Obesidad, más que un problema estético

El primer paso es reconocer que se trata de una enfermedad de características epidémicas por la forma en que se ha disparado en el mundo. Afecta la calidad de vida y es la antesala de graves padecimientos. México y Tabasco puntean las estadísticas.

Por: Rosa Elena Cortés

Aunque el sobrepeso y la obesidad afectan actualmente a siete de cada diez mexicanos (75.1%), son condiciones que se enfrentan individualmente tanto a nivel físico como emocional.

Es común que quien los presenta experimente rechazo, burlas, maltrato (en la infancia principalmente), y discriminación laboral en la edad adulta, pese a que predomina en la población.

Los términos sobrepeso y obesidad se refieren a un peso corporal mayor de lo que se considera normal o saludable con respecto a la estatura.

El sobrepeso generalmente se debe a la grasa corporal adicional. Sin embargo, también puede ocurrir debido a exceso de músculo, hueso o agua.

La obesidad hoy en día se considera una enfermedad crónica de alta prevalencia en la mayoría de los países del mundo. Dependiendo de su magnitud, determina riesgos de salud que limitan las expectativas y calidad de vida.

Aunque estas condiciones, como sociedad las hemos “normalizado”, son un gran reto para el sector salud y a nivel personal son un gran desafío físico y mental.

Hay sufrimiento y frustración por tener que suprimir alimentos que se disfrutan, a causa de dietas que luego se abandonan debido a que los resultados no llegan rápido.

Hay muchos riesgos, desde caer en un círculo vicioso de ingerir alimentos con alto contenido calórico, para contrarrestar la ansiedad que causa el no poder bajar de peso, hasta caer en manos de charlatanes que prometen dietas o medicamentos “milagrosos” y exponer su organismo a enfermedades graves.

Y es que ¿por qué en la mayoría de las personas es tan difícil bajar de peso?

Especialistas consideran que la obesidad no es solamente una cuestión de autocontrol, no es el resultado de una falta de fuerza de voluntad, “el apetito y la saciedad se heredan, y hasta el 70% del peso corporal es genético, razones para tratar la obesidad como una enfermedad crónica”, explica a The Lancet John Wass, catedrático de endocrinología de la Universidad de Oxford.

Y agrega: Los factores responsables de la obesidad se dividen en dos categorías: Una es la predisposición biológica y genética de la persona. La otra son los factores externos, como el entorno y las condiciones sociales. Entre ellos están los ingresos o el acceso a una buena atención sanitaria.

La alimentación, el estilo de vida, el entorno social y laboral, la depresión, ansiedad, los conflictos personales, también influyen, por lo que especialistas consideran que el tratamiento para contrarrestarla debe ser integral, con un acompañamiento psicológico además de restringir la ingesta calórica.

LOS RIESGOS

El primer paso es reconocer la obesidad como una enfermedad y la importancia de combatirla es principalmente porque está relacionada con muchas enfermedades crónicas, incluidas la diabetes, problemas cardiovasculares, la hipertensión y los accidentes cerebrovasculares, así como varios tipos de cáncer.

Se detecta y se clasifica con base en el Índice de Masa Corporal (IMC). Se calcula dividiendo el peso de una persona en kilogramos por el cuadrado de la altura en metros.

Un IMC igual o superior a 30 se considera obesidad y un IMC igual o superior a 25 se considera sobrepeso.
En instituciones del Sector Salud en México, es otro indicador la medida de la cintura: El riesgo aumenta si la circunferencia de cintura mide más de 80 centímetros en mujeres y más de 90 centímetros en el caso de los hombres.

Epidemia aguda

De acuerdo con la Federación Mundial de Obesidad, en 2022 México ocupó el quinto lugar en obesidad en el mundo y se estima que la cifra aumente a 35 millones de adultos para la siguiente década.

Tabasco es uno de los estados que supera la prevalencia nacional en obesidad, con ocho de cada diez habitantes, junto con otras seis entidades: Sonora, Colima, Baja California, Yucatán, Quintana Roo y Campeche.

A nivel mundial, las tasas más altas de obesidad se encuentran en América del Norte, América Latina y el Caribe. Es probable que casi la mitad de las personas (47%) en Estados Unidos sean obesas para 2030.

Pero este problema también ha alcanzado “proporciones epidémicas” en Europa, advirtió recientemente la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Según sus datos, casi el 60% de los adultos y uno de cada tres niños en edad escolar presenta exceso de peso u obesidad en el continente y la tendencia es ascendente.

Las cifras revelan que ningún país está en vías de cumplir el objetivo de la OMS de detener la obesidad para 2025.
La obesidad causa más de 1,2 millones de muertes al año en Europa, lo que supone el 13% de todos los fallecimientos, destaca el informe.

«Se estima que la obesidad es responsable, cada año, de al menos 200.000 nuevos casos de cáncer en Europa». Hay al menos 13 tipos distintos de tumores cuyo riesgo de aparición está estrechamente ligado a los kilos de más. Así, se ha demostrado que el cáncer de mama, colorrectal, riñón, ovario o páncreas, entre otros, están relacionados con la obesidad.

EN AUMENTO

El sobrepeso y la obesidad se definen como una acumulación anormal o excesiva de grasa que puede ser perjudicial para la salud.

La obesidad, antes considerada cuestión de estética, es un padecimiento que se caracteriza por la acumulación excesiva o anormal de grasa o tejido adiposo.

7 de cada 10 mexicanos con sobrepeso u obesidad.

8 de cada 10 tabasqueños.

2.600 millones en el mundo (2020)

México, quinto lugar mundial en 2022.

PROYECCIONES

La OMS y la Federación Mundial de Obesidad advierten que si no se toman medidas:

51% de la población global sufrirá sobrepeso y obesidad en 2035.

4.000 millones de personas en el mundo aproximadamente.

1 de cada 4 personas será obesa.

400 millones de niños vivirán con el padecimiento en 2035 si no se toman medidas.

CAUSAS

Genética

Alimentación y estilo de vida: Aumenta la ingesta de alimentos de alto contenido calórico que son ricos en grasa.

Disminución de la actividad física: Hábitos cada vez más sedentarios en el trabajo, los nuevos modos de transporte y la creciente urbanización.

Depresión

CONSECUENCIAS

Enfermedades cardiovasculares (principalmente las cardiopatías y los accidentes cerebrovasculares).

Diabetes

Trastornos del aparato locomotor (osteoartritis).

Algunos cánceres (endometrio, mama, ovarios, próstata, hígado, vesícula biliar, riñones y colon).

EMERGENCIA

En 2021, la fue responsable de 2,8 millones de muertes por enfermedades no transmisibles (ENT) en las Américas.

Incrementa el gasto sanitario.

RECOMENDACIONES

Acude al médico para una valoración.

Realiza actividad física. 30 minutos diarios es lo recomendable para adultos y 1 hora para niñas, niños y adolescentes.

Toma agua simple, entre 6 y 8 vasos al día (cada vaso de 250 mililitros).

Evita consumo de refrescos.

Modifica tu alimentación. Aumenta el consumo de verduras y frutas y disminuye el consumo de alimentos que contengan grasas, carbohidratos y sal.

FUENTES: Atlas Mundial de Obesidad 2023/Gaceta UNAM/Mundo.es/OMS/Sector Salud

FRASE

“El apetito y la saciedad se heredan, y hasta el 70% del peso corporal es genético, razones para tratar la obesidad como una enfermedad crónica”

John Wass, catedrático de endocrinología de la Universidad de Oxford.

Acerca de Jorge Cupido

Te puede interesar

Día Mundial del Sándwich Mixto

No se necesitan muchos ingredientes para crear un plato que satisfaga hasta los paladares más …