Y después del cuadrito negro ¿qué?: El racismo que no queremos ver en México

Por: Pachela Gaudiano Rovirosa

El 25 de mayo George Floyd un hombre afroamericano murió por asfixia por falta de oxígeno en la ciudad de Mineápolis, Minnesota como resultado de su arresto por cuatro policías locales, el motivo del arresto es que quiso pagar uno cigarros con un billete de 20 dlls falso en una tienda. Uno de los policías tras esposarlo lo puso boca abajo y lo presionó con su rodilla en el cuello sobre el pavimento durante 8 min, mientras Floyd repitió en repetidas ocasiones “no puedo respirar”. Este hecho ha desatado una serie de protestas en todo Estados Unidos en contra del racismo y de la brutalidad policial en contra de los afroamericanos. El martes en especial hubo un movimiento en redes con el hashtag #blackouttuesday y consistía en poner un cuadro negro en los feeds de redes sociales, se pidió que no se usara el hashtag #blacklivesmatter porque ese se utiliza como canal de información en estos momentos y para que no interfiera con información valiosa y de utilidad del movimiento. Checando mis redes vi como mucha gente puso el cuadrito negro, yo no lo puse, pero si me puse a reflexionar, primero sobre mis propios sentimientos, y después sobre la evidente negación que existe en México sobre el racismo. Me pareció impresionante la respuesta inmediata y oportuna, si lo hiciste bien por ti pero la pregunta es ¿y ahora?, ¿estás dispuesto o dispuesta a reflexionar sobre el racismo y el clasismo que tu ejerces en lo cotidiano?. Las mexicanas y las mexicanos somos expertos en ver o en querer ver desde lejos los problemas sociales, “aquí eso no pasa”, “lo bueno es que en México no hay racismo”, “eso solo pasa en EU porque hay negros”, “aquí es diferente”, son algunas de las frases que solemos repetir, ¿por qué? porque en México se vive un racismo tan pero tan arraigado que se confunde en lo cotidiano, en el día a día. Se naturaliza, lo vemos como algo “normal” como que así nacimos y ya! Leí un post de un amigo americano donde ponía que le parecía contradictorio que muchos amigos y amigas mexicanos de él, le estuvieran escribiendo consternados sobre lo que estaba pasando en EU y mientras aquí en México no hiciéramos nada por si quiera abrir la conversación al racismo, al clasismo, al machismo y a la homofobia, y tiene toda pero toda la razón, a como dije, a las y los mexicanos nos encanta luchar por las causas sociales ajenas, que vemos lejos, para no darnos cuenta de nuestra realidad.¿A qué me refiero con racismo cotidiano? esto lo tomo del IG de Juan Jose Graham Nieto:

1. Llamar “naco” o “indio” a alguien de manera despectiva
2. Llamar “muchacha” a todas las mujeres morenas
3. Hablar de “mejorar la raza”
4. Asumir que todas las personas de tez morena son indígenas
5. Sentir inseguridad porque hay personas de tez obscura a tu alrededor
6. Utilizar “negrito” o “morenito” o cualquier diminutivo
7. Tratar a las trabajadoras del hogar como propiedad “mi muchacha”
8. Pensar que los pobres son pobres porque quieren y porque son flojos

A como hemos visto toda esta información está cargada de estereotipos, estereotipos que hemos aprendido en los espacios sociales, nadie nace siendo racista, machista, homofóbico, eso lo vamos aprendiendo en los diferentes espacios de socialización, en la casa, escuela, medios de comunicación, redes sociales y religión. Y así como aprendimos lo podemos desaprender, pero para esto es muy importante primero hacer una reflexión sobre nuestras propias posturas, nuestras propias ideas culturales, no basta con decir “yo no me considero racista, pero la verdad que los negros me dan miedo” o “yo no tengo problema con los homosexuales pero estoy en contra que se casen o adopten” o “el racismo en México no existe por lo tanto yo ni racista soy”. No basta con creer que en México vivimos a todo dar, si claro los que no sufrimos de discriminación por color de piel o por raza o por género, pero el hecho que creas que en lo personal a ti no te afecta no quiere decir que no pasa, a eso se le llama verlo desde una posición de privilegio. Y el hecho que seas de tez blanca o que no sufras de discriminaciones no quiere decir ni que tu vida ha sido fácil ni quiere decir que te han regalado todo ni quiere decir que no seas trabajador, ni que seas una persona mala ni que no sufras, solo quiere decir que aparte de todos los problemas que hay en el mundo tu tienes uno menos, porque no te han discriminado ni por el color de tu piel ni por tu género ni por tu preferencia sexual. Por lo tanto en la carrera de la vida ya empiezas varios pasos más adelante. Entonces cuando te vas a detener y mirar realmente lo que pasa a tu alrededor si, comprométete al cambio, el silencio te hace cómplice ante la discriminación y la violencia. Y les dejo una frase que vi ayer en el IG de mi amigo Amado Alvarez de @tinysocialanimals: El “naco”, “indio”, “prieto”, “criada” (y un largo etc) son, desafortunadamente el “I can´t breathe” que lleva años asfixiando a millones de personas en México. Queramos verlo o no.

Pachela Gaudiano Rovirosa
Presidenta de la Asociación Civil Hay Salida

Si vives violencia o conoces a alguien que la viva contáctanos en Hay Salida AC:
WhatsApp: 9933595983
Facebook: HAY SALIDA
Instagram:Haysalida_ac
Twitter: @salidahay
Mail: haysalidaac@gmail.com

Acerca de Redacción

Te puede interesar

Recomiendan no exceder peso en mochilas escolares

Llevar una carga mayor a la recomendada genera un sobreesfuerzo que da lugar a la …