Realiza Hospital del Niño primera cirugía de reconstrucción laringotraqueal

Con el liderazgo del reconocido doctor Jaime Penchyna Grub, médicos del Hospital del Niño Rodolfo Nieto Padrón realizaron con éxito una reconstrucción de tráquea a un menor de año y medio, que es la primera que se realiza en el estado y que significó dar esperanza de una vida normal.

Este tipo de intervención quirúrgica se practica por el doctor Penchyna desde hace 22 años en México, por lo que nuestro país es puntero en el mundo, en cantidad de niños atendidos. Es para casos en los que, como consecuencia de complicación respiratoria obligó a intubar y posteriormente, hubo una cicatrización o cerrazón de la tráquea.

Entrevistado antes de encabezar la operación, Jaime Penchyna Grub, quien es jefe de servicio de Cirugía de Tórax y Endoscopia del Hospital Infantil de México Federico Gómez, explicó que si bien puede destaparse la tráquea con endoscopia, en ocasiones, esto no es suficiente y se requiere, abrirla, resecar y reconstruirla, quitando la cicatriz.

“A veces se resuelve con procedimientos endoscópica, pero como en el caso de este paciente que se intentó y que se vuelve a cerrar, porque esa cicatriz es una cicatriz que está perenne y se vuelve a formar porque hay un daño en esa zona de la tráquea. No ha permitido que este bebito respire de manera normal”, expuso.

El doctor Jaime Penchyna Grub, que es referente internacional en cirugía y rehabilitación tráquea, advirtió que se trata – según sus palabras- de una operación compleja y “muy fina”, que muy pocos de sus colegas se arriesgan a hacer, y además requiere de mucha evaluación postoperatoria, en al menos un periodo de diez días, y que por lo tanto, en un hospital privado, sería muy cara.

“El problema está en que hay que hacerla (la cirugía) y sobre todo, a veces muchos colegas no quieren entrar en esta área porque los posoperatorio, son poco difíciles. Tienen que estar en terapia intensiva, pero no es una gran cirugía. Es como cuando hablamos de un trasplante que te quitan un hígado para ponerte otro. Es una cirugía muy fina”, consideró el cirujano.

Es esta ocasión, el paciente que fue intervenido es un menor de año y medio, originario de Salto de Agua, Chiapas, que a los nueve meses de nacido padeció de rotavirus, y desde entonces, fue intubado por lo que presentó dificultades para respirar y aun cuando se le intentó abrir la tráquea, dilatándosela con endoscopia, sus limitaciones continuaron.

La única opción era abrir la tráquea y reconstruírsela. Pero, el doctor Penchyna anticipó que la operación no sería muy compleja.
“Creo que para hacer la primera cirugía aquí, no es un caso muy complejo. Tiene solamente estenosis por debajo de las cuerdas, una porción de la tráquea que se puede resecar porque hay estenosis más complejas que hay que poner injertos. Pero no está. No es muy, muy compleja”, refirió.

La operación, en la que participaron además de Jaime Penchyna, los cirujanos del Hospital del Niño, Jorge Eduardo Madrigal y Vicente Sánchez Paredes, se realizó sin complicación alguna, y al cabo de diez días, el Hospital del Niño, confirmó que la pronta recuperación del menor, fue un éxito.

Vicente Sánchez Paredes, quien es encargado de Servicio de Cirugías de Tórax del Hospital del Niño, explicó cuáles fueron las señales de la recuperación exitosa del menor.

“Afortunadamente, ahora ya a casi dos semanas que se hizo la intervención, la evolución ha sido satisfactoria, se le hizo ya el estudio de control y la anastomosis, que es el sitio que se resecó que es la parte que estaba estrecha y se volvió a empatar, por así decir o anastomosar que es el término correcto. Va bien, va evolucionando bien, todavía está un poco inflamado, pero seguramente eso va a disminuir y va a permitir que apertura más que ella pueda respirar”, aseguró.

En una de las camas del Hospital del Niño, el menor ya está a la espera de que le sea retirada la cánula por la cual respira, pero también, según su madre, Erika Montejo Guzmán, ya está por dársele de alta.

“Gracias a Dios salió bien de la cirugía, ahorita está bien y todo, está digiriendo muy bien la comida, prácticamente va evolucionando muy bien, apenas le hicieron la broncoscopia y pues, salió que está cicatrizando bien en esa parte. No presenta estenosis, prácticamente sí está inflamado un poco pero es porque la cirugía apenas se la hicieron”, expresó con optimismo.
La señora Erika Moreno cuenta que desde que al advertírsele que sólo una cirugía en la tráquea era posible salvar a su hijo, confiaron en los cirujanos que estarían a cargo de intervenir al menor.

“Depositamos toda nuestra confianza en los médicos, porque era prácticamente la vida de nuestro niño, estuvimos en espera de tres horas y ya fue que posteriormente, terminando la cirugía, el doctor salió a darnos el informe de que todo salió bien y todo, y que ya lo iban a pasar a terapia intensiva”, refirió la señora Moreno.

Por la operación exitosa y atención postoperatoria, la mamá del bebé dice estar muy agradecida con los médicos y demás personal el Hospital del Niño que intervino, a los que considera ejemplares.

“La verdad, estoy muy agradecida, porque todo el equipo, médico, personal y todos nos están atendiendo muy bien. Las enfermeras muy amables nos están enseñando a estirar y todo eso, los cuidados que debe tener en la tráquea, cómo hacerle su dieta, cómo bañarlo y todo”, reconoció.

“La verdad estamos muy agradecidos y ojalá que haya más instituciones como ésta, porque la verdad, ayuda bastante a los niños. Los médicos siempre están al pendiente y todo, hacen sus recorridos hasta dos veces al día”, recalcó.

Este nuevo triunfo del Hospital del Niño, que se suma a otras operaciones complicadas de cáncer, es resultado de la gestión realizada por el Gobierno del Estado a través de la Secretaría de Salud y su directora, Silvia Gutiérrez Lucatero, también gracias a la participación que el doctor Penchyna, quien modestamente reconoce que a 22 años de haber incursionado con este tipo de cirugías, como discípulo del cirujano suizo Philip Monnier, ha conseguido que México sea puntero en este tipo de intervenciones, al sumar tan sólo este especialista, más de 300.

“Tengo mucho volumen de pacientes y al día de hoy, estoy seguro que esta cirugía en México es donde hemos hecho más casos en todo el mundo y tengo la fortuna de esta técnica, me dio muchas cosas, una darme a conocer y me invitan a todos lados a dar conferencias y estoy con todos los que hacen este tipo de cirugía. Y sí, México es el número uno. Sin temor a equivocarme”, admitió Penchyna Grub.

Pero, el propio Jaime Penchyna Grub reconoce también que este último logro, el del menor de año y medio, no hubiese sido posible si el Hospital del Niño no le garantizara contar con un personal profesional y suficiente equipamiento.

“Conociendo el hospital y los recursos de humanos y de tecnología que tienen, me siento muy seguro. Sí, muy seguro.

Difícilmente, ahorita si me invitaran de un hospital donde yo viera que no hay recursos, yo creo que no lo opero”, advirtió.

Acerca de Redacción

Te puede interesar

Advierten pescadores aumento de robos efectuados por piratas

Cooperativistas tienen contabilizados entre 70 y 100 hurtos de motores, en tanto, Pemex ha informado …