Pide OPS no bajar la guardia

La fase aguda de la variante ómicron, con picos altos de contagios y hospitalizaciones por Covid-19 ya pasó en muchos países de América Latina, pero no hay que bajar la guardia porque sigue siendo preocupante el número de muertos, que no se frena, informó este miércoles la Organización Panamericana de la Salud (OPS).

«Aunque todavía son muy elevadas, las nuevas infecciones y hospitalizaciones están empezando a bajar en algunos países de la región. Los casos han bajado un 31% respecto a la pasada semana», dijo en su conferencia de prensa semanal la doctora Carissa Etienne, directora de la OPS.

33 mil muertos en una semana

La OPS informó que, durante la última semana, el continente americano registró 4.8 millones de casos nuevos de covid-19 y 33 mil muertos, en medio de la ola de la variable ómicron, más contagiosa que las anteriores.

En la misma línea se expresó Sylvain Aldighieri, experto de la OPS sobre la covid-19, al indicar que «probablemente» el continente americano «esté ya en la ladera de bajada de la ola global causada por ómicron».

Los expertos advirtieron, no obstante, que el impacto sigue siendo importante dado que las muertes en la semana anterior han aumentado un 13%.

Situación en México

La OPS reconoció una tendencia a la baja en el número de contagios de Covid-19 en México de alrededor del 40% en la disminución de casos en la última semana.

“En México esta semana el número de casos activos pasó de casi 208 mil a 125 mil, un descenso del 40 por ciento. En este contexto la OPS sigue recomendando la mayor prudencia y cautela a corto y mediano plazo dado que se sigue observando un alto número de casos nuevos en países de la región. Estamos todavía observando un incremento de los fallecidos con un 13 por ciento más durante la primera semana de febrero comparado con la última semana de enero”.

Asimismo, Aldighieri confirmó que la variante ómicron ya es la predominante en México.

“Particularmente en México de acuerdo con los datos reportados por la Red nacional de vigilancia genómica que está liderada por el Indre durante las dos primeras semanas de enero de 2022 se ha detectado la variante Delta en un 5 por ciento de las muestras mientras que Ómicron fue detectada en el 95 por ciento de las secuencias; sin embargo para el 31 de enero el 100 por ciento de las secuencias fueron identificadas por Ómicron siendo predominante en México”.

Tres escenarios

Los expertos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) preparan respuestas ante tres posibles evoluciones de la pandemia de COVID-19, dos de ellas relativamente optimistas, según destacó en rueda de prensa la directora de Enfermedades Epidémicas y Pandémicas del organismo, la doctora Sylvie Briand.

El primer escenario significaría una continuación de la actual situación, en la que el coronavirus se sigue transmitiendo pero sin provocar excesivos casos graves, mientras que una segunda opción permitiría controlar el virus de manera similar a como se gestiona anualmente la temporada de gripe, indicó la experta francesa.

En ese caso, «el virus continuaría circulando pero la vacuna se iría adaptando para evitar que causara muchos casos graves u hospitalizaciones», lo que seguramente requeriría, como en la gripe, vacunaciones anuales a grupos de riesgo y dosis modificadas cada temporada para responder a la evolución del coronavirus.

Un tercer escenario, el más pesimista, contempla la emergencia de nuevas variantes del coronavirus, «creando una situación comparable a la de 2020, cuando la gente aún era muy vulnerable y era probable que se desarrollaran formas graves de la enfermedad», alertó la epidemióloga.

Briand aclaró que estos escenarios que maneja la OMS «no son predicciones» sino formas de responder con cautela a la actual evolución de la pandemia, en la que aún hay incertidumbre «y ya se ha visto emerger cinco variantes de preocupación, por lo que podría surgir una sexta».

¿Al final del túnel? Todavía no

Las vacunas han acabado mostrándose aún eficaces ante la nueva variante, aunque sobre todo a la hora de reducir los casos graves, mientras se ha reducido el potencial de estos fármacos para rebajar la capacidad de infección.

Esto se ha intentado compensar en muchos países con vacunas de refuerzo, algo que «se ha mostrado eficaz pero no es sostenible», admitió Briand, quien afirmó que se está trabajando en nuevas composiciones de estos fármacos que prueben ser eficaces también contra las futuras variantes que puedan surgir.

«No estamos aún al final del túnel, necesitamos ver cómo evoluciona la situación en los próximos meses y todavía hay riesgos de nuevas variantes, pero al menos con ómicron ha habido menos hospitalizaciones y ello ha reducido la presión en los centros médicos», resumió la experta de la OMS.

Acerca de NOVEDADES

Te puede interesar

NASA presenta innovador avión supersónico

La NASA presentó el viernes 12 de enero su innovador avión supersónico silencioso X-59 Quesst …