Por cuaresma, refuerza Salud inspecciones sanitarias en expendidos de pescados y mariscos

Para que los productos y alimentos que consuman en esta temporada de Cuaresma, no representen un peligro a la salud de la población, la secretaría de Salud, puso en marcha el Programa de Vigilancia Sanitaria, del 14 de febrero al 13 de abril, informó el doctor Víctor Castro Giorgana, jefe del departamento de Operación Sanitaria de esta dependencia, quien recomendó, ser cuidadosos a la hora de comprar pescados y mariscos.

Entrevistado en el programa de Televisión Tabasqueña, “Salud y Bienestar en Casa”, por la conductora Deborah Tornel, señaló, la importancia de que los ciudadanos sean proactivos, a la hora de seleccionar sus alimentos, para prevenir riesgos a la salud, inspeccionar los alimentos y sus condiciones de higiene, de los lugares donde consume.

Destacó, que, desde el área de Protección contra Riesgos Sanitarios, se realizan una serie de actividades regulatorias y no regulatorias, para asegurar que los productos y servicios, que utilizan o consume la población, no representen un peligro para ellos.

“Vigilamos establecimientos de alimentos, en toda la cadena de producción y vigilamos también, el agua purificada, productos de la pesca y medicamentos, farmacias y establecimientos de salud, para constatar que cumplan con la normatividad sanitaria y que no representen riesgo a la población y no exponerlos de manera involuntaria”.

El galeno, precisó, que las actividades regulatorias, se refieren a las visitas de inspección, o verificación sanitaria, donde se evalúa, las condiciones sanitarias de los establecimientos y las no regulatorias, son todas las capacitaciones y orientaciones, basadas en la prevención y manejo adecuado de alimentos y bebidas.

Para mantener condiciones apropiadas de higiene, cuando el producto es procesado, debe hacerse a 60 grados de temperatura y cuando el producto se conserve en frío, sea a menos de 7 grados, de tal forma que cumplan con las garantías.

El funcionario estatal, mencionó, que, hoy día, se les exige, a los encargados de establecimientos, que una vez al año, se tienen que capacitar y estén actualizados y sensibilizados en las condiciones sanitarias y derivado de ello, en 2023, se capacitaron más de 2 mil manipuladores de alimentos, en todo el estado.

Añadió, que más que nada, las pláticas van encaminadas a sensibilizar que los prestadores de servicios, tengan reglas de higiene como el uso de cubrebocas y cofia, y no pongan en riesgo a los consumidores; lo cual el mismo ciudadano debe estar pendiente, se cumpla, refirió.

Castro Giorgana, señaló que en la supervisión que realizan, se coteja que se cumpla con la Norma 251, que se refiere a las buenas prácticas en la elaboración, distribución y comercialización de alimentos. “Constatar que las condiciones del establecimiento, ya sea, en un producto de alimento donde se va a vender para ser procesado en casa, tenga condiciones sanitarias adecuadas y no vaya a contaminar el producto”. Así, también explicó, que, para consumo en sitio, se evalúan las áreas de proceso y que todo el establecimiento en general, no represente ningún peligro.

Agregó que, dentro de estas prácticas, se realizan muestreos de productos y alimentos y los analiza el Laboratorio Estatal de Salud Pública, para evaluar la calidad microbiológica de los productos que consume la población.

Resaltó que como parte de este Programa de Vigilancia Sanitaria, que entró en vigor desde el 13 de febrero y que concluirá el 13 de abril en todo el estado, supervisan que los alimentos de pesca, sobre todo, en los mercados, se ofrezcan al público, en camas de hielo, de lo contrario, estos entrarían pronto en estado de descomposición, por los altos grados de temperaturas que prevalecen en la época.

Comentó, que las enfermedades más frecuentes ante un mal manejo de alimentos, son las diarreicas, intestinales y tifoidea, que dijo, esta última ha reducido sus índices de mortalidad, pero sigue presente.

El especialista lamentó, que el no tener un manejo adecuado de los alimentos, ocasione gastos en las familias y en las instituciones de salud, así como en los escolares, afecta su desempeño académico, porque faltan a su escuela, al enfermarse; al respecto recomendó no consumir alimentos crudos, sobre todo, niños y adultos mayores, que son los más vulnerables.

Enfatizó, que se deben considerar las alertas sanitarias, que emite la secretaría de Salud en este periodo, tal es el caso del consumo de ostión, para lo cual se recomienda no consumirlo crudo, ni al tapesco, ya que se encontraron patógenos en los cuerpos lagunares de Cárdenas y Paraíso.

Finalmente conminó a revisar bien el pescado que se consume, que las agallas estén brillantes y un olor característico al producto de la pesca, ojos saltones y brillantes y textura firme. Sugirió, que, al adquirir productos del mar, se hagan al final de las compras y no al principio, ya que tienen un tiempo promedio de descomposición en épocas de intenso calor, de una hora, en temperatura ambiente.

Acerca de NOVEDADES

Te puede interesar

Rescata SSPC a 28 migrantes; serán repatriados a través del INM

Con base en una denuncia ciudadana, la Secretaría de Seguridad y Participación Ciudadana (SSPC) ejecutó …