Fiscalía no escuchó denuncia y Zoe, de 3 años, fue asesinada

No es la primera ocasión que ciudadanos denuncian que la Fiscalía hace caso omiso a denuncias que se presentan sin pruebas o porque el MP considera que no se trata de delitos graves, pero en esta ocasión las omisiones condujeron a la muerte violenta de una pequeña de 3 años 9 meses, a la fuga de la madre —copartícipe del maltrato a la niña— y a la eventual liberación del tipo que azotó a la pequeña Zoe contra la pared y le ocasionó la muerte.

Angélica, tía de la pequeña, al percatarse de que su sobrina era maltratada en una ocasión previa (había visto fotos del rostro de la niña golpeado) acudió con las autoridades correspondientes y aunque después de días fue escuchada, no actuaron como ella hubiera esperado. Lo único que buscaba era que Zoe fuera rescatada a tiempo de las garras de su madre y la pareja de ésta, lamentablemente Zoe murió 26 días después de la denuncia.

La familia se enteró del maltrato de Zoe porque el día 20 de octubre, Geovanna (madre de Zoe) les comentó que había llevado a la niña al Centro de Salud Doctor Martínez Báez porque “la pequeña se había caído”, a pesar de las lesiones que presentaba Zoe, el Centro de Salud no investigó las causas de estas y creyó ciegamente en la versión de la madre. Geovanna había enviado una fotografía de Zoe en la clínica y por las lesiones que presentaba la niña, Angélica (tía de la menor) se percató de que lo que decía Geovanna era mentira y que la niña había sido golpeada. Esto ocurrió el día 20 de octubre de este 2021.

A pesar de las graves lesiones que presentaba la pequeña, la madre insistía que la hinchazón era a causa de una sinusitis. Angelica no dudó en denunciar a Geovanna y acudió al MP de Azcapotzalco donde no le quisieron recibir la denuncia y la remitieron a la Fiscalía Especializada número 59 de menores. Tampoco fue atendida, sólo después de 6 días de insistir, finalmente la tía de Zoe pudo presentar la denuncia. Ya era 26 de octubre y la pequeña seguía en las garras de su madre y la pareja de ésta. Ese mismo día Angélica fue acompañada con algunas patrullas al domicilio de Geovanna, pero no pudieron sacar a la niña de su domicilio.

Días después, Angélica trató de rescatar a Zoe por su cuenta, pero Geovanna se opuso y la amenazó con acusarla de secuestrar a la pequeña. Fue entonces cuando Geovanna y su pareja (Francisco), aun con Zoe en su poder, huyeron al domicilio de este sujeto en Nicolas Romero, en el Estado de México.

Finalmente, Angélica y el resto de la familia que quería rescatar a Zoe se enteraron que la pequeña había fallecido: Geovanna estaba pidiendo dinero, una colecta para el velorio de la niña. Zoe falleció el día 16 de noviembre.

La niña había muerto por golpes en la cabeza y el cuerpo. Geovanna había asegurado en un primer momento que la pequeña se había hecho del baño y Francisco la azotó contra la pared y la pateó ocasionando las lesiones. Aun así, ni ella ni su pareja fueron detenidos.

Sería hasta después del velorio cuando, también con Angélica y su familia presionando, finalmente las autoridades se presentaron al domicilio de Francisco y éste fue detenido. Geovanna no fue detenida bajo el argumento de que “no había delito que perseguir ya que la carpeta de investigación se había abierto en CDMX” y para ser detenida tenía que iniciarse una carpeta en el Estado de México.

“Desgraciadamente un menor es violentado porque las autoridades correspondientes como es la Fiscalía Especializada para Niños, Niñas y Adolescentes, no tienen la gracia ni el corazón y son totalmente indolentes ante la situación que vivía una pequeña de 3 años 9 meses como Zoe Ivana. Estamos muy conmocionados”, declaró una de las familiares de la pequeña.

Familiares de Zoe indicaron que Geovanna se encuentra prófuga de la justicia y piden ayuda para que Francisco no sea liberado bajo ningún motivo. “Se rumoró que él es familiar de una de las regidoras de Atizapán y no podemos permitir que lo dejen salir”, dijo la entrevistada.

La familia montó una protesta en la Fiscalía especializada. “Justicia para Zoe”, “Zoe vive”, “Ni una niña más”, se leía en los carteles. Y una de la familiares remata colocando un cartel: «la Fiscalía 59 no me ayudó».

La pequeña Zoe pudo ser salvada, si sólo se hubiera escuchado a tiempo la denuncia que Angélica intentó poner en una golpiza previa…

Acerca de Agencias

Te puede interesar

Obtiene FGE prisión y reparación del daño por casos de robo, violencia e incumplimiento familiar

La Fiscalía General del Estado (FGE) de Tabasco obtuvo sentencias condenatorias, con penas que en …