Operan con éxito deformación torácica a dos pacientes del Hospital del Niño

El equipo especializado del Hospital del Niño Rodolfo Nieto Padrón, realizó nuevamente intervenciones quirúrgicas exitosas a padecimientos raros y por consiguiente, de alto costo. Ahora, se trató de dos operaciones para corregir el tórax de dos menores.

Previamente a que fueran realizadas las operaciones, Vicente Sánchez Paredes, encargado de Servicio de Cirugías de Tórax del Hospital del Niño, destacó que por el instrumental y demás material especializado que se requiere en este tipo de intervención, el costo en un hospital privado, puede ser hasta de un millón de pesos.

“Son dos casos, que ya tenían tiempo esperando, para verse beneficiados, no solamente por cuestiones médicas, sino porque el material que se utiliza para este tipo de procedimiento y operaciones quirúrgicas es de un costo elevado. Entonces, esta cirugía, es una cirugía no solamente que ayuda en el aspecto orgánico, en el aspecto emocional, sino que además le cambia la vida al paciente”, explicó el pediatra.

La intervención consiste en colocar, a través de laparoscopía, una barra de titanio entre ambos lados del tórax para expandirlo y así, evitar su hundimiento. El metal se le retirara al menor en un periodo de tres años.

Los pacientes beneficiados son Lizbeth del Carmen Jiménez López, de 11 años, con antecedentes de neurofibromatosis y deformación de parrilla costal desde el primer año de edad, y Luis enrique Martínez García, de 12 años, con el hundimiento perceptible de su tórax desde los seis años de edad.

Para lograr el éxito en las operaciones, al personal médico del Hospital del Niño, se sumó Gabriela Ambriz González, pediatra con 26 años de experiencia, quien como jefe del Departamento de Cirugía en el Hospital de Pediatría del Centro Médico Nacional de Occidente – en Guadalajara- dirige y opera pacientes de diversas áreas de especialidad quirúrgica con elevado grado de complejidad.

Gabriela Ambriz expuso que la deformidad de tórax es uno de los padecimientos más raros y se registra en uno de cada mil niños, por lo que ofrecer este tipo de operación de forma gratuita en el Hospital del Niño y con el apoyo del DIF, es una magnífica oportunidad para familias que tienen a un menor con esa dificultad que, remarcó, muchas veces desestimada y considerada sólo como un problema estético.

“Piensan que es algo estético, que es un niñito que no nació bien y que es normal, sin embargo, un tratamiento a tiempo va a evitar que esos niños tengan alteraciones cardiacas. La verdad, (la corrección del tórax) les cambia la vida a los niños. Los niños se quejan de que no pueden correr, se quejan de que les duele el corazón y entonces, al operarlos, van a tener un cambo en su vida”, comentó.

Silvia Gutiérrez Lucatero, directora del Hospital del Niño, destacó que en suma son más de 60 personas que intervienen de manera interdisciplinaria en el proceso de atención y operación a los menores, y entre ese personal, sobresale la participación de especialistas que vienen de otras instituciones para dar de su experiencia, capacitación al personal.

“Las cirugías que hemos hecho en los últimos tiempos, son cirugías de alta especialidad, que nuestros médicos están capacitados para realizarlas, pero siempre nos hacemos acompañar por gente que a nivel internacional y nacional, son los que manejan el mayor número de casos, con mayores posibilidades de éxito y para que también nuestro recurso humano se siga capacitando”, sostuvo.

Oscar David Simonín Ruiz, uno de los cirujanos que participó en las dos cirugías, explicó en qué consistió haber logrado el éxito de las mismas.

“La cirugía fue exitosa, pues se lograron colocar las dos barras modificando el defecto. Obviamente, esto todavía lleva un seguimiento de aquí a dos años, que va a ser el momento en el que se retiren las barras y se pueda ver el resultado final. Pero hasta ahora vamos con un buen resultado porque los pacientes se encuentran en buenas condiciones. Lo más difícil es el manejo del dolor, que en este caso ha sido tolerado adecuadamente, lo cual nos va a permitir que sean egresados a corto plazo y que puedan regresar a sus casas”, señaló Simonín Ruiz.

Por ello, los menores que fueron intervenidos en su tórax, el pasado día 23 de mayo y en cuestión de una semana, consiguieron una pronta recuperación, como sus familiares, están agradecidos por la atención brindada en el Hospital del Niño y el Sistema DIF-Tabasco, que brindó las barras de titanio.

Enrique Martínez García, por ejemplo, manifestó estar consciente de lo dificultosa que fue su operación, como también del material que se le puso para poder corregir su pecho.

“Estoy muy agradecido de que me hayan apoyado con este material. Cuando corría, sí me cansaba mucho, cuando caminaba demasiado. Se me iba el sonido, y la vista igual, como que me quería desmayar”, expresó Enrique.

La abuela del niño, Esperanza García Cornelio, confesó que su difícil situación económica en la que vive, le impedía pagar una intervención quirúrgica de este tipo, y es por ello, que agradece, en particular, al DIF que le haya donado la pieza de titanio para la operación de su nieto.

“Muy agradecida con el doctor Sánchez y con el Hospital, por todas las atenciones que nos han dado, y también con el DIF, porque nos apoyó con todo el material quirúrgico… Porque, él es mi nieto, yo tengo la custodia, y entonces, yo no tenía las posibilidades económicas para obtener ese material. Vale 63 mil pesos esa barra que le pusieron y entonces, yo no podía comprarla con mis propios medios, porque yo lo que trabajo es para mantenerlos”, manifestó.

Doña Esperanza reconoció también el profesionalismo del personal médico que atendió a Enrique.

“Como madre, tenía temor de la cirugía, de cómo iba a hacer, cómo iba a salir, si iba a salir bien, pero estaba en las manos de los mejores médicos y aquí él gracias a Dios, le doy gracias a Dios por ello, y a los médicos también, porque con sus expertas manos pudieron hacer que el vuelva a hacer otra persona”, dijo doña Esperanza.

Por su parte, Celia Bosch Muñoz, coordinadora general del Sistema DIF Tabasco, comentó que si bien hay una expresión altruista de ese organismo, este tipo de operaciones exitosas son el lado humano que aporta la Secretaría de Salud a la población tabasqueña.

“Lo hacemos con el corazón, yo siempre he dicho que la parte humana de gobierno es el DIF y en realidad, la parte humana es la secretaría de Salud, pero por eso, estamos hermanados, por eso caminamos juntos y de la mano, para ayudarnos en todo lo que necesitemos”, expresó la funcionaria del DIF-Tabasco.

Acerca de Jorge Cupido

Te puede interesar

Muestran padres de familia plena confianza en vacuna anticovid, para proteger a sus hijos

Este domingo, la secretaría de Salud, continuó en la ciudad de Villahermosa, la vacunación contra …