Bajan ríos y surgen las afectaciones

En los márgenes de los distintos ríos que rodean a Villahermosa, existe el riesgo de deslaves ante el descenso de los afluentes. Tal es el caso de lo que ocurre en la ranchería Curahueso, en donde se observa el hundimiento del bordo de contención que se encuentra en al río Mezcalapa. Este problema tiene más de cuatro años sin ser atendido.

Ahora, los niveles de los ríos han descendido y de nueva cuenta queda el problema al descubierto, los márgenes comienzan a tener un movimiento estructural, lo cual es un peligro para las construcciones hidráulicas de protección contra las inundaciones.

Fue en 2017 que el bordo de la ranchería Curahueso se deslavó y casi se llevó los dos carriles de la carretera, por lo que desde entonces y hasta ahora los automovilistas tienen que rodear el socavón.

“Muchos bordes están colapsando, a raíz de que baja el agua la tierra se afloja y es un peligro, hay muchos deslaves en las carreteras”, comentó Ernesto Pérez, vecino del lugar.

Acerca de Joel Rubio

Te puede interesar

Elección recortará número de regidores en Ayuntamientos

La iniciativa entrará en vigor en esta elección del 6 de junio, y de acuerdo …