Alentar denuncia de la mujer violentada, mediante un sistema jurídico y de protección: Leticia Palomeque

En el marco de los 16 días de activismo para la eliminación de la violencia en contra de la Mujer, El Instituto Estatal de las Mujeres (IEM) y el Programa de Apoyo a las Instancias de Mujeres en las Entidades Federativas (PAIMEF), presentaron la videoconferencia “Acceso a la Justicia de La Mujer Violentada” a cargo de la doctora Leticia Palomeque Cruz, quién puso de manifiesto las secuelas que sufre una mujer maltratada y lo complicado que es atenderla, cuando esta no denuncia o normaliza el hecho.

Con vasta experiencia en el tema, señaló que en muchas mujeres no quedan marcas por la violencia física, pero sí por la violencia psicológica, lo cual les ocasiona una afectación mayor, si no tienen un tratamiento adecuado de apoyo, instituciones que las ayuden a valorarse y a salir adelante, porque dijo, este tipo de agresiones afecta definitivamente la estabilidad y condición de una mujer.

Con varias certificaciones en litigio, consideró pertinente reevaluar los mecanismos de atención a la mujer en situación de violencia y saber en dónde se está fallando como sistema y cada día 25, analizar qué hace falta para crear una verdadera confianza y de cultura de la denuncia, la cual puede salvarle la vida a una mujer.

“Pero si esa mujer teme porque en el momento de la denuncia no va a lograr nada, vamos a seguir igual, tenemos que decirle a la mujer violentada que el sistema jurídico y los sistemas de protección estamos para eso, para ser arropada por un sistema político que de acuerdo a una revisión jurídica, tenga todos los elementos para que se le haga justicia, porque con la cultura de la denuncia tendremos un mejor resultado y un crecimiento de la sociedad”, apuntó.

Experta en impartición de Justicia, la Doctora Palomeque, sostuvo, que “no podemos atender a una mujer que sufrió violencia, a la ligera en el sistema jurídico, ni tomarla como un caso común, no es lo mismo una mujer que está siendo afectada por cualquier tipo de delito, pérdida de un bien material por ejemplo, a otra donde está de por medio la vida”.

Dijo que está comprobado de manera estadística, que si una mujer agredida, no recibe el acompañamiento suficiente y acto de protección, puede pasar de un acto de violencia, a un delito mayor como el feminicidio.

En este sentido, explicó que el feminicidio no empezó siendo un feminicidio, algunos sí, pero no todos, “aquí podemos decir que muchos de ellos tuvieron un antecedente marcado de violencia, empezó con alzar la voz, dar un golpe leve, aumentar los golpes y posteriormente convertirse en un acto sistemático de agresión y aceptación”.

Anadió, que es en estos casos, las autoridades tienen que estar preparadas, como instituciones para saber identificar en donde hay un riesgo inminente, en dónde la transformación de un acto menor, puede terminar en una grave consecuencia.

«Podemos también llegar al punto de señalar que no es que no sea suficiente la atención, es que el problema no está en la falta de instrumentación, el problema está en la operatividad de esta instrumentación, en el sistema de protección», indicó.

La investigadora de tiempo completo en la UJAT, urgió darle a la mujer, una atención oportuna en una llamada de emergencia, porque eso hace la gran diferencia, entre la vida y la muerte. Precisó que de enero a octubre de este año, se tuvieron en el 911, 13 mil 529, llamadas de violencia en general, incluyendo las de mujeres que sufren todo tipo de violencia.

“Estos minutos que transitan como una atención oportuna, puede salvarle la vida a muchas mujeres, cuando tienen la operatividad de atención en el momento que se requiere”, concluyó.

Acerca de Redacción

Te puede interesar

Productores de cacao recibirán apoyos directos por primera vez

En 2021 el programa Producción para el Bienestar (PpB), los integrará dentro de sus beneficiarios, …