Alianza entre dictadores

El presidente ruso, Vladímir Putin, llegó este martes (madrugada del miércoles en el extremo oriente asiático) a Corea del Norte, donde fue recibido por el líder de la monarquía absoluta comunista, Kim Jong-un, en su primera visita de Estado a este país desde el año 2000, cuando entonces gobernaba el “querido líder” Kim Jong-il, padre del actual líder y muerto un año después.

El avión presidencial aterrizó en torno a las 02.45 hora local en el aeropuerto internacional de Pionyang, donde Putin fue recibido personalmente por Kim, con el que se había reunido en septiembre pasado en territorio ruso.

Los dos dictadores departieron durante unos minutos antes de acceder al coche oficial, un Aurus ruso, al que Putin invitó a subir a su colega norcoreano.
“Saludamos al camarada Putin”

El aeropuerto estaba engalanado con banderas de Rusia, retratos de Putin y frases de bienvenida en ruso como «Saludamos calurosamente al presidente de la Federación Rusa, el camarada Vladímir Putin».

Putin se aloja esta noche en el lujoso Palacio de Invitados de Kumsusan, construido en 2019 y que albergó al líder chino, Xi Jinping, cuando visitó hace un lustro Corea del Norte.

Se espera que Kim y Putin presidan el miércoles una gran parada militar en Pionyang, ya que imágenes captadas por satélite muestran el montaje de estructuras temporales en la plaza Kim Il-sung (fundador de la República Democrática de Corea y abuelo de Kim Jong-un) , epicentro de todos los desfiles en la capital norcoreana.

Asociación estratégica

Horas antes de viajar a Pionyang, Putin dio el visto bueno al proyecto de tratado de asociación estratégica con Corea del Norte, que espera firmar con su homólogo norcoreano.

Putin aseguró este martes que se han propuesto también crear un sistema de intercambios propio con el que sortear el nudo cada vez más sofocante de las sanciones.

“Desarrollaremos mecanismos alternativos de comercio y de acuerdos mutuos no controlados por Occidente, nos opondremos conjuntamente a las restricciones unilaterales ilegítimas”

El asesor de Putin en materia de política internacional, Yuri Ushakov, señaló que el nuevo tratado sustituirá a los firmados entre Moscú y Pionyang en 1961, 2000 y 2001.

Dicho documento tendrá en cuenta «todos los principios universales del derecho internacional, no tendrá ningún carácter de confrontación, no estará dirigido contra ningún país y estará encaminado a garantizar una mayor estabilidad en la región de Asia Nororiental», aseveró el asesor presidencial.

Sin embargo, detrás de esta pacífica declaración de intenciones se esconde la realidad de la agresión rusa a Ucrania y el envío a los invasores de armas y municiones ucranianas, con las que ha ocasionado decenas de miles de muertos.

“Apreciamos mucho que la República Popular Democrática de Corea (nombre oficial de Corea del Norte) apoye firmemente las operaciones militares especiales de Rusia que se llevan a cabo en Ucrania, exprese su solidaridad con nosotros en los grandes asuntos internacionales y mantenga la línea y la postura comunes en la ONU”, agradeció Putin en el artículo
“Putin está desesperado en busca de armas”: EU

Estados Unidos expresó el lunes su preocupación no tanto por la visita, como por la «profundización de las relaciones» entre Moscú y Pionyang.

Según Washington, Corea del Norte ha transferido en los últimos meses “docenas de misiles balísticos y más de 11,000 contenedores con millones de municiones” a Rusia. “Sabemos que están utilizando munición de Corea del Norte para amenazar a Ucrania y matar a ucranios”, señaló.

Para Occidente, la visita es una prueba más de la necesidad del presidente ruso de reforzar las alianzas ante la lista menguante de amigos en el foro internacional, y asegurar una línea vital de suministros para la contienda. El portavoz del departamento de Estado estadounidense, Matthew Miller, afirmó el lunes en una comparecencia que un Putin “desesperado en los últimos meses” va a Pyongyang en busca de armas.

Estos envíos serían una violación del embargo armamentístico de la ONU sobre Corea del Norte, que impide al régimen asiático exportar e importar armas debido a su programa nuclear. A su vez, Moscú ha estado suministrando combustible a Corea del Norte por encima de los niveles permitidos por Naciones Unidas, según ha denunciado Washington.

Acerca de NOVEDADES

Te puede interesar

Día Mundial de las Ballenas y los Delfines

El 23 de julio de 1986 la Comisión Ballenera Internacional (CBI) decidió proclamar ese día …