Censida: Uno de cada cinco con VIH es mujer

“Mi esposo me contagió, él llevaba una vida oculta en nuestro matrimonio, era bisexual y nunca me lo dijo. Me enteré de toda la verdad el día en que a él le diagnosticaron. No lo juzgo, pero tenía relaciones con hombres y mujeres y a mí me llevó entre las patas”.

Es la historia de “Rosaura», quien prefirió utilizar este seudónimo y quien recuerda que su diagnóstico fue hace un año y desde aquel entonces es parte de las estadísticas del Centro Nacional para la Prevención y el Control del VIH y el Sida que indica que en 2016 de las 220 mil personas que vivían con VIH en nuestro país, 48 mil corresponden a mujeres (22%); es decir, 1 de cada 5 personas con VIH es mujer.

Esta mujer comentó que todo inició en el momento en el que su esposo, después de sentirse con mal estado de salud, acudió al médico para hacerle algunas pruebas y en la de sangre el resultado fue que era postivo para el Virus de Inmunudeficiencia Humana (VIH).

“Mi marido estuvo muchos meses enfermo y ningún medicamento le hacía efecto, tenía ganglios inflamados y le dolían. Entonces fuimos al médico, aunque él no quería, yo creo que ya intuía, pero insistí y le hicieron varias pruebas y salió positivo. Inmediatamente solicité la mía y pues salió positiva también”, recordó a Excélsior en el marco del Día Nacional de la Prueba de VIH.

“Rosaura” tiene 40 años, se dedica al hogar, tiene un hijo de 19 años y confía en que podrá vivir lo suficiente para ver crecer a su familia como siempre lo ha querido; tiene en su ilusión el poder conocer a sus nietos y convivir con ellos y toda su familia, así como en el VIH.

“Al principio (mi hijo) estaba asustado, pero ahora sabemos que el VIH es sólo una enfermedad con la que hay que aprender a vivir como la diabetes. Él sabe que con la medicación adecuada, mi expectativa de vida hará que pueda conocer a mis nietos”, recordó.

Como «Rosaura», la Secretaría de Salud reportó hasta el 30 de junio del presente año la notificación de 50 mil 883 féminas con VIH, de las cuales 31 mil 474 (62%) están vivas y la 84 por ciento tiene de 15 a 49 años de edad.

Respecto a las mujeres que reciben tratamiento, Censida señaló que aproximadamente 28 mil mujeres (27 mil 523) se encontraban en tratamiento, lo que representa el 20 por ciento del total de personas en TAR (30 de junio de 2017).

Las incidencias registradas de casos VIH y Sida en la población femenina son más altas en estados de la región sur del país, en comparación con el resto del territorio nacional: Campeche, Guerrero, Chiapas, Quintana Roo, Yucatán y Tabasco.

Por otro lado, las entidades con menores incidencias registradas de casos VIH y sida en mujeres son: Jalisco, Estado de México, Guanajuato, Coahuila, Ciudad de México, Zacatecas, San Luis Potosí.

MAYOR VULNERABILIDAD EN LAS MUJERES
De acuerdo con el organismo, las condiciones estructurales de desigualdad social propician una mayor vulnerabilidad en las mujeres, la cual también es de tipo biológico, epidemiológico, social y cultural.

A nivel biológico, se ha comprobado que en las relaciones heterosexuales la mujer es de dos a cuatro veces más vulnerable a la infección por el VIH que el hombre.

La transmisión del hombre a la mujer es más probable, puesto que durante el coito vaginal el área superficial del aparato genital femenino expuesta a las secreciones sexuales del compañero es más grande que la del hombre; además, la concentración de VIH generalmente es más alta en el semen del hombre que en las secreciones sexuales de la mujer.

EMBARAZOS Y VIH

En el caso de las mujeres, la condición de embarazo es una indicación directa de inicio urgente de tratamiento antirretroviral para prevenir la transmisión vertical del VIH.

En 2016 se estima que se realizaron al menos 1 millón 169 mil detecciones de VIH en mujeres embarazadas, de un total de 2.2 millones que había en el país, según registros de las instituciones del sector salud público.

Asimismo, el año pasado, el Centro Nacional de Equidad de Género y Salud Reproductiva (CNEGSR) reportó que se realizaron 639 mil 114 detecciones de VIH de primera vez en féminas embarazadas, lo que representó una cobertura de 46.8 por ciento en la Secretaría de Salud.

A su vez, la Encuesta Nacional de los Niños, Niñas y Mujeres en México (ENIM) 2015, registró una cobertura nacional de 56.8 por ciento de mujeres que aceptaron hacerse una prueba del VIH durante la atención prenatal y que recibieron los resultados. El 61 por ciento de ellas con VIH iniciaron tratamiento antirretroviral por primera vez en su vida (2016).

A nivel regional, la Organización Panamericana de la Salud (OPS) estableció como meta lograr que la transmisión del VIH sea menor al 2 por ciento y presentar una incidencia de 0.3 ó menos casos de VIH por cada mil nacidos vivos.

En 2016 se registraron 92 casos nuevos confirmados del VIH por transmisión vertical, lo que refleja una disminución de 29.8 por ciento, respecto al año base 2013, cuando se registraron 131 casos.

MÉXICO Y EL SIDA

En 1983 se reportó el primer caso de sida en nuestro país. Desde esa fecha, y hasta el 30 de junio de 2017 existe un registro de 260 mil 815 personas que se infectaron por el VIH o desarrollaron Sida. Sin embargo, sólo 144 mil 223 personas se encontraban vivas, 100 mil 694 ya fallecieron y 15 mil 898 se desconoce su status actual.

A diciembre 2016, 220 mil personas vivían con VIH

Para 2020, serán 250 mil

57% de las personas que se estiman vivirán con VIH para 2020, conocen su estado serológico

Hasta junio 2016, 141 mil accedían a antirretrovirales

Se registran 12 mil nuevas infecciones por VIH anualmente

Cada día, 33 personas adquieren el VIH

La tasa de mortalidad por VIH fue de 3.8 por 100 mil habitantes, siendo de 1.3 en mujeres y 6.4 en hombres (cierre 2016).

De acuerdo con la tipología del Programa Conjunto de las Naciones Unidas sobre el VIH/Sida (Onusida), nuestro país tiene una epidemia concentrada, es decir, existen poblaciones que son clave en la respuesta a la epidemia.

Las prevalencias de VIH en estas poblaciones clave son: hombres que tienen sexo con hombres (17.3%), personas que se inyectan de drogas (5.8%), mujeres trabajadoras sexuales (0.7%) y hombres trabajadores sexuales (24.1%), así como mujeres trans (15-20%).

SIN TEMOR A LA DETECCIÓN
En México una de cada tres personas con VIH desconoce que lo tiene (2016). Cerca de 141 mil personas que viven con VIH conocen su estatus serológico. Para 2020, la meta es diagnosticar a 90 por ciento de las personas que viven con VIH, es decir, alrededor de 225 mil personas.

Desde 2013, se instauró el último viernes de noviembre como el Día Nacional de la Prueba de VIH.

Te puede interesar: Los mexicanos le tienen ‘pavor’ a realizarse la prueba del VIH

Censida indica que todas las personas con relaciones sexuales deben de hacerse la prueba de VIH por lo menos una vez en la vida.

Hombres que tienen sexo con hombres, mujeres trans, trabajadores sexuales y personas que se inyectan drogas (incluyendo esteroides, hormonas o silicón), se deben de realizar la prueba del VIH por lo menos cada 6 meses.

Si sufrió violencia sexual, se le ha diagnosticado con alguna infección de transmisión sexual, como sífilis o lesiones por Virus del Papiloma Humano (VPH); o con tuberculosis o hepatitis C, debe realizarse la prueba del VIH.

Mujeres que planean embarazarse deben de realizarse la prueba del VIH, asimismo, embarazadas deben de realizársela dos veces durante el embarazo.

“Rosaura” sigue casada con el hombre que la contagió y le cambió la vida para siempre.

“Alguien tiene que cuidarlo también a él, soy la única que tiene ahora…”, aseveró.

Acerca de Agencias

Te puede interesar

Gobierno federal prepara decreto de protección del patrimonio cultural de México

El presidente Andrés Manuel López Obrador informó que la Consejería Jurídica del Ejecutivo Federal trabaja …