Afecta plaga actividad pesquera de corredor Vhsa-Parrilla

Joel Rubio

Villahermosa

Lanchas atracadas, redes rotas y pescadores sin trabajo son parte de la situación que impera en las lagunas del corredor Villahermosa-Parrilla, donde el sector afectado señala que, la invasión del pez diablo y nutrias, así como la contaminación, han acabado con los peces.

«Estamos cansados, tenemos muchos de esos peces que han acabado con las especies que se encontraban de manera natural aquí en nuestra laguna, ya no sabemos qué hacer, porque nos merman el trabajo y el alimento; hay muchas cosas por hacer y tenemos que apoyarnos, esperamos la intervención de las autoridades», sostuvo Juan Chávez, pescador de la zona.

Hypostomus plecostomus es el nombre científico del pez que ha invadido desde hace varios años atrás las aguas de Tabasco, acabando con la crianza natural de mojarra, carpa, tilapia y otras especies.

Se considera que, al menos en la mencionada demarcación, han sido devastadas cerca de cien hectáreas de lagunas, donde lamentablemente las familias que viven y trabajan en ese sector, han visto mermada su economía y alimentación, ante la llegada de estas especiales que han dañado sus aguas.

UNA PLAGA

Como consecuencia de las precipitaciones cada vez más poderosas que azotan los trópicos, diversas especies invasoras se están estableciendo en los cuerpos de agua mexicanos. Quizá una de las más difíciles de combatir es el pez diablo, cada vez más común en los ríos y presas de México ante las inundaciones extremas.

La plaga según estimaciones de los informes de investigadores de la especie, se ha asentado totalmente, después de más de dos décadas de luchar contra ella, en los mantos acuíferos mexicanos y por ende en Tabasco.

De acuerdo a la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas de México, la especie generalmente alcanza 40 centímetros de longitud en la naturaleza, y aunque en un principio se catalogó al Hypostomus como un buen ayudante en la naturaleza por absorber las algas malignas de las cuencas mexicanas, ahora su alta reproducción está prácticamente acabando con todo lo que se le atraviese, pues cuenta con cartílagos y espinas, que utilizan para luchar entre sí y contra otros animales. Además, es sabido que son animales particularmente agresivos.

Afectación. Los pescadores han tenido que abandonar su trabajo a falta de peces.

Situación. El pez diablo, las nutrias y la contaminación, han mermado la actividad.

Acerca de NOVEDADES

Te puede interesar

El aumento del costo de agua impulsa purificadoras

Los altos precios han motivado a consumidores a elegir alternativas para abastecerse, debido a su bajo …