Hay Salida: Feminista soy

Por: Pachela Gaudiano Rovirosa

Ir por la vida diciendo que soy feminista no ha sido fácil, he observado que la mayoría de las veces que alguien me pregunta “¿A poco eres feminista?” lo hace como si fuera lo peor del mundo serlo, cuando mi respuesta es “Sí, si soy” y con esto la expresión de sorpresa pasa a desaprobación. Me atrevo a pensar que el feminismo está completamente desentendido, me ha tocado muchas veces estar platicando con alguien que piensa que el feminismo es lo mismo que el machismo nada más que promovido por mujeres, o sea, que busca la superioridad de las mujeres respecto a los hombres. O que es un movimiento de mujeres enojadas y agresivas que quieren acabar con los hombres y con los monumentos nacionales. Pero entonces, ¿qué es el feminismo y porque le huimos tanto? ¿cuál es la diferencia entre machismo y feminismo?

No hay que tenerle miedo, ahí les va un poco de historia:

El Feminismo es una ideología y un conjunto de movimientos políticos, culturales y económicos que tienen como objetivo la igualdad de derechos entre hombres y mujeres. La historia del feminismo puede clasificarse en tres olas: la primer ola aparecería a finales del siglo XIX y principios del XX y se centró mayormente en la obtención de igualdad frente al hombre en términos de derecho de propiedad e igual capacidad de obrar, así como la demanda de igualdad de derechos dentro del matrimonio y en el logro del derecho al sufragio femenino; la segunda ola, aparece en los años 60 y 70 y se centra en la liberación de la mujer, en la desigualdad no-oficial (de facto), la sexualidad, la familia, el lugar de trabajo y quizá de forma más controvertida, los derechos en la reproducción; por último, la tercer ola que comienza en los años 90 y se extiende hasta la actualidad y constituye una continuación y una reacción a las fallas que se perciben en el feminismo de la segunda ola como la toma de conciencia de que no existe un único modelo de mujer, por el contrario, existen múltiples modelos de mujer, determinados por cuestiones sociales, étnicas, de nacionalidad o religión. Por eso siempre que nos referimos a la mujer en plural, no es solo la mujer sino las mujeres. El re planteamiento del feminismo de la tercera ola se manifiesta por ejemplo en que algunas feministas de esta corriente tienen una percepción positiva de la sexualidad femenina y han replanteado las posturas ante el trabajo sexual o la pornografía de la segunda ola del feminismo.

El machismo: expresión derivada de la palabra «macho», se define en la DRAE como la «actitud de prepotencia de los varones respecto de las mujeres», algunos movimientos feministas lo definen como: «el conjunto de actitudes y prácticas aprendidas sexistas llevadas a cabo en pro del mantenimiento de órdenes sociales en que las mujeres son sometidas o discriminadas», para aclarar, sexismo se le llama al conjunto de discriminaciones y estereotipos de género que perjudican a las mujeres.

Existen muchas formas de machismo, la más grave sería la violencia contra las mujeres que muchas veces es tolerada y aceptada por los mitos y creencias que existen en torno a ella y que en una sociedad machista se ve como “natural” que los hombres violenten a las mujeres. Cuando hablo de violencia no sólo me refiero a golpes, también a violencia psicológica, sexual y económica.

Con este pequeño resumen entonces, ¿Por qué le tenemos tanto miedo a las feministas?, ¿Por qué en especial las mujeres le huimos a declararnos feministas?, el feminismo simple y sencillamente busca la igualdad entre mujeres y hombres; y con igualdad quiero decir el PUNTO MEDIO de la balanza. En ningún momento el feminismo ha atentado contra la integridad del hombre, al contrario, busca armonizar a la sociedad aterrizando en lo que es justo para todas y todos.

Entendamos que no es una visión radical de ver la vida, ni tampoco es una moda o algo que se pueda dejar en la oficina y no traer a la casa, es un movimiento que día a día se está dando y está en constante evolución. El trabajo a favor de la equidad de las mujeres es una lucha constante y no tiene fecha de caducidad; y por eso cuando alguien me dice: “hay ya! haz tu feminismo a un lado”, o “¿ya vas a empezar con tus feminismos?” mi respuesta siempre será “imposible dejar a un lado mis feminismos”, mis “feminismos” me permiten ser quien soy, gracias a eso puedo ver la vida desde otra perspectiva, desde una perspectiva de equidad. Y recuerda que si hoy como mujer tienes derecho a la salud, a la educación, a votar y ser votada, a decidir sobre tu cuerpo, a divorciarte, a trabajar, a tomar decisiones, a vivir una vida libre de violencia, todo es es gracias a las feministas que han luchado a lo largo de la historia y por las que siguen luchando por la equidad y por los derechos de todas las mujeres. ¡Sé feminista!

Si vives violencia o conoces a alguien que la viva contáctanos en Hay Salida AC:
WhatsApp: 9933595983
Oficina: 1871969
Facebook: HAY SALIDA
Instagram:Haysalida_ac
Twitter: @salidahay
Mail: haysalidaac@gmail.com

Acerca de Redacción

Te puede interesar

Se compromete IEM con acciones a favor de las mujeres

En el marco de la Primera Sesión Ordinaria del Sistema Estatal para Prevenir, Atender, Sancionar …