‘Proteger la vida’, tema prioritario en el regreso a la Nueva Normalidad laboral

Participan funcionarios de Protección Civil de los estados de Tabasco y Morelos en curso sobre “Autoevaluación del Riesgo y Plan de Acción para una Nueva Normalidad Laboral en el Contexto COVID-19”

En el retorno a la llamada “Nueva Normalidad”, el tema prioritario es y seguirá siendo proteger la integridad y la vida de las personas, coincidieron especialistas que participaron este sábado en el curso sobre “Autoevaluación del Riesgo y Plan de Acción para una Nueva Normalidad Laboral en el Contexto COVID-19”.

En la capacitación organizada por el Colegio Mexicano de Profesionales de Gestión en Riesgo y Protección Civil y el Sistema Estatal de Protección Civil, participaron 83 funcionarios públicos estatales y municipales del ramo, pertenecientes a las entidades de Tabasco y Morelos, bajo la modalidad virtual Meed.

Luis Faustino Mora Brito y María de Jesús González Urban, especialistas en el tema de seguridad laboral y protección civil, certificados por autoridades de Japón y por el Consejo de Seguridad de los Estados Unidos, fueron los encargados de impartir la especialización que tuvo una duración de cuatro horas.

Los participantes abordaron temas relativos a los requerimientos oficiales federales de retorno a la actividad laboral, lineamientos técnicos de seguridad sanitaria en el entorno laboral, lista de verificación ante el COVID-19: retorno al trabajo, registro en la plataforma del IMSS del autodiagnóstico y recomendaciones generales.

También conocieron todo sobre la vigilancia y supervisión, medidas de seguridad sanitaria, categorización del centro de trabajo, estrategias generales de promoción a la salud y seguridad sanitaria, medidas de protección, población vulnerable en regiones de alerta alta e intermedia.

El coordinador del Instituto de Protección Civil del Estado de Tabasco (IPCET), Jorge Mier y Terán Suárez, destacó la importancia de la capacitación porque, argumentó, “la pandemia del COVID nos hace que tengamos la necesidad de renovar nuestras capacidades y de prepararnos aún más para atender este tipo de contingencias”.

Recordó que en la entidad vivimos hace algunos días atrás el embate de una tormenta tropical que más allá de las afectaciones que causó, significó retos adicionales por el manejo de las personas confirmadas o sospechosas de COVID.

“Aunque nuestro principal objetivo era evitar la evacuación, nos tuvimos que preparar desde antes que tuviéramos la presencia en sí del fenómeno perturbador para tratar de evitar eso, algo que no fue al posible al 100 por ciento, pero que sí logramos minimizarlo”, comentó.

Mier y Terán dijo que durante las tareas de evacuación se tuvieron que tomar medidas adicionales debido a la pandemia, por lo que destacó la importancia de este tipo de especializaciones, porque nos ayudan a “aprender un poco más sobre cómo manejar este tipo de situaciones”.

A su vez, Pedro Enrique Clement Gallardo, coordinador de Protección Civil del Estado de Morelos, señaló el valor de actualizarse y estar mejor preparados para dar una mejor respuesta a las situaciones que se dan en estos tiempos difíciles que vive todo el país.

Recomendaciones generales

Durante la capacitación se habló de los niveles de responsabilidad de la protección civil, mismas que se circunscriben a las cuestiones operativas, que son de carácter geográfico y representan la respuesta que este tipo de áreas dan al incidente y la atención de la emergencia, así como estratégicas, que son de carácter funcional e implican la respuesta que garantiza la operación institucional y funcionalidad de las actividades de una organización o comunidad.

También se puso énfasis en que de la pandemia se desprenden asuntos ineludibles, como el hecho de que el SARS-CoV-2 llegó para quedarse y que mientras no haya una vacuna, deberá mantenerse la llamada “Nueva Normalidad”, además de la necesidad de adaptarnos a una realidad distinta a la que conocemos y las implicaciones que estas circunstancias tienen en los aspectos humano, económico, social y político.

De cara al regreso a la Nueva Normalidad, advirtieron que lo fundamental es evitar en lo posible los rebrotes, porque ello implicaría otra nueva interrupción en las cadenas de suministro, mercado, financiero y actividades diarias, además alertaron que ante la posibilidad de este escenario resulta vital delinear medidas de resiliencia para anticipar y gestionar los riesgos.

“Las empresas no sólo deberán contemplar un potencial rebrote con las implicaciones que estamos viviendo, sino prepararse antes de este escenario, durante otro periodo de aislamiento social y para el posterior regreso”, afirmaron, al recomendar una serie de lineamientos que van desde medidas iniciales de preparación hasta la creación de actividades de los comités de crisis.

Otros aspectos que deberán atender las empresas y organizaciones públicas, añadieron, son las medidas de protección de la salud de empleados y trabajadores, asegurar la continuidad de las operaciones, brindar protecciones del personal desempeñando tareas críticas, fortalecer la digitalización de sus operaciones, aplicar pruebas de detección de personal con COVID-19 y adquirir equipo y ofrecer entrenamiento de Equipo de Protección Personal (EPP) respiratorio.

Entre las medidas de prevención de contagios, plantearon la elaboración de lineamientos de trabajo para personal vulnerable, además de protocolos de acceso con filtro sanitario; el control de visitas, contratistas y proveedores; reuniones de trabajo por teléfono o videoconferencias; protocolos de limpieza y desinfección, así como programas de supervisión y verificación de medidas sanitarias, de supervisión y preparación de soluciones de agua y jabón al igual que desinfectantes, entre otros temas.

Acerca de Jorge Cupido

Te puede interesar

Ecocidio en el santuario del mono saraguato

17 hectáreas fueron arrasadas por un incendio en la ranchería Boquerón, Primera sección. Ahí, las …