Exhorta Salud a no usar pirotecnia en esta temporada

La Secretaría de Salud, a través del Hospital Regional de Alta Especialidad “Dr. Gustavo A. Rovirosa Pérez”, exhortó a padres de familia a no comprar a sus hijos ningún tipo de pirotécnica, incluyendo las “chispitas”, toda vez que pueden provocar desde quemaduras muy graves hasta discapacidad.

Ante el inicio de las festividades decembrinas, el director del nosocomio, Francisco Javier Gutiérrez Moreno, explicó que la pólvora de los juegos pirotécnicos representa un peligro para los niños, ya que éstos no tienen la capacidad física ni intelectual para comprender lo daños que causa.

Señaló que el Hospital Rovirosa por sede de la atención de urgencias, atiende en esta temporada a pacientes que llegan con lesiones muy graves que van desde quemaduras hasta amputación de algún miembro y afecciones en el sentido de la vista.

Gutiérrez Moreno recordó que hace unos días atendieron a un menor de ocho años de edad que estuvo en contacto con un petardo, el cual le explotó en la mano causándole un grave daño, por lo que fue atendido por un equipo médico multidisciplinario encabezado por el doctor Isaías Palomino, quién le logró salvar la mano, aún y cuando en el incidente perdiera uno de sus dedos.

Detalló que algunos casos de niños con quemaduras se dan por causa de la curiosidad, ya que al tirar el “tronador” y no escuchar la detonación, los pequeños se acercan a revisarlo y es ahí cuando se puede originar el accidente, ya que explota tardíamente, causándoles daños físicos.

El director del hospital dijo que en otras ocasiones han atendido niños que sufrieron quemaduras en el 75 por ciento de su cuerpo, por el manejo de las famosas “chispitas”, que los niños acostumbran guardar en sus bolsas y al entrar en fricción se encienden, poniendo en peligro su vida e, incluso, han tenido que ser enviados a Galveston, Texas, en Estados Unidos, para su atención especializada.

Para evitar este tipo de percances, recomendó a los padres de familia no comprar pirotecnia a los niños o evitar que sean manipulados por los menores, no guardarlos dentro de los bolsillos de la ropa, y en el caso de utilizarlos, tratar de no arrojarlos a fuentes de luz, gas o fuego, y a otras personas.

Además, el funcionario exhortó a no cubrir los petardos con botes o latas, y en caso de que no exploten, esperar 20 minutos para recogerlos y meterlos a un recipiente con agua, tratando siempre de mantener alejados a los niños.

Acerca de Redacción

Te puede interesar

Se pronostica cielo nublado con potencial de lluvias en la tarde: IPCET

El Instituto de Protección Civil del Estado de Tabasco (IPCET), informó que este viernes podrían …