SUR MEXICANO, PELIGROSO PARA PERIODISTAS

Reporta la Procuraduría General de la República (PGR) que el sureste mexicano es la región más peligrosa para ejercer el periodismo al acumular en 15 años 36 asesinatos de comunicadores y 6 más desaparecidos; Veracruz es el estado donde lamentablemente más abusos se han dado hacía la libertad de expresión.

Según el Informe Estadístico de la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Cometidos Contra la Libertad de Expresión (FEADLE), en los últimos 15 años se tiene un registro de 103 periodistas asesinados en 20 estados de la república mexicana donde Veracruz y Chihuahua son las dos entidades que encabezan en el número de homicidios con 16 decesos respectivamente; le continua Tamaulipas con 13 y Guerrero con 11.

Los años en los que se dio una mayor de incidencia de asesinatos contra los representantes de los medios informativos de prensa, radio y televisión, fueron entre el 2008 al 2012 cuando los homicidios no bajaron de 10 por año.

El motivo por el cual el sureste está catalogado entre las 5 regiones del país como la zona más peligrosa para ejercer la profesión es debido a que acumula 36 de los 103 asesinatos de periodistas, le sigue la zona Noroeste con 27, los estados del noreste con 23, el centro del país con 11 y el occidente con 6.

En cuanto al número de comunicadores en calidad de desaparecidos, la cifra de la última década asciende a 25 en 11 estados, donde el sureste ocupa en este caso el segundo lugar con 6 desapariciones puesto que el noreste sobresalió en el primer sitio con 13; por supuesto los estados de Veracruz y Tamaulipas encabezan la lista con 4 casos en cada uno.

Vale la pena señalar que la Feadle tiene iniciadas 753 averiguaciones previas en los últimos 5 años donde el delito de amenazas encabeza la lista con 288 expedientes, también destacan homicidio con 52 averiguaciones previas, lesiones con 57, privación ilegal de la libertad con 51, secuestro con cinco, tentativa de homicidio con 13, robo con 50, entre otras.

PANORAMA EN TABASCO
La Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Cometidos Contra la Libertad de Expresión (FEADLE) sólo reconoce del año 2000 a 2015 a un solo periodista desaparecido y asesinado, siendo el reportero de nota roja de un diario local conocido como Rodolfo Rincón Taracena quien fuera privado de la vida por el crimen organizado en el año 2007.

Sin embargo ha habido casos sonados como el caso el del conductor radiofónico Alejandro Zenón Fonseca Estrada, mejor conocido como “el Padrino Fonseca” ultimado por un comando en la intersección de las avenidas Paseo Tabasco y Adolfo Ruiz Cortines, cuando realizaba una campaña contra la inseguridad en la entidad en el año 2008.

En últimas fechas, específicamente en el año 2015 se tiene el registro de Ismael Díaz López asesinado con arma blanca en el interior de su domicilio, asimismo hay que recordar que el periodista José Joaquín Pérez Morales y el fotógrafo Aurelio Hernández Herrera fueron encontrados muertos por una sobredosis en un hotel; aunque estos tres últimos decesos de 2015 no están ligados directamente a un atentado contra la libertad de expresión.

No hay que dejar de un lado el caso del fotógrafo Adrián Martínez López, cuyo cuerpo fue encontrado a orillas del río del Ejido Nabor Cornelio, en el municipio de Jalpa de Méndez.

En este año la última muerte correspondió al empresario y director de una radiodifusora Moisés Dagdug Lutzow, ultimado en su domicilio con un arma blanca.

LIBERTAD DE EXPRESIÓN, RESPONSABILIDAD DE AUTORIDADES

La presidente del Colegio de Abogados Tabasqueños, Zulema Zavala Montejo, conminó a las autoridades estatales a garantizar a los periodistas tabasqueños la libertad de expresión establecida en nuestra carta magna así como en tratados internacionales
Señaló que son cuatro pasos que se deben seguir para garantizar la libertad de expresión en el estado y evitar situaciones lamentables como los últimos acontecimientos como el asesinato del empresario y comunicador Moisés Dagdug Lutzow, agregó que esos cuatro puntos a seguir por las autoridades es prevenir, tomar medidas cautelares en el caso de existir amenazas, investigar y sancionar a los responsables en el caso de los hechos consumados.

AVERIGUACIONES PREVIAS 2010-2015
Amenazas -288
Homicidio – 52
Lesiones – 57
Privación ilegal de la libertad – 51
Secuestro – 5
Tentativa de homicidio -13
Robo – 50
Otras- 237
Total – 753

CASOS TABASCO
2016 – Moises Dagdug Lutzow
2015 – José Joaquín Pérez Morales
2015 – Aurelio Hernández Herrera (fotógrafo)
2015 – Ismael Díaz López (nota roja)
2015 – Adrián Martínez López (fotógrafo)
2008 – Alejandro Fonseca Estrada (Conductor de radio)
2007 – Rodolfo Rincón Taracena (nota roja)

UN DATO
Artículo 73 Fracción XXI
Las autoridades federales podrán conocer de los delitos del fuero común cuando éstos tengan conexidad con delitos federales o delitos contra periodistas, personas o instalaciones que afecten, limiten o menoscaben el derecho a la información o las libertades de expresión o imprenta.

 

Acerca de Agencias

Te puede interesar

Brote de COVID en Casa del Árbol está controlado; no hay casos graves: Silvia Roldán

Ningún residente de la Casa del Árbol ha tenido complicaciones respiratorias severas ni se encuentra …