Muere la dramaturga y narradora Luisa Josefina Hernández

A los 94 años de edad falleció esta noche en Cuernavaca, Morelos, la dramaturga, narradora, traductora y ensayista mexicana Luisa Josefina Hernández, quien escribió más de 60 obras de teatro y publicó alrededor de 17 novelas.

La Agrupación de Críticos y Periodistas de Teatro lamentó su muerte en el Twitter de sus premios, @ACPT_Mex, y agregó:

“Narradora y dramaturga. Maestra en Letras con especialización en Arte Dramático por la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM. Fundamental en el desarrollo del teatro en México”.

En la misma red, Alejandra Frausto, @alefrausto, titular de la Secretaria de Cultura federal, escribió:

“Con profunda tristeza recibimos la noticia del fallecimiento de la maestra Luisa Josefina Hernández, entrañable pionera de la dramaturgia mexicana, formadora de muchas generaciones de directores y actores. QEPD”.

Igual lo hizo Lucina Jiménez, @LucinaJimenez, responsable del Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura:

“Luisa Josefina Hernández, la más grande dramaturga mexicana, novelista, traductora y generosa maestra de varias generaciones de profesionales de la escritura dramática, ha trascendido a la vida eterna. El teatro y la cultura mexicana están de luto. Su legado es enorme y valioso”.

También la Asociación Nacional de Actores, @andactores, publicó que se une a la pena que embarga a la comunidad artística y cultural por el sensible fallecimiento de la Maestra…, destacada figura del teatro y letras mexicanas. Nuestras condolencias a familiares, colegas y amigos”.

Cultura de la UNAM, @CulturaUNAM, señaló:

“El primer programa de #Vindictas, serie que recupera históricamente la vida y obra de grandes mujeres mexicanas, está dedicada a Luisa Josefina Hernández, escritora, dramaturga y mujer de rupturas”.

La Cátedra Berman, @CatedraBergman, también por el mismo medio se despidió de Hernández:

“…Cuyas aportaciones han sido pilares para el teatro en México y quien recibió la #MedallaBergman 2019. Un abrazo a la comunidad escénica. Muchas gracias por tanto, Maestra”.

La actriz Karina Gidi, @KarinaGidi, publicó:

“Perdemos a una enorme dramaturga. Abrazo a la comunidad”.

Mientras que en Facebook, la también destacada actriz Margarita Sanz Jenkinson, redactó:

“Luisa Josefina Hernández, la pluma sabia de la Literatura Humana, de la Dramaturgia que desviste los peores defectos y las más luminosas virtudes del ser humano, tomó su último aliento el día de hoy. Se fue suavemente con la ilusión de reunirse pronto con los seres queridos de su Alma, con su Padre amado, libro abierto de vida en su corazón y en su mente; una esencia que la formó y que ahora la recibe con la sonrisa en los labios.

“Sus hijos y nietos, a quienes tanto amó, la lloran, que difícil despedida como dolorosa para nosotros los actores que pudimos estar cerca de su trabajo creador, el saber de su ausencia, es un golpe duro. Se entrelazan las lágrimas.

«Adiós Maestra. Aquí se queda la presencia de su entrañable trabajo, su inteligencia, su bendita generosidad, su talento y sabiduría. Aquí se queda todo lo que Usted dejó en cada conciencia, en cada rincón de nuestra existencia. Aquí se queda entre nosotros el pulso de su Fe como el más grande ejemplo de plenitud y de entrega”.

Desolado, el dramaturgo Miguel Sabido señaló a este medio:

“Si algo he logrado en mi carrera se lo debo a ella. Personaje fundamental en el teatro y la novela del siglo XX, pero sobre todo, maestra excepcional. La mejor teórica dramática en la historia de México y posiblemente de Latinoamérica. Quedan para la historia ‘El lugar donde crece la hierba’, ‘Los palacios desiertos’ y otras diez novelas, y ‘Los grandes muertos’, monumento excepcional del teatro mexicano. Mi profundísimo respeto y enorme agradecimiento para ella”.
Trayectoria

Luisa Josefina Hernández nació en la Ciudad de México el 2 de noviembre de 1928. Fue hija única de Santiago Hernández Maldonado y Faustina Lavalle Berrón, originarios de Campeche. Estudió letras inglesas y teatro en la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). Fue alumna de Rodolfo Usigli.

Fue descrita como una mujer de grandes pasiones y es considerada como una de las intelectuales más destacadas. Además efectuó traducciones de Shakespeare, Bertolt Brecht y Arthur Miller y colaboraciones en publicaciones periódicas.

Se estrenó como dramaturga con las obras “Aguardiente de caña”, “Agonía” y “La corona del ángel”. Hacia 1952 fue becada por el Centro Mexicano de Escritores y por segunda vez en 1954. Y en 1955 también fue becada por la Fundación Rockeffeler.

En los años sesenta tuvo una etapa muy fructífera, ya que en ese tiempo logró publicar cinco novelas, “Los palacios desiertos”, “La cólera secreta”, “El valle que elegimos”, “La memoria de Amadís” y ”La cabalgata”

Recibió varios galardones, como el Reconocimiento del Concurso de las Fiestas de Primavera en 1951 por la obra “Aguardiente de caña”. Premio del periódico “El Nacional” en 1954 por “Botica modelo”. Premio Magda Donato en 1971 por la obra narrativa “Nostalgia de Troya”. Premio Xavier Villaurrutia en 1982 por la novela “Apocalipsis cum figuris”. Obtuvo el Premio Nacional de Ciencias y Artes en el área de Lingüística y Literatura en el 2002. Fue creadora emérita del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes, hoy Secretaría de Cultura. Y fue integrante del Sistema Nacional de Creadores de Arte.

Radicaba en Cuernavaca. A pesar de su avanzada edad, continuó desarrollando novelas y piezas teatrales. Entre sus últimas publicaciones están “Los grandes muertos”, “Una lectura de Yerma de Federico García Lorca” y “Una noche para Bruno”.

Dominaba media docena de lenguas y fue maestra emérita de la Facultad de Filosofía y Letras.

Acerca de NOVEDADES

Te puede interesar

Desfile de Carros Alegóricos 2024 recorrerá ruta tradicional, el próximo 21 de abril

El desfile de Carros Alegóricos 2024 recorrerá un total de 6.5 kilómetros a través de …