José Alfredo Jiménez Pérez pide apoyo a los ciudadanos y a las autoridades

Después de un problema callejero José Alfredo Jiménez Pérez, resultó culpable por lesiones, condenado a 7 años en el interior del Creset, en la actualidad salió de prisión y su medio hermano lo despojó de la vivienda de sus padres, ahora vive en el puente peatonal que conecta a la colonia Gaviotas con la Manga; se dedica a tejer y vender hamacas, pide el apoyo alguna autoridad para poder tener una vivienda digna y hacer una nueva vida.

Acerca de Joel Rubio

Te puede interesar

Huimanguillo, tierra fértil en la contienda política

Gobernar el municipio significa controlar parte de la región Chontalpa, todo un reto para las …