Prueba Oxford vacuna contra coronavirus en niños

La universidad inglesa de Oxford inició el sábado pruebas clínicas para comprobar la eficacia en niños de 6 a 17 años de la vacuna anticovid que ha elaborado con la farmacéutica AstraZeneca, en lo que se consideran los primeros ensayos del mundo en menores de esa franja de edad.

En un comunicado, los investigadores explican que las pruebas para determinar la seguridad y respuesta inmune de los niños a la vacuna conocida técnicamente como ChAdOx1 nCoV-19 se desarrollarán en centros de las ciudades de Oxford, Londres, Southampton y Bristol.

Para estos ensayos, se reclutarán 300 voluntarios, de los cuales hasta 240 recibirán la vacuna de Oxford/AstraZeneca y el resto una vacuna de control contra la meningitis.

Según la universidad de Oxford, se trata de los primeros ensayos con niños pequeños de una vacuna contra la COVID, pues hasta ahora solo se han hecho pruebas con jóvenes de 16 y 17 años, sin que de momento se haya autorizado para uso público ningún preparado.

El investigador jefe y experto en infecciones e inmunidad infantil de Oxford, Andrew Pollard, dijo que, aunque los niños parecen verse menos afectados por el coronavirus y no es probable que enfermen de gravedad, “es importante establecer la seguridad y la respuesta inmune” a la vacuna, ya que algunos menores pueden “beneficiarse de ser inmunizados”.

La vacuna de Oxford/AstraZeneca es, junto con la de Moderna y Pfizer/BioNTech, una de las tres que, de momento, se administra en el Reino Unido, que aspira a cumplir el próximo lunes el objetivo de haber vacunado a los cuatro grupos más vulnerables de la sociedad, unos 15 millones de personas.

En estudios previos con adultos, se ha demostrado que el preparado británico, que también se distribuye en la Unión Europea y se ofrecerá a precio de coste a los países en vías de desarrollo, es efectivo en un 63 %, inoculado en dos dosis separadas por ocho a 12 semanas, y actualmente se investiga su eficacia ante nuevas variantes del virus.

Reguladores de más de 50 países han autorizado el uso generalizado de la vacuna de Oxford, que está producida y distribuida por la farmacéutica AstraZeneca, en mayores de 18 años.

TAMBIÉN PFIZER Y MODERNA

Otras farmacéuticas están probando ya sus vacunas en niños. Pfizer y BioNTech, cuya vacuna ha sido autorizada para mayores de 16, comenzó los ensayos con niños de 12 en octubre. Moderna, por su parte, empezó las pruebas con jóvenes de la misma edad en diciembre.

Según Pollard, las pruebas de Oxford deberían ayudar a los legisladores a decidir si en algún momento en el futuro quieren ampliar los programas de vacunación masiva a los menores para garantizar que las escuelas son zonas libres del virus y combatir su propagación entre el resto de la población.

“Para la mayoría de los niños, la COVID no es realmente un gran problema”, dijo Pollard a The Associated Press. “Sin embargo, es posible que en el futuro se considere un uso más amplio para tratar de frenar el avance de la pandemia, por lo que solo estamos tratando de establecer los datos que respaldarían esa vía si los legisladores quisieran avanzar en esa dirección”.

Personas inmunizadas pueden volver a contagiarse, dice la OMS

La científica jefe de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Soumya Swaminathan, advirtió en rueda de prensa de que algunas personas vacunadas contra la COVID-19 aún pueden contraer el virus, y aunque no se pongan enfermas, contagiar a otras.

“Si tienes la vacuna y contraes la enfermedad, la carga viral es mucho menor, así que las posibilidades de infectar a otros también puede que sean menores”, puntualizó la experta india.

Debido a esta posibilidad, y “hasta que sepamos más, es importante que todas las personas, aunque estén vacunadas, sigan manteniendo las medidas de seguridad: uso de mascarilla, lavado frecuente de manos y mantenimiento de la distancia de seguridad”, continuó Swaminathan.

En la mayoría de ensayos clínicos se ha demostrado que las vacunas protegen contra el desarrollo de formas graves de la enfermedad, pero no es seguro que

eviten completamente la infección. “Nuestro entendimiento de esto está evolucionando según salen diferentes estudios”, explicó la científica.

También se están llevando a cabo estudios sobre la inmunidad tras contraer la COVID-19, ya que la Organización Mundial de la Salud ha recibido informaciones sobre personas que se han vuelto a infectar con alguna de las nuevas variantes.

Lo que es seguro, según Swaminathan, es que tras una infección se obtienen anticuerpos que duran al menos unos seis meses, y que también se desarrolla resistencia celular contra las posibles células infectadas, que, aunque es más difícil de medir, puede llegar a durar años.

EL DATO

Se trata de los primeros ensayos con niños pequeños de una vacuna contra la COVID, pues hasta ahora solo se han hecho pruebas con jóvenes de 16 y 17 años

FRASE

“Aunque los niños parecen verse menos afectados por el coronavirus y no es probable que enfermen de gravedad, es importante establecer la seguridad y la respuesta inmune”

Andrew Pollard

Investigador jefe y experto en infecciones e inmunidad infantil de Oxford

CIFRA

300 niños voluntarios serán vacunados en Inglaterra

Acerca de Agencias

Te puede interesar

La variante Delta del covid se propaga tan fácilmente como la varicela

La variante Delta del coronavirus, además de que parece causar una enfermedad más grave que …