Obras federales, sin problemas con la ley: Guillermo Escamilla

Guillermo Escamilla Narváez, candidato a la presidencia del Colegio Nacional del Notariado Mexicano (CNNM), afirmó que los dos proyectos insignia del gobierno federal en esta región (Refinería de Dos Bocas y Tren Maya) no tienen problemas legales en la delimitación de los predios donde se están realizando los trabajos de ambas obras.

En entrevista con Novedades de Tabasco, en el Aeropuerto Internacional de Villahermosa, manifestó que en el caso de la Refinería ya se tiene perfectamente delimitado el espacio en el cual se va construir, faltarían quizás algunos oleoductos que salgan de esa refinería y espacios que salgan para su acceso.

Por lo que respecta al Tren Maya, es una cuestión distinta; el tendido de vías férreas, el proceso de instalación necesario que debe llevar “no solamente por donde va a pasar el tren, sino por donde se va a llegar a las estaciones y el desarrollo urbano que implica todo ello, también merece el trabajo de los notarios”.

“Ya se está realizando todo, los notarios de los estados involucrados han participado en las asambleas ejidales, en las regularizaciones y transmisión de propiedad, así como en una serie de diligencias que permitan a los desarrolladores, y a los gobiernos federal y estatal, que las obras se vayan realizando”, agregó.

SECTOR VIVIENDA, RETO NOTARIAL

Por otra parte, Escamilla Narváez señaló que en el país unos 10 millones de viviendas tienen problemas legales, que impiden que sus propietarios puedan mover cerca de 3.6 billones de pesos que es el costo global de ese universo de casas.

Expresó que lo anterior se debe al costo de transmisión, es decir, cuando los propietarios acuden con el notario, el 80 por ciento de lo que se le entrega son impuestos y derechos, y a su vez el notario entrega esto al gobierno estatal o municipal.

Si a lo anterior se suma “que para la transmisión por herencia se cobra una tasa adicional, pues entonces estamos pensando que los costos también van a incrementarse», apuntó.

Escamilla Narváez, notario 243 de la Ciudad de México y secretario de organización del Colegio Nacional del Notariado Mexicano, reconoció que la irregularidad en la tenencia de las viviendas también aumenta en consecuencia.

“Son dinero enterrado, el propietario no puede solicitar un crédito para salir de algún problema de liquidez, pero tampoco se puede vender ni tampoco trazar una transmisión por herencia porque de origen viene mal”.

Acompañado del notario público número 22, José Manuel Cerna Gil, apuntó que el motivo de su visita a Villahermosa fue para platicar e intercambiar puntos de vista con los miembros del colegio local con miras a las elecciones que se realizarán el próximo 7 de noviembre.

Indicó que a nivel país hay un padrón de 3 mil 752 notarios, y se dijo seguro de contar con el voto de la mayoría para servir a su colegio.

Por la tarde de ayer sostuvo una reunión con diferentes colegiados, en el cual expuso el desarrollo personal integral del notario, la profesionalización competitiva del mismo, así como la unión del notariado nacional, además de la utilización de las nuevas tecnologías en la actividad notarial.

“Ya se está realizando todo, los notarios de los estados involucrados han participado en las asambleas ejidales, en las regularizaciones y transmisión de propiedad para facilitar que las obras se vayan realizando”

“Algunas viviendas son dinero enterrado, el propietario no puede solicitar un crédito para salir de algún problema de liquidez, pero tampoco se puede vender ni tampoco trazar una transmisión por herencia porque de origen viene mal”

Guillermo Escamilla Narváez

Candidato a la presidencia del Colegio Nacional del Notariado Mexicano

CIFRA

  • 3,752 notarios conforman el CNNM

FOTOS: VÍCTOR EK MAY

Acerca de Francisco Uribe

Te puede interesar

En Tabasco, las cosas han cambiado y para bien; se hacen de mejor forma: Adán Augusto

En un nuevo ejercicio democrático, de frente a la ciudadanía y acorde a los tiempos …