Atienden 8 menores con quemaduras de petardos

Ocho menores en edad escolar y un gestante fueron atendidos y permanecen internados en el Hospital Regional de Alta Especialidad del Niño “Dr. Rodolfo Nieto Padrón”, por presentar quemaduras graves de tercer grado, ocasionadas por chispitas y tronadores, durante las celebraciones de la Navidad y el fin de año, reportó Silvia Gutiérrez Lucatero, directora del nosocomio infantil.

La funcionaria estatal, lamentó que a pesar de los exhortos que hizo la Secretaría de Salud a los padres de familia durante esta temporada, para evitar la compra de cualquier tipo de pirotecnia a sus hijos; algunos hicieron caso omiso, permitiendo que los menores manipularan los petardos, sin medir las consecuencias.

Informó que el pasado 31 de diciembre y 01 de enero, recibieron seis menores con quemaduras de tercer grado, ocasionadas principalmente por chispitas, ya que los niños acostumbran a guardárselas en las bolsas del pantalón y al estar corriendo o en movimiento, éstas hacen fricción en el interior, prendiéndose de inmediato en la ropa del menor.

También recibieron a un niño con lesiones en el rostro por un petardo conocido como “paloma”, que presuntamente le tiraron en la cara; y uno más a quien le explotó un tronador en la mano.

“Es muy lamentable que recibamos a niños con este tipo de quemaduras, no deberían de existir, los papás deben tener un cuidado permanente con sus hijos y no dejarlos solos”, expuso la especialista.

La directora del Hospital del Niño, afirmó que por ser quemaduras de tercer grado, los menores deben de permanecer hasta 21 días internados; además de que éstas podrían dejar secuelas permanentes o que requieran posteriormente la atención de cirugía cosmética.

Destacó que el Hospital del Niño, cuenta con los médicos especialistas altamente calificados y los insumos necesarios para atender este tipo de lesiones, sin embargo lo ideal es que no se registrara este tipo de accidentes.

Gutiérrez Lucatero, advirtió que las quemaduras y sobre todo las producidas por pirotecnia, están consideradas como las lesiones más dolorosas que se atienden dentro de la pediatría, no sólo por el dolor y lo lento que puede ser la recuperación, sino por los daños permanentes que provoca; por eso la insistencia cada año, de que los niños no quemen petardos sin la supervisión de un adulto.

Acerca de Joel Rubio

Te puede interesar

Invierten 350 mdp en rehabilitar escuelas

El ITIFE indicó que serán intervenidas 4 mil 600 centros educativos en todo el estado, …