Trasciende fronteras “oro verde”

En medio de la crisis del petróleo, Enrique Quintero Tapia, presidente de la Asociación Agrícola Local de productores de Tacotalpa, asombrosamente compara a Tabasco con las más importantes fincas bananeras centroamericanas y se muestra orgulloso del retorno del auge del “oro verde”.

Si en 1979, durante la administración de Leandro Rovirosa Wade, la entidad vivió el primer boom petrolero, 30 años después, “la gallina de los huevos de oro se secó”, confirma también el propio presidente Enrique Peña Nieto, cuando se refirió hace algunos días a la declinación de la producción del gigante llamado Cantarell.

Las estadísticas dadas a conocer por Petróleos Mexicanos (Pemex), indican que en los últimos cinco años la extracción de crudo cayó de manera estrepitosa en la región sur al pasar de 450 mil barriles diarios a 305 mil barriles.

A diferencia de lo que hoy ocurre con el petróleo, la actividad agropecuaria en Tabasco sube como la espuma, tanto así que hoy esta aporta más del 3 por ciento al Producto Interno Bruto (PIB) estatal.

Desde 1975 cuando se vivió el primer auge petrolero el sector terciario se había convertido en el pilar de la economía estatal.

El sector primario, que en 1970 representaba el 19.5% del PIB de Tabasco, redujo su importancia en la economía local a tan sólo el 3.8% en 1980 y hasta llegar al 1.37% en 2014, mientras que el secundario aumentó su relevancia del 39.2% al 83.4% en el mismo período, aunque en 2014 cerró en 66.6 por ciento y de ahí ha venido en picada.

Trump no es amenaza

Enrique Quintero, un viejo lobo en el negocio del plátano, señaló que las restricciones impuestas al comercio internacional por el gobierno de los Estados Unidos, no representan un freno a las exportaciones, porque en realidad es poco el banano tabasqueño que se coloca en el mercado de la Unión Americana.

Indicó que para los productores de la zona de la Sierra, el mercado más importante lo representa la Unión Europea, además de Rusia, Japón, Corea del Sur y Holanda hacía donde están enviando cerca de 50 mil cajas de la fruta de forma mensual.

Precisa que son entre ocho y 10 contenedores semanales los que salen de la zona de producción, cada uno con 1,080 cajas abordo.

Aunque dice el exportador que el precio de 3.50 dólares por caja como están vendiendo al exterior, no es muy atractivo, “lo importante es conservar ese mercado”.

En la zona de la Sierra hay sembradas más de ocho mil hectáreas de banano, más del 80 por ciento con riego tecnificado, incluso muchos productores tienen proyectos para ampliar sus superficies,

Pero no todo es verde, porque Quintero Tapia, asegura que las bajas temperaturas son un enemigo del banano.

“Si estas llegan a bajar hasta los 10 grados se nos acaba la producción, porque el frío produce un efecto que hace que se coagule el látex, se vuelve color canela la fruta”.

Resalta que en estos momentos el plátano tiene mucho futuro, sobre todo si se logra volver a reactivar una campaña publicitaria para impulsar el consumo de la fruta, como ocurrió hace algunos años.

Asimismo, dio a conocer la posibilidad de llegar a otros mercados derivados de las negociaciones que se llevan a cabo a través de compradores europeos.

platano 2

Nuevos nichos de mercado

Francisco Uribe

De acuerdo con estadísticas de la Secretaría Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa), los mercados de Japón, Corea, Reino Unido, Beirut y Nueva Zelanda son a partir de 2016 los nuevos mercados del plátano y el limón tabasqueño.

Hasta diciembre del año pasado las exportaciones de cinco productos agrícolas de Tabasco, entre ellos plátano, limón persa, papaya, cacao y cocotero, sumaron 100 mil toneladas, con un valor de 990 millones de pesos.

Lo anterior representa para el sector un repunte del 45 por ciento en cuanto al volumen exportado al mismo mes de 2015.

Se logró abrir los mercados de Japón y otros de Asia y Oceanía debido a las constantes visitas de misiones comerciales de productores del estado, donde se promocionaban las frutas.

En 2016 la producción de plátano fue un generador de ingresos para el campo tabasqueño, por el valor de las ventas.

En 2016, la producción alcanzó las 550 mil toneladas, con un valor de producción platanera de 2 mil 133 millones, no vista antes y que fue gracias a una inyección de recursos para este sector tabasqueño.

De acuerdo al Servicio de Información Agroalimentaria y Pesquera (SIAP), se destacó que el incremento en el valor de la producción subió el 36% en relación a 2015, con lo que se alcanzó un ingreso inédito para productores.

Tabasco es junto con Chiapas y Veracruz uno de los grandes productores de plátano en México, pero en 2016 se despegó por el valor de sus ventas, logró una comercialización a mejores precios por la calidad del fruto y avanzar en sus exportaciones.

Uno de los grandes retos del campo de Tabasco es aumentar la producción, pero sobre todo la rentabilidad por hectárea, lo cual sucedió en el sector bananero en 2016.

El aumento en el rendimiento en las fincas plataneras tiene varias causas: Una fue el estrecho trabajo de autoridades con productores de plátano.

Acerca de Francisco Uribe

Te puede interesar

Amenaza cambio climático a litoral tabasqueño

Tabasco, con sus 197 kilómetros de costas que abarca los municipios de Huimanguillo, Cárdenas, Centla …