segunda dama de EU se escandaliza al escuchar una canción con referencias a masturbación, a sexo y amigos sexuales:

“Conocí a una chica llamada Nikki / Supongo que podrías decir que era una adicta al sexo / La conocí en el vestíbulo de un hotel / Masturbándose con una revista”.

Tipper Gore terminaría fundado en EU el Parents Music Resource Center, formado por más de una veintena de esposas de senadores. Era un comité moralista que quiso aleccionar a los padres gringos sobre el contenido “alarmante” en canciones de pop y rock.

Elecciones presidenciales de EU, año 2000. El demócrata Al Gore pierde contra el republicano George W. Bush por un estrecho margen, en lo que fueron unas elecciones desastrosas y dudosas.

Hay varios factores que llevaron a Gore a la derrota por la presidencia. Uno de ellos pudo ser el acoso del Partido Demócrata contra el esparcimiento en los 80 y 90. Se empeñaron en prohibir el rap, el heavy metal y hasta los videojuegos, supuestamente para proteger a los niños.

Con esa misma flama se puede quemar Joe Biden en las elecciones presidenciales de este año. Juega con fuego al arrebatarles a los jóvenes la red social más exitosa del momento.
Dilema más que serio

Este jueves, el secretario de Estado estadounidense, Antony Blinken, llegó a Pekín con el propósito de «encontrar formas» para que haya «la mayor estabilidad posible» entre EU y China.

La visita se da después de que el Senado estadounidense aprobó un proyecto de ley que obligará a la empresa china ByteDance a vender TikTok en un plazo de nueve meses si no quiere que la plataforma sea prohibida en EU.

En marzo, China criticó la «represión» contra la aplicación de vídeos TikTok por parte de EU por ser «una táctica intimidatoria» que se acabará «volviendo contra» del país norteamericano.

En unas lecciones históricamente reñidas en EU, los jovenes juegan un papel clave en lo que puedan arrojar las urnas. Los Demócratas han dependido en gran medida de la aplicación para llegar a su base principal de electorado joven. Necesitan ganarse más a ese público y no perderlo.

La influencia de la red social en suelo estadounidense está más allá de los alegatos por cancelar una aplicación supuestamente espía. Según un estudio del Pew Research Center publicado a fines de 2023, «aproximadamente un tercio de los estadounidenses de entre 18 y 29 años reciben regularmente noticias» a través de TikTok, según la información consignada por el portal Columbia Journalism Review.

De ahí que la secretaria de Comercio de EU, Gina Raimondo, llegó a especular que vetar a la red social llevaría a los Demócratas a «literalmente perder a todos los votantes menores de 35 años, para siempre».

Y es que según la firma de investigación Insider Intelligence, aproximadamente una cuarta parte de los usuarios de Facebook tiene entre 18 y 34 años. Mientras que en ese rango de edad está casi la mitad de los usuarios de TikTok.

Mientras que los datos de la organización no partidista Pew Research indican que el número de votantes de entre 18 y 29 años que obtienen sus noticias de TikTok ha aumentado al 32%, un aumento de más de tres veces desde las elecciones de 2020.

Y por si fuera poco, una encuesta de NBC encontró que los jóvenes usuarios de esta red social tienden a ser demócratas en lugar de republicanos en una proporción de 47% a 30%.
A la baja entre jóvenes

El electorado joven resultó crucial para impulsar a Biden a la Casa Blanca en 2020. Y ahora, muchos jóvenes le están dando la espalda por la política estadounidense que apoya a Israel en la guerra contra Hamás en Gaza. Una inconformidad que se está dejando ver en los campus universitarios hoy día.

Y también hay que considerar la poca fe de muchos votantes por los dos potenciales candidatos a la presidencia de EU. Según la encuesta realizada por el Centro Pew, y dada a conocer este jueves, más de 8,000 adultos no quieren ni a Biden a Trump en las papeletas.

Algunas encuestas arrojan también que Biden está rezagado detrás de Trump entre la generación Z y los jóvenes millenials.

En meses recientes, el Partido Demócrata invirtió enormemente en la difusión del voto en TikTok, con la esperanza de fortalecer el voto joven. La cuenta de campaña de Biden, @BidenHQ, tiene más de 300,000 seguidores y @thedemocrats tiene más de 530,000.

La prohibición también podría restringir considerablemente la capacidad del Partido Demócrata para conectarse con los votantes más jóvenes a través de la publicidad y otros medios de compromiso.

La campaña de Biden, el Comité Nacional Demócrata y los grupos afiliados han invertido millones de dólares en atraer a influencers de TikTok y otras plataformas como YouTube, Facebook e Instagram. Incluso, la Casa Blanca llegó a organizar una gala de estrellas para cientos de futuros líderes digitales.
Donald Trump: giro estratégico

Ante la postura de Biden sobre TikTok, Donald Trump busca sacar provecho. En 2020, el magnate republicano propuso una orden ejecutiva para prohibir la aplicación en EU, que fue rechazada por un juez federal. Pero ahora sólo ve la chance de quitarle votantes jóvenes a los demócratas.

Con el veto, el exmandatario vislumbra el crecimiento de Meta; cosa que no le gusta. Pero aun así sabe que “hay mucha gente en TikTok que la ama”, declaró en una entrevista reciente. «Hay muchos niños jóvenes en TikTok que enloquecerán sin él».

Aunque los demócratas han sido más agresivos al aprovechar TikTok, los republicanos han avanzado en contrarrestar este atractivo. Esto incluye a Trump acercándose a Libs of TikTok y a Babylon Bee, dos influyentes populares en las redes sociales pro Trump.

La actitud de Trump también se comprende por la participación del donante republicano Jeff Yass, cuya firma de inversión posee aproximadamente el 15% de ByteDance, la propietaria de TikTok.

Implicaciones catastróficas

La batalla por proteger la seguridad nacional, aparentemente en riesgo por prácticas de espionaje de la red social, supone también una estira y afloja estratégico.

Recordemos que hay otra lucha guiada por intereses geopolíticos. Recordemos que el veto a TikTok pasa más como medida para degradar el posicionamiento chino en el ambiente del marketing digital mundial.

A la predominantemente joven base de usuarios progresistas le enfadará que el Gobierno les quite su aplicación favorita. Una red social mucho más popular y que les ofrece más diversión, que les concede al alcance de un click un paraíso de entretenimiento y ocio con el que Instagram y Facebook simplemente no compiten.

De ahí que las implicaciones del veto a la red social sean catastróficas para las aspiraciones de Joe Biden. Muchos Demócratas temen que prohibir TikTok en el período previo a las elecciones sea un desastre político autoinfligido. Serán miles los americanos enfadados que no acudirán a las urnas.

Acerca de NOVEDADES

Te puede interesar

¿Qué se puede hacer para prevenir la hipertensión?

El 17 de mayo se conmemora el Día Mundial de la Hipertensión Arterial, una efeméride …