Combatirán corrupción en compra de medicinas

El gobierno federal y Morena pondrán en marcha una cruzada para limpiar de corrupción al sistema de salud, la venta de medicinas y, en particular al IMSS, del que se busca desterrar monopolios y acuerdos irregulares en la venta de medicamentos que lograron monopolizar el 95 por ciento del presupuesto anual, calculado en 12 mil millones de pesos.

Durante la reunión que sostuvo López Obrador con sus coordinadores en el Senado y la Cámara de Diputados, previa al periodo ordinario de sesiones que arrancó este 1 de febrero, les dejó en claro que una vez terminada la lucha contra el robo de combustibles enfocará sus baterías “con otras tareas de la misma importancia y profundidad,” como son las facturas apócrifas o falsas, la delincuencia organizada, así como la venta de medicinas en hospitales del Estado mexicano, estatal municipal, federal y municipal, según reveló en su momento el coordinador de Morena en el Senado, Ricardo Monreal.

La cruzada contra la corrupción en el sistema de salud y la venta de medicinas busca evitar que los hospitales carezcan de medicamentos, equipo, reactivos y que los mexicanos más pobres pierdan la vida por no tener acceso a la salud.

De hecho, la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece) mantiene una investigación por presunta colusión en la licitación para proveeduría de servicios de laboratorios y banco de sangre en el IMSS del orden de 10 mil 500 millones de pesos.

Esta cruzada, ahora en el sector salud, también busca romper los monopolios en los que se menciona a empresas como Falcón, Centrum, Impromed, Hemoser y Dicipa, a quienes se acusa de concentrar el 95 por ciento del presupuesto anual, calculado en 12 mil millones de pesos.

Desde el 2003, la Cofece ha mantenido una serie de investigaciones por prácticas monopólicas donde se han visto involucradas diferentes empresas farmacéuticas y laboratorios que son proveedoras del IMSS y le han generado pérdidas millonarias.

LICITACIONES PARA COMPRA DE MEDICINAS EN PRIMER SEMESTRE. López Obrador anunció hace unas semanas que será en el primer semestre del año cuando se den a conocer las licitaciones para la compra de medicinas pues con ello se busca terminar con la corrupción que anidó en el sector salud del país.

“La corrupción se va a terminar porque no se va a permitir que nadie haga negocios al amparo del poder público; eso se acabó”, advirtió en diciembre pasado.

Durante la presentación en enero pasado de un reporte de la OCDE sobre combate a colusión en el IMSS y consolidación de compras de medicamentos, el director del IMSS, Germán Martínez, reconoció que el Instituto tiene que fortalecer su poder de Estado porque no es un cliente más, de ahí que debe hacerse valer frente a un proveedor que mienta, simule y se ausente de una licitación.

“Que el IMSS asuma un papel en las contrataciones y en las compras, un papel de Estado mexicano, no es el IMSS una ONG que está comprando, ni es el IMSS un cliente que compra como cualquier farmacéutica o un proveedor de material quirúrgico, no, el IMSS es el Estado mexicano y tiene unas palabras que se deben decir y en una lógica de mercado no se dicen, la primera, la salud no es una mercancía, es un derecho”, aseguró.

Acerca de Agencias

Te puede interesar

En curso, investigación para detener a responsables del asesinato de sacerdotes en Chihuahua, afirma AMLO

El presidente Andrés Manuel López Obrador afirmó que el Gobierno de México realiza una investigación …