Ofrecen alimentación sana, variada y suficiente a menores y mujeres embarazadas

Menores de cuatro meses a cinco años de edad, y mujeres embarazadas o en periodo de lactancia que viven en situación de riesgo, aprenden a tener una alimentación sana, variada y suficiente con el apoyo que el DIF Tabasco y la Secretaría de Salud (SS) les ofrecen a través de paquetes alimentarios.

Rubén de León García, director de Servicios Alimentarios del DIF, precisó que del mes de agosto a diciembre, mensualmente se atiende a beneficiarios de los 17 municipios, quienes con lo recibido pueden contar diariamente con dos comidas para seis integrantes de la familia.

Raúl Pérez Hernández, quien da atención médica en el Centro de Salud de la villa Tepetitán, Macuspana, recordó que estos programas nacen de un convenio entre el DIF y la SS, para ayudar a la población que vive en una situación económica vulnerable, que no participa en otro programa federal.

Al realizar el censo de menores de cinco años, dijo, se detectan niños con problemas de desnutrición, y esa información se entrega a la jurisdicción sanitaria, donde se elabora un padrón que se envía a Salud y al DIF para acordar la entrega de los paquetes alimentarios.

Como parte del programa, el Centro de Salud lleva un control de los niños que deben acudir a cita cada 15 días o al mes, para verificar que tengan todas sus vacunas, se les toma su hemoglobina y se vigila su estado nutricional.

Asimismo, se capacita a las madres de familia sobre cómo combinar los grupos de alimentos, utilizando los productos del paquete alimentario, complementado con frutas y verduras de la región.

“Les enseñamos a utilizar la chaya, la calabacita y una serie de alimentos como el chipilín, que tenemos a la mano, es de nuestro medio y muchas veces no se utiliza. También damos orientación sobre cómo aprovechar las frutas de temporada. Esa es nuestra tarea, hablarles de esos nutrimientos y advertirles sobre los refrescos embotellados, que afectan su economía y no los beneficia en nada en el aspecto nutricional”, señaló Pérez Hernández.

De esta forma, los menores han logrado reintegrarse a su peso normal, entre ellos, Aislin Guadalupe Gómez Reyes, de un 1 año y 4 meses de edad, que nació a los 7 meses. Su mamá, Diana Guadalupe Reyes Morales, agradeció estos beneficios, pues dijo, antes no tenía conocimiento de cómo alimentar bien a su familia.

Respecto a las dinámicas, el doctor Raúl Pérez Hernández informó que el primer viernes de cada mes las beneficiadas se reúnen en el Centro de Salud y escogen un platillo del recetario regional para elaborarlo en la cocina del lugar y después replicarlo en casa. En esta actividad también participa personal de la Secretaría e integrantes de la red social.

Sobre la orientación que reciben, la señora Adriana Hernández Reyes, cuyo hijo Carlos Emmanuel Cabrera Hernández, de 3 años y 5 meses, participa en el programa, refiere que “nos enseñan a preparar los alimentos higiénicamente para ayudar a los pequeños en su crecimiento”.

Relacionado al programa Atención Alimentaria a Sujetos Vulnerables, Mujeres Embarazadas o en Periodo de Lactancia, Pérez Hernández dijo que igual cuentan con un censo para dar seguimiento a su estado de salud y el del bebé.

“Procuramos que su control se haga en el primer trimestre gestacional para darles las consultas correspondientes cada mes y estar pendiente de su estado de salud, análisis correspondiente y ultrasonidos”, dijo, y añadió que “cuando detectamos embarazos de riesgo turnamos los casos a segundo y tercer nivel para dar la atención correspondiente”.

La señora Isabel Pascual Martínez, de 37 años de edad, y quien presenta su segundo embarazo, resaltó que el paquete alimentario que recibe le es de gran apoyo, “me ha beneficiado mucho esta ayuda, y espero que el gobierno nos siga apoyando”.

En tanto, la responsable del programa estatal de nutrición de la Secretaría de Salud, Flora González de la Cruz, explicó que en Macuspana se entregan 300 paquetes alimentarios, y en el caso de la villa Tepetitán la ayuda la reciben 21 menores y 9 mujeres embarazadas.

Finalmente, el doctor Raúl Pérez Hernández destacó que cada peso que el Gobierno del Estado invierte en fortalecer la salud y calidad de vida de la población más vulnerable, se convierte en un acto de justicia social, porque se logra mejorar las condiciones para el desarrollo de los futuros tabasqueños.

Acerca de Carmen Sarracino

Te puede interesar

Onexpo: Aumenta número de gasolineras en el estado

El dirigente local de la Organización Nacional de Expendedores de Petróleo, Ricardo Calderón, declaró que …