Aumentará 51% número de diabéticos

El vicepresidente y director general de Novo Nordisk en México, Yiannis Mallis, resaltó el enorme reto en materia de salud que México enfrentará en el corto plazo, debido a que en los próximos 25 años, el número de personas con diabetes aumentará en un 51 por ciento.

Puntualizó que en los últimos 20 años el número de diabéticos se duplicó -en la actualidad se estima suman 14 millones de personas-, sin embargo se prevé que ante tales cifras en el próximo cuarto de siglo, se registrará un crecimiento de 51 por ciento.

En el marco de la inauguración del «Novo Nordisk Leaders Summit 2020», que se realiza en Riviera Maya, Quintana Roo, respecto a los gastos directos por atención a pacientes diabéticos y sus complicaciones, éste representanta el 2 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB), y que por cada 100 pesos gastados por paciente, 93 se destinan a complicaciones como insuficiencia renal, ceguera, amputaciones y enfermedad cardiovascular.

La creciente cifra de personas con este padecimiento, aseveró, llevaron a Novo Nordisk al desarrollo de un nuevo fármaco, Semaglutida, el cual puede utilizarse solo o en combinación con otros medicamentos para tratar este padecimiento, además de dieta y el ejercicio.

El embajador de Dinamarca, Lars Nielsen, refrendó el compromiso para colaborar con el gobierno de México para fortalecer al sistema de salud nacional, y procurar así el bienestar de toda la población.

Reconoció como todo puede cambiar ante una epidemia como ocurre en la actualidad con el coronavirus, igual ocurre con la diabetes padecimiento en el cual uno de los países más avanzados en este tipo de tratamientos es Dinamarca, en donde apenas se tienen 300 mil diabéticos, de los cuales 60 mil son del tipo 2 y solo un 10 por ciento padecen diabetes tipo 1.

El incremento en el número de diabéticos dijo, y ante el incremento en el gasto público obliga a hacer más con menos, como es un convenios de Novo Nordisk con la UNICEF para brindar tratamiento a niños diabéticos, al tiempo de que debe haber educación en la prevención, para lo cual se pronunció a favor del nuevo etiquetado de alimentos y bebidas azucaradas, ya que la gente tiene derecho a saber qué es lo que está comiendo.

Antes de la inauguración de los trabajos del encuentro, Catalina Gómez, jefa de Política Social de la UNICEF en nuestro país, sostuvo que ante la emergencia de salud que se vive en México ante las altas tasas de obesidad y sobrepeso en infantes y adolescentes -alrededor de 10 millones-, es urgente seguir avanzando en el nuevo etiquetado de alimentos procesados y bebidas azucaradas.

Enfatizó la sobreexposición de los infantes a estos productos, porque la mayoría de las veces los menores son objeto de las decisiones de los adultos y la gente debe saber de manera clara el contenido de estos productos.

Pressia Arifin-Cabo, representante adjunta para la UNICEF en México refirió que en la mayoría de las escuelas del país no se tienen acceso a agua potable, algunos planteles que lo hacen, la calidad del mismo no es del todo segura como es el caso de Guerrero y Chihuahua, en donde se ha encontrado contenido de arsénico en el agua.

También en el sur sureste del país en donde las condiciones del agua en general son malas, las madres opten por mandarles bebidas azucaradas, que pese a ser dañinas, consideran que al menos son más «seguras», que exponerlos a tomar agua con arsénico, como en Guerrero o Chihuahua.

Añadió, para el caso de la Ciudad de México, un estudio de UNICEF encontró que el 70 por ciento de las bebidas azucaradas se consumen en las escuelas «lamentablemente hemos observado que hay niños que no saben tomar agua simple y este «es un tema importante en el que se deben tomar medidas urgentes al respecto».

«Un tercio de los niños y adolescentes en edad escolar sufren de obesidad y sobrepeso, ello debido en parte a que desde la edad preescolar están expuestos al consumo de productos ultraprocesados».

Enfatizó que en los últimos años se ha dado especial énfasis a recordar a las mujeres embarazadas que el alimento más importante en los neonatos es la leche materna al menos en los primeros meses de vida, ya que sólo el 30 por ciento de los recién nacidos toman leche materna.

De continuar esta tendencia de obesidad y sobrepeso en México, hacia el 2030, comenzaría una curva de reducción de 4 años en la esperanza de vida en la población con esta condición, no solo en menores de edad.

Acerca de Agencias

Te puede interesar

Critica AMLO a Banxico por elevar su tasa de interés

El día de ayer el Banco de México elevó la tasa de interés de referencia …