Vida Bienestar: ¿Qué daña la microbiota intestinal?

Por: Laura Rosado

La vida es hoy

@laurarosado,vidabienestar

Caldo de hueso

Hablemos de nutrientes y salud

Seguramente has escuchado hablar de la microbiota intestinal o también llamada flora intestinal. Son poblaciones de millones de bacterias que viven en nuestro tracto digestivo, en nuestro intestino, y sus funciones principales son:

-Promueve una digestión adecuada donde “distribuye” los nutrientes a nuestro organismo.
-Estimula y protege nuestro sistema inmune.
La microbiota tiene un papel fundamental en nuestra salud de todo el organismo, así que vamos a aprender qué la daña para así ir conociéndola, protegerla mejor y para conservar nuestra salud y obviamente alejar a la enfermedad.

¿Qué daña la microbiota?

– Los antibióticos: Todos hemos tomado antibióticos en nuestra vida, muchas veces son inevitables, es uno de los medicamentos que se prescriben más en este mundo moderno. Desde que nacemos estamos expuestos a este tipo de fármacos, no solamente debido a las prescripciones del doctor, sino también a través de los alimentos.

A los pollos y reses se les suministran antibióticos de manera constante, porque los están alimentado para engordarlos, para prácticamente inmóviles en una especie de campo de concertación, entonces mientras engordan, pueden enfermar y los saturan de antibióticos, que al final llegarán a nosotros.

También muchas frutas y verduras mientras crecen son regadas con antibióticos para evitar que enfermen. Es casi imposible no estar expuestos a los antibióticos, y se vuelve tan normal, que ya no cuestionamos nada.

Los antibióticos tienen un efecto devastador en las bacterias buenas de nuestro cuerpo, no solamente en el intestino, sino también en otros órganos y tejidos. Los antibióticos transforman estas bacterias benéficas, haciéndolas resistentes a estos mismos antibióticos, de modo que la industria crea nuevos antibióticos más potentes y así una cadena.

Los antibióticos tienen un efecto dañino directo en el sistema inmune, haciéndonos más vulnerables a infecciones, lo cual, nos conduce a un círculo vicioso de más antibióticos y más infecciones.

– Nuestra alimentación: Todo lo que comemos afecta directamente nuestra microbiota intestinal. Consumir demasiados alimentos azucarados y carbohidratos procesados incrementa el número de diferentes hongos, en particular de la especie “cándida”. Los carbohidratos procesados azucarados (pan blanco, pasteles, galletas, pastas) contribuyen a la población del intestino por parte de gusanos y parásitos.

– El estrés: El estrés a corto plazo tiene un efecto destructivo en la microbiota intestinal, pero generalmente ésta se recupera con normalidad cuando la situación estrenaste ha terminado.

El problema de la vida moderna es que vivimos en estrés permanente, el cual se llama estrés crónico. Los probióticos son bacterias benéficas en forma de suplemento nutricionales o de fermentados, que se pueden tomar para reparar la microbiota dañada. Durante miles de años la gente ha usado la fermentación. La restauración de la microbiota llega con el consumo de estos probióticos, aunada a una buena alimentación.

Se ha demostrado también que otros problemas de salud responden favorablemente a los probióticos, como pueden ser: Alergias, infecciones viales crónicas, infecciones de la orina, artritis, diabetes, enfermedades autoinmunes.

Y la noticia que te traigo hoy es el nada nuevo “Caldo de hueso” que es una maravilla, lleno de beneficios: Durante siglos se ha usado como un remedio tradicional para las afecciones del tracto digestivo, además de ser muy nutritivo, ya que es rico en:

– Minerales
– Vitaminas
– Aminoácidos
– Colágeno
– Antioxidante
– Combate y alivian los síntomas de gripe y resfriado
– Mejora la recuperación muscular
– Alivia el dolor de articulaciones
– Regeneración celular
– Desintoxicación del hígado
– Cura y sella las paredes del intestino
– Gran aliado en la depresión y déficit de atención
Aquí te dejo la receta, hay muchas variantes, te comparto la que elaboro yo y que en mi experiencia, además de todos los beneficios, queda delicioso.
Receta Caldo de hueso:
3 LITROS APROX. PREPARACIÓN: 5 a 10 horas o más.

INGREDIENTES

• 1 kg de huesos de carne de res, ternera, pollo, pavo o combinar, de preferencia orgánica, que sean animales de libre pastoreo.
• 2 ó 3 cebollas
• 2 zanahorias
• 1 rama de apio
• 2 cucharadas de vinagre de manzana de preferencia orgánico
• 1 cucharada de cúrcuma
• 2 ramita de perejil
• 2 diente de ajo
• 1 cucharadita de jengibre en polvo o 4 cm. de jengibre fresco
• 1 puño de hojas de laurel
• 2 ramitas de cilantro
• 1 cucharadita de cardamomo
• 2 ó 3 litros de agua, los que quepan en la olla una vez introducido el resto de ingredientes
• 1 cucharadita de sal o al gusto

INSTRUCCIONES

1. Pon todos los ingredientes en una olla de cocción lenta a temperatura baja o en una olla eléctrica a presión en modo slow cooker (si tiene esa función, dependerá del modelo) o una olla convencional con una buena tapa hermética a fuego muy bajo. Entre 5 y 10 horas e incluso más tiempo.
2. Pasado el tiempo, deja enfriar.
3. Retira los huesos y las verduras y envasa en tarros de cristal que aguantarán en el refrigerador unos 4 ó 5 días. O se puede congelar.

NOTAS

• Para descongelarlo: para descongelar cualquier alimento de hecho, recuerda que lo mejor es pasarlo del congelador al refrigerador para que pierda temperatura de forma progresiva.
• Si los huesos tienen tuétano, ¡cómetelo!
• Si quieres puedes aprovechar las verduras para hacer un puré, pero ten en cuenta que el sabor será bastante fuerte y sus vitaminas están ahora en el caldo.

“Que tu alimento sea tu medicina y que tu medicina sea tu alimento”
Hipócrates

Gracias por leerme.
LAURA ROSADO/. LA VIDA ES HOY.

Acerca de Jorge Cupido

Te puede interesar

Mira lo que dijo Carolina Herrera sobre el uso de los Jeans

El nombre de Carolina Herrera, la reconocida diseñadora de Venezuela, se vio entre las tendencias …