DESNUTRICIÓN AFECTA A NIÑOS TABASQUEÑOS

La desnutrición en Tabasco se encuentra en un nivel alarmante, al afectar a casi la mitad de la población infantil. De acuerdo a cifras del INEGI, en Tabasco hay 669 mil 529 menores de 14 años y en edad escolar, y de ellos, el 46 por ciento (307 mil 983 infantes) sufre algún grado de desnutrición.

En total, el 29.8 por ciento de estos niños (91,779) padece desnutrición leve; el 12.8 por ciento (39,422) moderada, y el 3.4 por ciento (10,471) severa.

Cabe destacar que el 55% de los escolares con desnutrición se localiza en el área rural, es decir, 169 mil 390 niños, y los municipios que registran los porcentajes más altos de desnutrición severa son Jonuta, con mil 393 menores (13.3%); Jalpa de Méndez, con mil 047 infantes (10%) y Tacotalpa, con 953 (9.1%).

Por su parte, el boletín epidemiológico de la Dirección General de Epidemiología (DGE), en su semana 30, señala que en Tabasco existe un acumulado de 669 casos nuevos, de los cuales 564 son de desnutrición leve, 76 de moderada y 29 de tipo severa.

Ante esta situación, el presidente del Colegio de Pediatras de Tabasco, César Virgen Ortega, señaló que la desnutrición tiene efectos negativos en el desarrollo cognitivo y psicomotriz, así como el sistema inmune, y es posible que se relacione con la incidencia de enfermedades crónico-degenerativas.

“En la población, y en particular en los infantes, el bajo peso, el retraso de crecimiento, las situaciones debilitantes como déficit de hierro, yodo, zinc y vitamina A, son condiciones que se relacionan con una ingesta alimentaria escasa, lo cual es perjudicial para la salud”, advirtió.

Asimismo, cifras emitidas por el INEGI señalan que el 34 por ciento de los hogares tabasqueños (219,792) tienen al menos un niño o niña con algún grado de inseguridad alimentaria, y de éstos, el 16.9 por ciento (37,144) es leve; el 9.5 por ciento (20,880) es moderada y el 7.6 por ciento (16,704) es severa.

“Los hogares con niveles de inseguridad moderada y severa se catalogan con carencia alimentaria, es decir, que en ellos al menos un niño o niña, por falta de dinero, comen poco o menos de lo que deberían, e incluso aunque tengan hambre, no comen”, detalla el INEGI.

Prevenir y combatir, reto del Sector Salud

El sobrepeso y la obesidad afectan a más del 30 por ciento de la niñez tabasqueña y hasta un 80 por ciento de la población adulta, siendo uno de los retos a vencer por las autoridades del sector Salud..

A 20 años de su puesta en marcha, primero como PROGRESA, después OPORTUNIDADES y actualmente PROSPERA, ha contribuido notablemente a mejorar las condiciones de salud de la población tabasqueña.

Actualmente, el universo de PROSPERA en Tabasco atiende a 2 mil 132 comunidades, beneficiando a más de 824 mil habitantes, de los cuales 44 mil son niños menores de cinco años y casi 10 mil mujeres embarazadas o lactando, a quienes se les otorgan tratamientos con complementos alimenticios y con ello prevenir enfermedades.

La población beneficiaria del PROSPERA también recibe los beneficios del Seguro Popular, con derecho a la atención de 294 intervenciones médicas que cubren mil 807 enfermedades, y a partir de este año, de los servicios del “Convoy Por mi Salud”, que está llegando a las cabeceras municipales, para reforzar con atención especializada los servicios de atención primaria de la salud.

RADIOGRAFÍA DEL PROBLEMA

669 MIL 529 menores de 14 años y en edad escolar

307 MIL 983 sufren algún grado de desnutrición

169 MIL 390 viven en zonas rurales

FOCOS ROJOS

MUNICIPIO/CASOS/ %

Jonuta/1,393 /13.3%

Jalpa de Méndez/1,047/10%

Tacotalpa/953/9.1%

EN AUMENTO

669 casos nuevos de desnutrición

564 desnutrición leve

76 desnutrición moderada

29 desnutrición severa

HABLA EL INEGI

219 MIL 792 viviendas tienen al menos un menor con inseguridad alimentaria

37 MIL 144 con inseguridad leve

20 MIL 880 con inseguridad moderada

16 MIL 704 con inseguridad severa

NIVELES

Marasmo

Suele aparecer en niños que viven situaciones de pobreza en zonas urbanas. Se trata de un tipo de desnutrición que se produce por el bajo consumo de alimentos.

Proteica

Se trata de casos en los que el niño se alimenta fundamentalmente de hidratos de carbono, pero no come proteínas.

Grado 1 o leve

Se produce cuando el peso es normal para la edad, pero es bajo para la talla.

Grado 2 o moderada

Se da cuando el niño menor de un año no llega al peso que corresponde a esa edad o cuando los niños de uno a cuatro años tienen poco peso en relación con su talla.

Grado 3 o grave.

Aparece cuando un niño de menos de un año tiene un peso inferior al 40% respecto al que corresponde a su edad o cuando un niño mayor de un año tiene un peso inferior al 30% en relación con el que le corresponde.

CONSECUENCIAS

Retraso en el crecimiento: la estatura es inferior a la que corresponde según la edad del niño o de la persona que sufre desnutrición.

  • La emaciación: el peso es inferior al que corresponde según la edad.
  • La carencia o insuficiencia de micronutrientes como las vitaminas y los minerales.
  • Anemia
  • Disminución de las defensas
  • Trastornos en el aprendizaje
  • Pérdida de masa muscular

Acerca de NOVEDADES

Te puede interesar

Obesidad, más que un problema estético

El primer paso es reconocer que se trata de una enfermedad de características epidémicas por …