Se extinguen oficios en Villahermosa

En peligro de extinción se encuentran oficios que han perdurado por años  en distintos puntos de la ciudad como plomeros, peluqueros, talabarteros, zapateros, sastres y hasta afiladores, trabajos que con el paso del tiempo han sufrido los estragos de la modernidad y la economía.

A través de un recorrido, Novedades de Tabasco constató la situación que enfrentan actualmente personas como José Atila Hernández Torres, quien lleva 30 años en la plomería y es uno de los diez dedicados a este oficio, que se encuentran en el Parque Juárez. Está desempleado desde hace un mes.

Hernández Torres, comentó que muchos de sus compañeros han demeritado el trabajo o quedan mal con los clientes y por eso han bajado las contrataciones.

“Nuestro trabajo va desapareciendo, ya que en la actualidad cualquiera puede arreglar una falla de agua, a las nuevas generaciones ya no les interesa aprender este noble oficio”, expresó.

En una de las últimas peluquerías que existen en la calle Pino Suárez, a cargo de Pedro Carrasco, 45 años de experiencia han sido suficientes para ser testigo de esta transición: “Soy el último peluquero, porque ahora los que existen son estilistas”, comentó Carrasco Suárez,  al tiempo que se dijo preocupado, pues se mantiene de este oficio y al desaparecer se quedaría sin trabajo.

“El peluquero hace servicio completo corte de pelo, barba, bigotes, cejas y los vellos en nariz y orejas; y ahora los estilistas modernos sólo hacen corte”, compartió este peluquero de antaño.

HISTORIA

Entre los oficios ambulantes a punto de desaparecer están los afiladores como don Ríos, hombre que desde hace 45 años recorre las calles anunciando la llegada del  afilador por los alrededores del antiguo mercado Pino Suárez, donde es conocido por su amplia cartera de clientes.

Asimismo comentó que, “con la modernidad muchos afilan con esmeril, limas o piedras,  pero no es la misma calidad con la que yo afilo los utensilios”, en la actualidad existen alrededor de 50 afiladores en la capital del estado.

El oficio de la talabartería es sin duda uno de los oficios más antiguos ya que en la entidad era antiguamente la más utilizada para un singular número de cosas como productos para la charrería, zapatos, cinturones, bolsas y todo es realizado a mano pero la industria ha demeritado esta labor artesanal.

Rodrigo de la Cruz Ventura quien trabaja en la talabartería “El potro” compartió con esta casa editorial que en la actualidad ha bajado el consumo de estos productos artesanales, ya que los ciudadanos día a día consumen productos industriales más baratos y de menos calidad.

Subsisten 

  • Plomeros
  • Peluqueros
  • Talabarteros
  • Zapateros
  • Sastres
  • Afiladores

Acerca de Joel Rubio

Te puede interesar

Se mantienen al alza casos positivos, activos y hospitalizados por Covid-19: Salud

Exhorta a toda la población a continuar con cuidados preventivos, y no asistir a lugares …